Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Román clama por un centro cívico que sea lugar de encuentro del barrio

La asociación vecinal lleva a los presupuestos participativos una propuesta de redacción del proyecto | La juventud no tiene ahora donde reunirse ni estudiar

Diseño del local social que ha hecho un arquitecto para la asociación de vecinos LP/DLP

En las últimas dos décadas, la población del barrio de El Román ha venido reclamando un espacio sociocultural que pueda servir como punto de encuentro y reunión para los vecinos y vecinas ante la carencia de este tipo de locales en todo el distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, especialmente en los diseminados. Por ello, han propuesto en esta edición de los presupuestos participativos municipales, después de varios intentos que no han salido adelante, la redacción de un proyecto para erigir un centro cívico en un solar de 1.000 metros cuadrados en la esquina de las calles Casa Román y Citrino. 

El terreno, en plena entrada al barrio desde la carretera general de San Lorenzo, pertenece en un 60% al propio Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, y el resto es de dos propietarios privados que estarían dispuestos a vender sus parcelas, según la asociación de vecinos que impulsa esta propuesta. Hasta ahora, cada petición al Consistorio para erigir el local social quedó sobre la mesa de algún despacho sin que se haya tenido en cuenta la demanda vecinal. Sin embargo, en esta ocasión existen más esperanzas porque lo que han pedido es redactar un proyecto para construirlo, y que se haga en base a los procedimientos propios de la administración. Así, creen, se tomarán más en serio esta propuesta, que además será más abarcable dentro de los límites económicos de los presupuestos participativos.

Según Carlos Batista, presidente de la asociación de vecinos El Escorial del Román, «una de las grandes reivindicaciones de San Lorenzo y de los jóvenes es que no tienen un centro cerca para poder estudiar: no hay salas de estudios, tienen que llegar hasta Tamaraceite», e incluso esa se encuentra en malas condiciones. «No hay un espacio en el que la juventud pueda reunirse, pueda conocerse, necesitamos meterles en un lugar que sirva como encuentro y en el que puedan desarrollar actividades culturales», defendió.  

El local tendría salas de estudio, biblioteca y cuartos de ensayo para músicos, entre otras dependencias

decoration

La idea que ha diseñado un arquitecto para los vecinos organiza el espacio en tres niveles, uno de ellos en sótano que sirva como aparcamiento para los habitantes del barrio, en una zona en la que hay carencia de plazas. En la planta baja y en la primera se dispondrían una serie de salas de estudio, cuartos de ensayo para músicos y otras dependencias para realizar actividades culturales y que también sirvan como puntos de reunión entre los usuarios del recinto. Además, buscan aprovechar las terrazas como espacios deportivos y mirador hacia San Lorenzo. «Algo tan básico como un sitio en el que poder reunirse, hacer actividades, meter a los niños, tener una biblioteca en la que los pequeños puedan leer y fomentar la cultura», ensalza Batista.

12

Asociación de vecinos del Román Juan Castro

Todo ello autogestionado por la propia asociación de vecinos, y que tiene intención de reunir no solo a la población de El Román, sino también a quienes viven en La Milagrosa, El Zardo o San Lorenzo, barrios todos ellos que tienen una gran carencia en este tipo de espacios comunitarios. De hecho, el local cívico de San Lorenzo necesita una actuación que mejore algunos problemas que arrastra, y que también ha presentado la asociación de vecinos Lugar de Lugarejo a los presupuestos participativos de este año. «No podemos hacer nada porque no tenemos un sitio donde hacerlo», lamentó Carlos Batista. 

Desde la época de Juan Hernández como presidente de la AAVV El Escorial del Román, se lleva luchando por conseguir este local social. Una lucha de más de 20 años que se ha encontrado con el «poco interés» de los grupos de Gobierno que han pasado por el Ayuntamiento capitalino, en opinión de Batista. En reuniones que han mantenido con representantes municipales como el edil de Urbanismo, Javier Doreste, o el propio alcalde Augusto Hidalgo, «todo han sido buenas palabras, pero faltan los hechos», hasta el punto que muchos dicen sentirse «engañados» por la administración local. «Se nota que no tienen ganas de invertir», redondea.

El 60% de la parcela de mil metros donde prevén erigir el centro social es de titularidad pública

decoration

En El Román, que según los datos del Instituto Nacional de Estadística cuenta con 373 habitantes, hay cada vez más niños en sus calles, según el presidente de la AAVV, que necesitan lugares seguros en los que poder jugar, reunirse o, simplemente, tomar el aire. Hasta la fecha, solo podrían llegar al casco de San Lorenzo, único lugar en el que hay espacios para el ocio infantil, pero eso significaría tener que cruzar carreteras peligrosas y transitar por lugares en los que no hay aceras ni pasos habilitados para el peatón, por lo que obligaría a sus progenitores a acompañarles. «Ahora mismo, solos no les dejas ir a ningún lado», aseveró Batista.

Por eso, se les antoja «muy importante» conseguir un lugar cercano en el que poder construir barrio. Un local social que les sirva como punto de encuentro, de reunión, de ocio y cultural, con espacios para desarrollar todo tipo de actividades que fomenten el encuentro de los vecinos y las vecinas independientemente de su edad. Una demanda histórica a la que esperan «darle un empujoncito» este año con la aprobación de la propuesta de redacción del proyecto en los presupuestos participativos.

Compartir el artículo

stats