Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz

Cerca de una veintena de buques turísticos y navieras recalarán por primera vez en el muelle Santa Catalina durante los próximos meses

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz | LP/DLP

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz | LP/DLP

El retorno de los cruceros a Canarias el pasado invierno fue una prueba de fuego para uno de los negocios turísticos más afectados por el coronavirus. El protocolo sanitario acordado por las administraciones públicas y las navieras permitió al Archipiélago seguir recibiendo pasajeros pese al parón en el resto del mundo, y apuntaló su condición de destino emergente con algo más de 100.000 pasajeros en plena pandemia. Meses después, la Autoridad Portuaria de Las Palmas ultima el comienzo de una nueva temporada que supondrá cerca de 300 escalas en el muelle Santa Catalina. El respaldo de las navieras resulta patente: más de un centenar de esas visitas correrán a cargo de 18 barcos que se estrenan en las Islas.

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz | LP/DLP

El goteo de nuevos cruceros arranca este mismo mes. Para el día 30 de septiembre está prevista en el Puerto de Las Palmas la primera de las tres escalas del World Explorer, un lujoso buque de expedición, con un máximo de 176 pasajeros, que forma parte de la flota de Mystic Cruises. Esta naviera, propiedad del inversor portugués Mário Ferreira, demuestra así la confianza en Canarias tras estrenarse la pasada primavera con el World Voyager. Durante los próximos meses también realizará once escalas el Vasco da Gama, un clásico de los cruceros -desde 1993 ha navegado bajo diferentes denominaciones para P&O, Holland America Lines y Cruise & Maritime Voyages- que también forma parte de la flota de Mystic.

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz

A mediados de octubre tiene previsto llegar a Gran Canaria el Iona, última construcción naval recibida por la naviera P&O Cruises. Con él regresarán las travesías turísticas con más solera en las Islas, los que traen a viajeros británicos desde el sur del Reino Unido. Sus dimensiones y capacidad lo convertirán en el mayor crucero que recalará en Canarias durante esta temporada, con 344 metros de eslora, 42 de manga, 18 cubiertas y capacidad para 5.206 pasajeros, aunque esta última será limitada de acuerdo con los protocolos sanitarios contra la pandemia. Tiene programadas seis escalas hasta marzo.

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz

El siguiente estreno estará protagonizado por el Sea Cloud Spirit. Este velero de ultralujo es el nuevo hermano del Sea Cloud y el Sea Cloud II, que permanecieron atracados al abrigo del muelle Santa Catalina norte durante el ‘temporal’ que arrasó al sector de los cruceros con la llegada de la pandemia. El nuevo buque de la naviera alemana ha sido construido en los astilleros gallegos Metalships (abandonó por primera vez la ría de Vigo dos semanas atrás) y realizará 22 paradas hasta abril.

Lujo y ‘megacruceros’, entre las novedades de la temporada en La Luz

La línea de cruceros de Fred. Olsen también regresa a Canarias en otoño con un barco que hasta ahora no había navegado por las Islas para la compañía noruega. El Bolette, conocido anteriormente como Amsterdam, pasó a formar parte de su flota en agosto de 2020 tras una operación de compra que también incluyó al Borealis, otro buque hasta entonces perteneciente a Holland America Line con el nombre Rotterdam. El primero de los cuatro cruceros procedentes del Reino Unido llegará a finales de octubre y el último, a comienzos de febrero.

Uno de los buques más llamativos que pasará por Las Palmas es el MSC Seaview. Amadrinado por Sofía Loren en 2018, este coloso de 323 metros de eslora y 18 cubiertas es uno de los mayores cruceros que pasará por Las Palmas esta temporada, aunque lo hará en una sola ocasión, el 22 de noviembre, como parte de un crucero de reposicionamiento entre Europa y el Caribe. La naviera italosuiza, habitual de La Luz con sus buques portacontenedores, traerá otros dos cruceros a lo largo de la temporada, el MSC Splendida y el MSC Preziosa, también en sus primeras paradas en la Isla.

Los buques de MSC son para miles de cruceristas; los de Silversea, para unos pocos cientos. De ello es ejemplo Silver Dawn, última incorporación a la flota de esta naviera de lujo. Terminado a comienzos de este 2021, dispone de espacio para 596 pasajeros en 298 camarotes con vistas al mar, la inmensa mayoría de ellos con su propio balcón. Realizará una sola escala en Gran Canaria el mismo día que el Seaview, el 22 de noviembre.

La naviera Saga, especializada en cruceros para mayores de 50 años, también estrena en Canarias su última construcción. El Spirit of Adventure, que ha realizado su viaje inaugural este verano, llegará al Archipiélago el 29 de noviembre. Construido por el astillero alemán Meyer, tiene capacidad para un máximo de 999 pasajeros y más de 500 tripulantes. Está diseñado de acuerdo con el estilo de la naviera y todos sus camarotes cuentan con balcón.

La primera incursión de la naviera Azamara en Canarias tras independizarse del gigante estadounidense Royal Caribbean es otra de las novedades de la temporada. Esta compañía dedicada al sector premium traerá a las islas dos de sus cruceros, el Azamara Pursuit y el Azamara Journey, con nueve escalas a partir de diciembre. Los dos buques formaron parte en su día de las flotas de firmas desaparecidas, como Renaissance Cruises o Pullmantur.

La naviera más fiel a Canarias, AIDA, ha confiado en Canarias para el primer gran crucero de su última construcción, el AIDAcosma, en un viaje que partirá de Alemania coincidiendo con las fiestas navideñas. Gemelo del AIDAnova, este rascacielos flotante llegará el 3 de enero a Gran Canaria con sus 337 metros de eslora y realizará otras 16 escalas en la Isla antes de abandonar el Archipiélago a mediados de abril.

El Seabourn Encore pondrá un toque de ultralujo a Santa Catalina a partir del 4 de febrero con seis escalas. Todo en este buque construido por el astillero italiano Fincantieri es sinónimo de sofisticación, con 300 camarotes para un máximo de 604 pasajeros. El Seabourn Ovation de la misma naviera pasará por Santa Catalina a mediados de abril. Sus características son similares a las de otro de los cruceros de estreno esta temporada, el Seven Seas Voyager, que años atrás llegó a ser designado el crucero más caro del mercado asiático y tendrá una única parada el 22 de febrero. Tiene capacidad para 700 pasajeros en 350 suites.

La naviera Oceania protagonizará uno de los últimos estrenos de la temporada. Su Riviera, construido por Fincantieri con capacidad para 1.200 pasajeros, llegará a la Isla el 10 de abril. Una semana más tarde arribará Le Lyrial, una de las joyas de la naviera francesa de lujo Ponant, que suele traer alguno de sus barcos a Canarias cada temporada. En esta ocasión se trata de una construcción de Fincantieri que nunca antes había pasado por el Archipiélago.

Compartir el artículo

stats