Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acantilado de La Laja se ilumina con 68 proyectores led para realzar su belleza

El Cabildo inaugura el nuevo alumbrado dentro del plan para la mejora paisajística del arenal

Nueva iluminación del Acantilado de La Laja La Provincia

La entrada sur de Las Palmas de Gran Canaria se renueva para ganar en vistosidad y encandilar a los visitantes nada más acceder a la ciudad. Este martes se ha inaugurado el nuevo encendido que le aporta un toque de luz y color al acantilado de La Laja y que forma parte del plan del Cabildo insular para la recuperación integral del entorno de la playa capitalina, dotado con 3,8 millones de euros. Asimismo, fue presentada toda la mejora de las inmediaciones de la antigua estación de servicio con la intención de realzar la belleza paisajística, natural y geomorfológica de este enclave de la capital. 

Estas dos actuaciones han supuesto una inversión de 520.863 euros de fondos procedentes del Cabildo de Gran Canaria, con la intención de transformar el acceso a la capital en el punto con mayor afluencia de tráfico rodado de toda la Isla. Del total de la suma, casi 407.000 euros se dedicaron a la iluminación del acantilado, para la que se han tenido en cuenta criterios estéticos y artísticos. En la escarpada ladera se han instalado 68 proyectores led de diferentes potencias en 17 localizaciones diferentes a lo largo de la formación rocosa a modo de ornamentación muy sutil, los cuales se encenderán de manera controlada. De esta forma, no solo se estaría ahorrando energía, sino que también mitiga los efectos de contaminación lumínica, garantiza la protección ambiental del entorno y protege y conserva los cielos nocturnos. Los proyectores se encenderán y apagarán automáticamente con el sistema Dali, utilizado ya en edificios y monumentos, para no interferir en la vida de la fauna silvestre.

Este acantilado es, además, de un gran valor geológico y geomorfológico, puesto que forma parte de un selecto grupo de creaciones vinculadas a la formación detrítica de la Isla, entre las etapas geológicas del Mioceno y el Plioceno, es decir, hace unos 14 millones de años. En la capital, solo el escarpe de El Rincón tiene una edad aproximada similar. Ambos forman parte del primer ciclo volcánico que dio origen a Gran Canaria, en el que los materiales de las erupciones son arrastrados ladera abajo hasta la costa, donde se quedan sedimentados sobre el nivel del litoral. Junto a ellos, solo se puede vincular con el ciclo volcánico del Roque Nublo a otra escarpadura en Santa Águeda, Arguineguín.

López, arquitecto del proyecto, asegura que su idea ha sido convertirlo en un «paisaje didáctico»

decoration

Los otros 114.352 euros de esta partida se han destinado a una obra de mejora del entorno de la antigua gasolinera que prestaba servicio en la GC-1 hasta 1999, momento en el que quedó abandonada con la construcción del túnel Adolfo Cañas y la decisión del Gobierno regional de cerrar el acceso a la misma sin ningún tipo de compensación -lo que fue penado por la justicia años más tarde, teniendo que abonar una indemnización de siete millones de euros a BP y la concesionaria que la gestionaba-. Para recuperar los valores naturales de este área de 1.780 metros cuadrados, el Cabildo procedió a demoler la estructura existente y regenerar el entorno rellenando el lugar y creando jardines en los que se ha instalado una red de riego. 

El arquitecto del proyecto de iluminación del escarpe, José Manuel López, ha comentado este martes, durante el encendido de su obra, que el criterio que había seguido para este alumbrado era que fuera «sutil». De hecho, ha resaltado, «las posiciones de las zapatas no son aleatorias», sino el «fruto de muchas visitas al acantilado, de estudiar bien las formas y sobre todo ver en dónde se ponía el énfasis». Uno de los pilares del proyecto terminó siendo, precisamente, el destacar la importancia de aquellas cosas que permanecían más ocultas para el ojo humano. 

15

Nueva iluminación del Acantilado de La Laja José Carlos Guerra

López ha explicado que pensando el proyecto se dio cuenta que era necesario «convertirlo en un paisaje didáctico y nocturno», que cumpliera con todas las pautas marcadas por la iniciativa Starlight de la Unesco. «En ese sentido, teníamos que cumplir con una temperatura de color de 3.000 grados kelvin, aunque eso favorece porque digamos que la reproducción cromática de los colores es mejor en esa temperatura que en una mayor», ha admitido. Y, por otro lado, que los 35 báculos que se instalaron se integraran en el paisaje y estuvieran en altura para evitar vandalismos.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha destacado que estas dos actuaciones suponen «poner en valor un acantilado llamativo y único en la entrada de la ciudad», gracias a convertir la oportunidad que se les presentaba de «rehabilitar este espacio degradado» por el que la gente pasaba «sin admirar la belleza e historia de este lugar». El mandatario insular también ha recordado que estas no son sino las primeras dos fases del ambicioso proyecto que busca hacer de la entrada sur de la capital grancanaria un lugar único y que resulte más bonito de ver. 

Este martes se vio concluida la primera fase de este ambicioso proyecto de 3,8 millones que le dará un lavado de cara a la entrada sur de la capital grancanaria por la GC-1. Con las luces led de color blanco, se llenó de magia un paraje que muchas veces pasa desapercibido, y que podrá ser contemplado por nativos y foráneos de 21:00 a 00:00 horas en horario de verano, y de 19:00 a 00:00 horas en la época invernal. El acantilado de La Laja ya no será ignorado.

El Plan Suturas

Las actuaciones que se llevan a cabo para la recuperación integral del entorno de La Laja, que están presupuestadas en 3,8 millones de euros, se encuentran dentro del Plan Suturas, la apuesta del Cabildo de Gran Canaria por regenerar el paisaje degradado de los principales corredores de la Isla, la GC-1 y la GC-2. En las inmediaciones del arenal también se creará un nuevo aparcamiento en el acceso norte, se estabilizará el talud de esta zona, se adecentará el acceso peatonal a la playa del túnel bajo la autovía, se construirá un parque periurbano de 40.000 metros cuadrados con zonas verdes y espacios deportivos en la ladera de Hoya de la Plata y se renovarán las fachadas de las viviendas del barrio. | C.A.S.

Compartir el artículo

stats