Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MEDIO AMBIENTE

El dueño oferta las charcas de San Lorenzo para que la ciudad las compre

El empresario prepara la propuesta para registrarla en el Ayuntamiento

Vista de la Charca de San Lorenzo. | |

Vista de la Charca de San Lorenzo. | |

El propietario de las charcas de San Lorenzo ofertará tres de los cuatro estanques de barro que tiene en la zona para que los compre el Ayuntamiento de la capital grancanaria.

Así lo aseguró ayer el empresario Felipe Guerra, quien subrayó que la presentación de la propuesta formal al consistorio es inminente. Una vez que se registre la oferta, los técnicos municipales valorarán los estanques, fijarán un precio y a partir de este momento se iniciará un proceso de negociación que Urbanismo espera que se prolongue durante lo que resta de año.

La presentación de la propuesta es el primer paso que se da en el proceso de adquisición de las charcas, un año después de que el pleno municipal apoyara de manera unánime una moción de CC-UxGC, que fijaba el propósito de alcanzar un acuerdo con el dueño para comprar las charcas, con el fin de evitar el deterioro del espacio natural, garantizar el agua para la supervivencia de las aves y reforestar todo el entorno, en el que la plataforma Salvar las Charcas de San Lorenzo pretende crear un parque agroambiental. Un año después de dicho acuerdo, se quejó Esteban Santana, portavoz de la plataforma Salvar las Charcas de San Lorenzo, «el asunto está muerto. No se ha hecho nada», no solo en relación con la negociación en relación con la compra de los estanques sino en la recuperación del entorno.

«Por lo menos», consideró, «podían haber puesto una señalización para evitar el paso de las motos por la zona. Son acciones que no cuestan dinero y protegen el medio, como pequeñas repoblaciones. Ni siquiera pedimos que compren los estanques, sólo pequeñas intervenciones para recuperar el espacio e impedir, por ejemplo, que las motos puedan pasar por allí para proteger a las aves».

La plataforma Salvar las Charcas de San Lorenzo critica el año perdido en la recuperación del espacio protegido y reclama que se impida el paso a las motos y que se lleven a cabo repoblaciones

decoration

Al margen de la compra de los terrenos, la plataforma Salvar las Charcas de San Lorenzo echa en falta una actitud más proactiva por parte del Ayuntamiento para regenerar la zona, que está integrada dentro del espacio protegido de Pino Santo, incluido el camino real, que «tampoco se ha conservado y está hecho un desastre». Al respecto, señala, que no estaría mal que se pusieran unos carteles en el área que expliquen al visitante qué tipo de aves viven en los estanques.

El concejal de Urbanismo Javier Doreste ha argumentado en varias ocasiones, entre ellas en el último pleno, que el propietario no había presentado ninguna propuesta. Fuentes del departamento indicaron que «hace tres o cuatro meses se le insistió» a Guerra para que presentara la oferta al concurso que convocó el Ayuntamiento a finales del pasado año para adquirir terrenos.

En aquel momento, el edil aseguró que la prioridad era adquirir las charcas de San Lorenzo y fincas agrícolas abandonadas en el Guiniguada.

Así las cosas, el propietario de los estanques expresó ayer su deseo de «llegar a un acuerdo» con el Ayuntamiento, al tiempo que aclaró que los estanques no se vendieron en el pasado porque el «Ayuntamiento pretendía pagar mucho menos de lo que valían. En su momento me pusieron un precio y se hizo una valoración con la que no estaba de acuerdo y por eso no llegamos a nada. No lo pueden valorar como si fuera suelo protegido, porque estos estanques no están secos. Tienen agua que yo vendo y gracias a ellos se riegan los terrenos agrícolas de los alrededores».

Los técnicos valorarán los tres estanques y comenzará un proceso de negociación

decoration

El siguiente paso tras el registro de las ofertas de los tres estanques es la baremación técnica de los terrenos, en la que se establece el interés que tienen desde el punto de vista medioambiental, ecológico, etnográfico o paisajístico.

Se valorará, en definitiva, cual es el interés que tienen para el Ayuntamiento y a partir de ahí se ofertará un precio y comenzará la negociación con el propietario, unas conversaciones que se espera se prolonguen durante varios meses. Las fuentes señalan que la voluntad del Ayuntamiento es adquirir las charcas el próximo año.

El pasado verano varios colectivos, entre ellos Atamarayzat, Salvar las Charcas de San Lorenzo y SEO/ BirdLife, se movilizaron para intentar garantizar el aporte de agua a las charcas, el último episodio de una lucha en la que llevan empeñados los vecinos de San Lorenzo desde hace más de 30 años.

Compartir el artículo

stats