Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Nelson Mandela refuerza sus defensas para recibir grandes petroleros

La Autoridad Portuaria recibe cuatro ofertas para colocar un sistema de placas metálicas

Defensas cilíndricas en el muelle Nelson Mandela del Puerto de Las Palmas. | | JOSÉ PÉREZ CURBELO

Defensas cilíndricas en el muelle Nelson Mandela del Puerto de Las Palmas. | | JOSÉ PÉREZ CURBELO

El muelle Nelson Mandela consolida su posición como principal enclave para las operaciones con petroleros en el Puerto de Las Palmas. El dique que da abrigo a la dársena de África, utilizado habitualmente por buques que llevan o traen combustibles destinados a la cercana terminal de la multinacional Oryx, está preparado desde hace años para recibir unidades de la clase Suezmax, pero para gestionar con garantías la clase VLCC, que cuentan con mayores dimensiones y capacidad, resulta necesario reforzar los sistemas físicos de seguridad, como las defensas.

La Autoridad Portuaria de Las palmas valora en estos momentos las cuatro ofertas que ha recibido para colocar en el Nelson Mandela un sistema de defensas simples provistas de un panel metálico cerrado con sus anclajes y accesorios. En concreto, la administración quiere instalar catorce unidades que irán intercaladas entre las defensas que ya protegen el muelle durante las operativas. Con la suma de las nuevas barreras, los técnicos confían en que el sistema sea capaz de absorber la energía cedida al sistema de atraque por los grandes petroleros que lleguen o salgan del Puerto a plena carga.

Además del tramo sur del muelle, donde opera Oryx, las nuevas defensas también mejorarán la seguridad en el arranque del Nelson Mandela, un tramo usado habitualmente por los ferris interinsulares de Naviera Armas. En esta otra zona, las placas sustituirán a las estructuras actuales, de tipo cilíndrico.

La renovación de las defensas se suma a otros trabajos asumidos por la administración en la dársena de África. El Puerto ha procedido a la extracción de varios pecios que complicaban las maniobras de los buques en la zona -requisito imprescindible para la llegada de los grandes petroleros, que requieren más calado- y prevé la ejecución de las últimas fases del muelle Nelson Mandela en los próximos años, para lo que ya ha reservado varias decenas de millones de euros. Los futuros alargues del dique más oriental del recinto de la capital grancanaria contribuirán al incremento de actividad de la terminal de combustibles, una vez concluyan los trabajos para ampliar su capacidad con nuevos tanques al norte de las instalaciones actuales.

Compartir el artículo

stats