Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barrios pendientes | La rehabilitación de San Nicolás

La regeneración del Risco contempla demoler un millar de casas en ruinas

Sólo el 5% de las infraviviendas están habitadas y de la mayoría apenas quedan muros v Los solares liberados permitirán mejorar la movilidad y crear parques

Infraviviendas en el Risco de San Nicolás. | |

La regeneración del Risco de San Nicolás contempla la demolición de un millar de infraviviendas y antiguas casas en ruina, de la mayoría de los cuales sólo quedan algunos muros. Sólo el 5% de esas parcelas residenciales -unas 50- de las que buena parte no superan los 20 metros cuadrados, están habitadas y la eliminación de las construcciones permitirá liberar los solares para crear espacios libres, parques, aparcamientos, miradores, ampliar calles o trazar una subida lo más recta posible para meter escaleras mecánicas.

La mejora del entorno urbano y la calidad de vida del vecindario, así como la eliminación de los problemas de movilidad y accesibilidad son los principales objetivos del Plan Especial-API-03 de San Nicolás, que fue aprobado el pasado jueves por la junta de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, tras ser consensuado con los vecinos del barrio en un largo proceso de participación. Primero, el proyecto Barrios Pendientes permitió hacer un diagnóstico de los problemas y saber lo que plantean los vecinos para acabar con ellos y mejorar el Risco.

Doreste busca fondos para reponer y rehabilitar hogares en San Nicolás y en San Francisco

decoration

La mayoría de las construcciones que se demolerán están situadas en la zona de San Lázaro y según los redactores del plan «se pueden considerar infraviviendas, por sus características de ejecución y acabado». Se trata, explican, de edificaciones que «pertenecían a las antiguas unidades de actuación que se habían eliminado y habían quedado en estado de abandono o estaban afectadas por las demoliciones propuestas por el Plan General para la ladera, o bien, situadas en parcelas señaladas con un uso público con anterioridad a este plan especial».

Todas las unidades de actuación previstas en el barrio, que habían sido rechazadas por los vecinos, se eliminan ahora del plan especial. Se propone también una serie de parcelas de ubicación preferente, repartidas a lo largo del barrio para reubicar a los vecinos cuyas casas serán sometidas a un proceso de reposición.

La suspensión de las unidades de actuación elimina los procesos de especulación y transformación radical del barrio asociados a estas operaciones urbanísticas que suelen expulsar a los vecinos tradicionales y al mismo tiempo se mantienen las características arquitectónicas y urbanísticas del Risco, que lo hacen único.

El Ayuntamiento ha convocado, a través de Geursa, un concurso para comprar solares abandonados, con la idea de tener el mayor espacio posible para facilitar la movilidad y la vida en un hábitat lleno de cuestas, mediante la creación de bolsas de aparcamientos y ensanches de calles, además de las actuaciones ya indicadas.

Además de rehabilitar y mejorar el aspecto de las fachadas de las edificaciones, el plan habla también de reposición de viviendas. Algunos de los solares en los que se demolerán infraviviendas serán aprovechados para levantar otras nuevas viviendas, ya que el objetivo es reubicar a los residentes lo más cerca posible de sus anteriores hogares.

El Ayuntamiento compra parcelas para hacer aparcamientos y ensanchar calles

decoration

La finalidad es aprovechar la reposición de las viviendas para mejorar algunas zonas del barrio, entre ellas San Lázaro y San Bernardo, la línea de edificación que da fachada a la calle Plataforma Segunda, la conexión entre las calles Guerra del Río y Minerva, el área próxima a los bloques de San Francisco, el entorno de la ermita y el vacío que linda con la bajada de San Nicolás de Bari.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, indica que su objetivo es incluir la reposición de varios bloques de San Nicolás así como la rehabilitación de los de San Francisco en el programa que prevén los fondos europeos para la regeneración de barrios populares. En su opinión, lo «más importante» de este plan especial que ahora sale a información pública, es «la participación ciudadana en la que se ha basado. Del total de actuaciones del plan, hay catorce que incluyen más de 30 propuestas vecinales». El proceso se inició en 2018, a través del proyecto Barrios Pendientes. «No es que los hayamos escuchado. Ellos han participado en la elaboración de este plan», subraya el edil, que ahora se plantea consultar a los vecinos qué les parece la elaboración de una ordenanza que regule el alojamiento turístico del barrio. El objetivo, aclara, es que el alquile vacacional permita a la gente del barrio obtener una salida económica, pero al mismo tiempo fijar un número máximo de plazas, como se hace con las camas turísticas en Vegueta, para evitar la turistificación del barrio y que los vecinos de toda la vida terminen siendo expulsados. «Pero ese es otro debate», aclara.

La belleza de las fachadas


Además de la eliminación de las casas en ruinas y en mal estado y los solares, muchos de los cuales son ahora basureros improvisados, el Plan Especial de San Nicolás contempla una ordenanza estética adaptada a las particularidades del barrio para potenciar la belleza de las fachadas de muchas casas terreras colgadas del Risco. En concreto, lo que plantean los redactores es poner en valor la imagen tradicional de las viviendas y mejorar al mismo tiempo su percepción de conjunto. Se mantiene asimismo la norma zonal BH para el tejido residencial, que «fomenta la conservación de la estructura y la tipología características del Risco de San Nicolás, al tiempo que procura flexibilizar algunas condiciones de la edificación para facilitar la regeneración y la puesta en uso del conjunto edificado (parcela mínima, usos, parcela máxima y regulación de alturas)».| T.G.S.

Compartir el artículo

stats