Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La transición ecológica, materia pendiente en las empresas portuarias

El Gobierno de Canarias reúne a técnicos en sostenibilidad, investigadores científicos y empresarios en un coloquio ‘online’

El director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible en el Gobierno de Canarias, David Padrón.

El director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible en el Gobierno de Canarias, David Padrón.

El Gobierno de Canarias quiere impulsar entre las empresas portuarias la la capacitación en procesos y conocimientos relacionados con la transición ecológica y la sostenibilidad integral. Una de las acciones convocadas por la Dirección General de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible tuvo lugar esta semana en formato de coloquio online, un encuentro enmarcado dentro del proyecto GreenPort.

Ese proyecto nace con el objetivo de acompañar a las empresas portuarias de la Comunidad Autónoma de Canarias en la transición ecológica, lo que significa apostar por un desarrollo sostenible y capacitarlas en materia de gestión ambiental y de modelos económicos innovadores como la economía azul o circular. Más de una veintena de empresas vinculadas a la economía azul de Canarias forma parte de GreenPort, que tiene como fin acompañarlas en su proceso hacia la transición ecológica y sostenible. El plan ha sido diseñado por Factoría de Cohesión y la Cátedra Pormar-Cátedra Maríimo-Portuaria de la ULPGC, y cuenta con la financiación de la Dirección General de Investigación y Coordinación de Desarrollo Sostenible.

En el foro, el director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible en el Gobierno de Canarias, David Padrón, adelantó los avances logrados en el proceso de definición de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030 y subrayó «la trascendencia que tienen las empresas en este proceso, de forma general y también las vinculadas a la economía azul y portuaria».

Padrón señaló que la responsabilidad social y la sostenibilidad empresarial no sólo son cuestiones que impliquen a las entidades productivas, en la medida en que también se precisa que los consumidores o clientes luego valoren las buenas prácticas empresariales.

Desde las administraciones públicas, apuntó el director general, se ha de hacer un esfuerzo real por «incorporar criterios de sostenibilidad en los pliegos de contratación pública, con el fin de premiar a aquellas empresas que lo hacen bien en el ámbito de la sostenibilidad. Las que cumplan con la sostenibilidad y con la sociedad deben ser premiadas», apostilló.

En el mismo coloquio, con el fin de obtener un enfoque global, la cita además contó con la presencia de Ariadne Camacho, técnica de Medioambiente y Sostenibilidad de Factoría de Cohesión, que destacó la manera en la que se clasifican las empresas a ese respecto: «Hay tres tipos de empresas: las que no cumplen con el medio ambiente, las que cumplen porque se los exige la ley y las que lo hacen por convencimiento». Otro de los participantes, Luis Durango, consultor de Comunicación y Sostenibilidad, destacó que «es esencial contar con la participación activa de las empresas en los procesos de gestión ambiental y sostenibilidad; si esto no se hace, es imposible».

A su vez, Marta María Domínguez, directora de la Cátedra Institucional de Medioambiente y Desarrollo Sostenible de la Universidad de La Laguna, resaltó que resulta «fundamental trabajar desde la base de todo: la educación. Hay que incorporar los conceptos vinculados a la sostenibilidad, que no son nuevos, pues existen desde los años setenta, a las clases y a nuestra vida cotidiana».

En el mismo foro, Nicolás Quintana, empresario portuario y presidente de Atiren-Connavalte, asociación de reparaciones navales de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, expuso la dificultad que tienen que afrontar algunas empresas portuarias para adaptarse a los protocolos medioambientales y para desarrollar políticas de gestión ambiental de largo alcance.

Compartir el artículo

stats