Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo acomete obras para sanear tres pasos inferiores de la Avenida

Los trabajos comienzan la noche del domingo en el de Bravo Murillo para luego ir al del CC El Muelle y al de Pérez Muñoz | La inversión ronda los 368.000 euros

Estado actual de deterioro en los muros del paso inferior de Bravo Murillo, en la Avenida Marítima.

Estado actual de deterioro en los muros del paso inferior de Bravo Murillo, en la Avenida Marítima. Cabildo de Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria, a través de la Consejería de Obras Públicas, Infraestructuras, Transporte y Movilidad, acometerá una serie de trabajos de saneamiento y mejora en tres pasos inferiores de la Avenida Marítima de la capital grancanaria. Concretamente los de Bravo Murillo, el centro comercial El Muelle y Pérez Muñoz, que presentan signos de deterioro general en los muros, el firme, las barandillas peatonales y en los que se solventarán problemas de drenaje y deficiencias técnicas que la plantilla de la Corporación insular ha detectado en sus análisis. La obra comenzará la noche del domingo en el paso inferior de Bravo Murillo y tratará de realizarse en horarios que interfieran el mínimo posible con el tráfico, es decir, entre las 23.00 y las 06.00 horas, salvo los viernes y sábado, que pararán. 

La actuación constará de tres fases, una por cada uno de los pasos inferiores, y cuenta con una inversión de 368.577,33 euros. En Bravo Murillo, se repararán los muros de separación entre carriles de acceso a la calle desde la Avenida Marítima, así como partes del tablero que se han visto afectados por el efecto de las marismas. También se sustituirá la actual barandilla peatonal por otra más resistente y no escalable, al tiempo que se transplantarán las palmeras que están en el margen izquierdo del acceso al ramal a una distancia superior a los 12 metros para darle más separación de la vía y ganar en seguridad. 

Además de ello, se solventarán los actuales problemas de drenaje, sustituyendo el actual sistema por otras rejillas de alta absorción y se instalará un cerramiento en el talud ubicado entre los dos tableros -la parte superior que conecta los laterales- de la Avenida Marítima para evitar una posible caída de ramas y tierras, algo que desde el Cabildo comunicaron que no ha pasado hasta la fecha, pero que se realiza por prevención. Finalmente, se fresará con cinco centímetros todo el pavimento del ramal, por su degradación. 

Se repararán muros, se fresará el firme y se solventarán los problemas de drenaje existentes

decoration

Según una primera previsión de los técnicos insulares, los trabajos en Bravo Murillo podrían demorarse alrededor de un mes, y una vez concluidos, se iniciarían los del centro comercial El Muelle y, posteriormente, en Pérez Muñoz. Para estas dos, se prevé un menor tiempo de actuación ya que su complejidad es también menor. 

En el ramal de acceso del CC El Muelle, se llevarán a cabo muchas de las actuaciones previstas en Bravo Murillo, como la reparación de muros, la sustitución de barandillas y solventar los problemas de drenaje detectados instalando tres tramos de 10 metros de canal de drenaje de hormigón polímero. Pero también se retirarán tuberías de impulsión que están en desuso desde hace una década, cuando Emalsa las condenó. Los nuevos conductos desaguan, como los viejos, en la galería circular que bordea el intercambiador de Santa Catalina para llegar al mar. 

Finalmente, el firme se encuentra muy degradado, con numerosos baches que únicamente se han parcheado cuando ha sido necesario. En esta ocasión, se realizará un fresado de cinco centímetros del firme asfáltico en todo el ramal. En Pérez Muñoz los trabajos previstos son muy similares.

Compartir el artículo

stats