Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval | Se jubila un personaje emblemático de las fiestas

Fidel se corta la barba

José Vázquez retira a su famoso personaje del Carnaval por las protestas de Cuba

José Vázquez, el Fidel Castro del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

José Vázquez, el Fidel Castro del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Después de casi 40 años dándole vida al comandante Fidel Castro, José Vázquez ha decidido ‘cortarse’ la barba y dejar de interpretar a este famoso personaje del Carnaval de Las Palmas.

Otro año por esta época ya estaría a punto de dejarse crecer la barba, junto a su inseparable Che Guevara, para interpretar al comandante Fidel Castro en los Carnavales capitalinos, pero José Vázquez ha decidido acabar con el personaje a causa, asegura, de las revueltas de la población en varias ciudades de Cuba. Con el Comandante se va uno de los personajes más carismáticos y entrañables del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria que, a buen seguro, la gente echará de menos, no en vano fueron esos carnavaleros los que decidieron hace casi 40 años bautizar como Fidel al personaje que encarnaba Vázquez. Por el contrario, su casi eterno compañero Ángel Santana, el alma del Che Guevara, quiere seguir dándole vida a su personaje en las próximas fiestas, en las que espera que se haya «solucionado todo» en el país caribeño. Ambos llevaban unos 20 años corriendo los Carnavales juntos, después de que Santana le pidiera permiso al comandante para acompañarle en las rutas carnavaleras, junto al resto de personajes, como El Escocés, el Borrachito, Cantinflas o la Negra Tomasa. «¡Patria o muerte!» y el puño en alto constituían el grito de guerra de esta pareja que generaba controversias, vacilones y los diálogos más disparatados, tan típicos de las farras carnavaleras.

José Vázquez y Ángel Santana, disfrazados de Fidel Castro y Che Guevara. |

José Vázquez y Ángel Santana, disfrazados de Fidel Castro y Che Guevara. | | P. ARBELO

José Vázquez sostiene que las últimas protestas le han decidido a «colgar a un personaje que es un tirano. Me niego a interpretarlo porque hay familiares por medio, Yo quiero mucho a ese país y mi nieto es hijo de Carlos El Negro el Cubano, pero a mis 74 años yo no quiero saber nada de ese régimen y para mí es muy doloroso», subraya mientras se le entrecorta la voz por la emoción.

Vázquez, nacido en el Risco de San Nicolás, recuerda como si hubiera pasado hace un minuto el momento en el que nació su comandante, un personaje con el que ha corrido muchos carnavales y con el que se lo ha pasado en grande, no en vano es muy querido por la gente. «Creo que era el año 1982 o por ahí. Un guardia civil me regaló un uniforme militar completo con las botas y la gorra, así que me disfracé de militar. Me dejé crecer la barba y me puse un puro, porque yo siempre he dicho que una buena barba y un puro te permiten crear muchos personajes. Cuando llegué a la calle Albareda, aquello fue un escándalo. La gente me gritaba «¡Fidel! ¡Fidel!». Fue la gente la que me identificó con el comandante y yo me dije: aquí está el personaje», recuerda. Fue entonces, aclara, cuando empezó a perfeccionar el disfraz. Le añadió la gorra y las medallas. Cuenta que los rusos de la flota que recalaban por el Puerto en aquel entonces le regalaron las medallas con las que adornó su uniforme caqui. «Yo trabajaba en una gasolinera que había frente al edificio de El Muelle y les compraba las latas de caviar y de cangrejo que vendían. Yo les daba una botellita de ron o de coñac y ellos en agradecimiento abrían una maleta llena de medallas e insignias y me las regalaban».

«Fidel sabe de usted»

Vázquez tiene un sinfín de anécdotas a cuenta de su personaje y asegura que el expresidente Fidel Castro, el verdadero, supo de su existencia. «Me acuerdo una noche que en un mogollón se me acercó un señor negro y me preguntó qué quería decir yo disfrazándome de Fidel. Le expliqué que el disfraz surgió porque la gente me identificó con él y me hizo una foto. A los quince días me lo tropiezo en el mismo sitio y me dijo: «¿Sabe una cosa? Le mandé su foto al comandante y me dijo que él ya sabía de usted». Y yo le respondí: «Yo también sé de él, que lleva a Cuba por un camino de mala muerte». Y ahí terminó la cosa», cuenta Vázquez, que hará unos diez años decidió añadir al disfraz una bandera de Estados Unidos.

Ángel Santana seguirá dándole vida al Che Guevara cuando la situación se calme

decoration

Está muy agradecido a la gente que lo va a ver. «Siempre nos han recibido bien, con cariño, pero esta situación que hay en Cuba ahora me ha dolido mucho y no puedo seguir con este personaje, que es un tirano. Y yo lo que no quiero es que la gente me señale», explica. Jubila a su personaje, pero él no se retira, advierte. Ya está preparando un nuevo disfraz que, si no se arrepiente de aquí a que empiece el Carnaval de la Tierra, será de toolpusher, en recuerdo a aquellos jefes de perforación de las plataformas petrolíferas a cuyas órdenes trabajó cuando era joven durante varios años para ganarse el pan.

Muy diferente es la posición de Ángel Santana Che Guevara, a cuyo personaje admira, aunque también fue la causalidad la que le llevó a encarnar al mítico revolucionario. Como a José Vázquez a él también le duele la situación que está viviendo el pueblo cubano. «Lo que queremos es que se solucione todo antes del Carnaval que viene. Si vuelve la normalidad y la cosa está tranquila, seguiré con mi personaje. Tenemos miedo por nuestra integridad o que nos hagan algo, aunque nunca nos ha pasado nada, pero como le dije al comandante: tenemos que esperar al año que viene porque no se sabe lo que va a pasar». Para Santana la situación es igualmente dolorosa porque su hermana y su cuñado viven en Cuba.

«Para mí lo que está pasando es muy triste, porque si hay una cosa que yo valoro es el pueblo y para mí es muy jodido porque nunca había pensado que después de la revolución que derrocó a Batista esto se pusiera así», opina Santana, quien prefiere no pronunciarse sobre las revueltas. «Yo respeto que el pueblo se meta con el régimen, pero no voy a hablar mal del régimen porque me faltan datos para valorar lo que está pasando. Mi visión es la de un país revuelto, aunque mi cuñado me dijo que la cosa estaba más calmada», dice. Tras atribuir los males de Cuba al bloqueo americano, Ángel Santana es rotundo cuando afirma que se identifica con su personaje : «El Che representa para mí la libertad y la lucha».

Vázquez: «Lo que ha pasado me ha dolido mucho y no quiero seguir interpretando a un tirano»

decoration

También fue la causalidad, recuerda, la que lo llevó a disfrazarse de él. «Estábamos en un asadero, yo tenía barba y mi cuñado me dijo que me daba un aire al Che. Me preguntó que si me daba la ropa me disfrazaría y le contesté: eso está hecho». Le pidió permiso al Comandante José Vázquez para ir juntos en las fiestas carnavaleras y este le respondió: «Usted se pone a mi lado hasta que Dios quiera». Y así pasaron veinte años hasta que la pandemia mandó parar en lo que parecía un paréntesis, pero que será un adiós definitivo.

15

José Vázquez, el Fidel Castro del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Compartir el artículo

stats