Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Limpieza crea una escombrera al lado de las casas en la subida a El Lasso

Los vecinos denuncian al Ayuntamiento en la Fiscalía por tirar escombros en el lugar desde hace casi un añov El consistorio asegura que el vertido es «temporal»

Imagen de la escombrera. | |JUAN CASTRO

Imagen de la escombrera. | |JUAN CASTRO

Un vertedero de escombros a la puerta de sus casas. Los vecinos no dieron crédito hace casi un año, cuando empezaron a ver como llegaban camiones del servicio municipal de Limpieza a descargar escombros en un solar municipal situado a 20 metros de sus casas, en la urbanización La Filipina, en las inmediaciones de la subida de El Lasso y la Avenida Amurga. Los vertidos empezaron en agosto pasado y no han cesado desde entonces, pese a que el Ayuntamiento les aseguró que era algo provisional. Al Ayuntamiento se han sumado particulares que aprovechan la existencia del basurero para deshacerse de sus propios escombros. Ante la falta de respuesta del Ayuntamiento, los vecinos fueron primero al Seprona y hace una semana denunciaron la escombrera en la Fiscalía, una denuncia a la que se ha sumado el grupo de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria (CC-UxGC), que considera que se trata de un vertedero «a todas luces ilegal», por mucho que la Concejalía de Urbanismo autorizara hace unos meses la creación de un apiladero provisional.

Montaña de escombros en la subida de El lasso, al fondo las casas. | | JUAN CASTRO

Desde la Concejalía de Servicios Públicos, que dirige Inmaculada Medina, aseguran que el espacio municipal «se ha habilitado de forma temporal para ubicar los escombros que los vecinos dejan de forma irregular en la calle». Añaden que «a corto plazo la Concejalía de Servicios Públicos está trabajando en un contrato para que estos vertidos sean trasladados de El Lasso a un gestor autorizado», algo que esperan «resolver pronto».

Sin embargo, la preocupación y la indignación no hace más que crecer entre los vecinos, que ven como la montaña de vertidos al lado de sus casas no para de crecer. «Esto es una montaña de escombros. De vez en cuando traen un tractor, aplanan lo que van echando, le echan tierra encima y siguen vertiendo, sin control de ninguna clase. Ahí llega todo el mundo y tira lo que le da la gana y luego resulta que tú tiras escombros al barranco y se forma una pelotera que no es ni normal. Pero el Ayuntamiento está por encima de la ley, o eso deben pensar», subraya José Luis Santiago Díaz, presidente de la asociación de vecinos Amurga.

En opinión de Santiago, el solar, por muy municipal que sea, no es un lugar adecuado para montar una escombrera. «Hay viviendas a veinte metros y esto clama al cielo. Todo el día descargando camiones ahí. Parece que estamos yendo hacia atrás en el tiempo», se queja Santiago Díaz, quien añade: «Figúrese la que hubieran liado de haber sido un particular el que hubiera realizado el vertido, la de sanciones que le hubieran metido. El pueblo está un poco cansado de estas cosas y de estas historias».

El Ayuntamiento optó por montar la escombrera de El Lasso, después de que se venciera el contrato que tenía con un gestor autorizado, que era el que se encargaba de recoger y tratar todos los escombros que la gente depositaba de manera incontrolada a lo largo del municipio. La empresa gestora rechazó seguir con el contrato vencido y Limpieza optó por apilar los escombros en este solar.

16

Escombrera en El Lasso Juan Carlos Castro

En opinión de Francis Candil, portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria (CC-UxGC), «el Ayuntamiento optó por la peor alternativa que podía haber adoptado. En vez de negociar con el Cabildo para llevar esos escombros a Salto del Negro, lo que hace es apilar escombros, algo que no cumple con ninguna normativa» medioambiental. A su juicio, la escombrera es «una consecuencia más del desastre que hay con los contratos de servicios, muchos de los cuales están vencidos». A su juicio, «es un acto de irresponsabilidad máximo y una desvergüenza incumplir las normas y luego pedirle a la población que respete la normativa medioambiental». Añade que «ni siquiera han cumplido las condiciones de su propia autorización, como la instalación de barreras que impidan que los particulares accedan al solar. Ellos mismos incumplen lo que se han autorizado a sí mismos».

Además de a la Fiscalía, los vecinos han denunciado la escombrera en el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). Santiago expresa su esperanza de que el Seprona ponga el asunto en conocimiento de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural. Advierte que si en el plazo de un mes no se clausura el basurero, iniciarán movilizaciones de protesta. «Nuestro temor es que eso se vaya a quedar ahí de por vida», indica el dirigente vecinal, quien considera que además de dejar de tirar escombros, el Ayuntamiento debe retirar los que ha depositado hasta ahora y limpiar el solar.

Por su parte, desde la Concejalía de Servicios Públicos señalan que respetan «la decisión de los vecinos, pero hay que tener en cuenta que este espacio se ha habilitado de forma temporal» para depositar los escombros hasta que se firme un contrato con una nueva empresa gestora de residuos. Este nuevo contrato, que «será menor por lo que se espera resolverlo pronto», aseguran las fuentes, supondrá una solución al problema a «corto plazo», hasta que «salga el pliego de condiciones» del nuevo contrato de «recogida de trastos, que potenciará aspectos como la cita previa y los servicios de recogida, incluyendo un nuevo servicio que es la recogida de escombros de obras».

Compartir el artículo

stats