Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad desbloquea la construcción de aceras en la recta de Los Tarahales

El Ayuntamiento llega a un acuerdo con los propietarios de una parcela que permite generar suelo de uso público y urbanizar la calle hasta Siete Palmas

Casas contiguas al solar de la Carretera de Los Tarahales cuyos propietarios han llegado a un acuerdo con Urbanismo para retranquear el terreno. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Casas contiguas al solar de la Carretera de Los Tarahales cuyos propietarios han llegado a un acuerdo con Urbanismo para retranquear el terreno. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Las piezas del puzzle van encajando. La concejalía de Urbanismo ha desbloqueado uno de los últimos escollos para poder hacer aceras a lo largo de la recta de Los Tarahales. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó en la última Comisión de Pleno de Desarrollo Sostenible un acuerdo con los propietarios de una parcela que permite generar suelo de uso público y urbanizar así la totalidad de la calle desde el cruce con Escaleritas hasta el colegio Arenas en Siete Palmas. El Consistorio aprobó en julio el proyecto para transformar Los Tarahales -actualmente, una travesía que conserva las características de una carretera fuera de poblado- tras décadas de reivindicaciones por parte de los vecinos.

La parcela en cuestión está situada entre los números 105 y 115 de la Carretera de Los Tarahales y es la única sin edificar en el lado de los números impares. El acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento con los propietarios del solar consiste en retranquear la edificabilidad del terreno, actuación que hará posible dar continuidad al espacio de uso público. De esta manera, habrá aceras amplias a lo largo de la vía una vez el Consistorio inicie el proyecto para mejorar la accesibilidad y seguridad de la carretera; una obra que contará con un presupuesto de 2,4 millones de euros a cargo de los Fondos de Cooperación del Cabildo y que está pendiente de ir a licitación, según informan desde la concejalía de Urbanismo.

Se trata de una parcela de 2.900 metros cuadrados delimitada por la Carretera de Los Tarahales en su cota inferior y la calle Juan Gutenberg en la superior. En la actualidad, la mayor parte de la misma es un solar en cuesta sin construir, cubierto de matorrales. Con la modificación del Plan General de Ordenación, el terreno verá reducida su superficie a 1.680 metros cuadrados. Además, los propietarios de la misma podrán construir dos edificios de hasta tres plantas.

La presencia de este tipo de parcela junto a antiguas carreteras son un escollo para su reurbanización

decoration

Esta modificación del PGO -que está pendiente de ir al próximo pleno de septiembre, además de un periodo posterior de exposición pública antes de su aprobación definitiva- supone un avance en la cohesión de un barrio situado en una de las antiguas vías de entrada a Las Palmas de Gran Canaria -en este caso la vieja Carretera General del Norte- y que ha sido engullido por la trama urbana de la ciudad. Se trata de una medida que permitirá avanzar en el plan de reurbanización de la zona, al dejar de ser este un solar sin un paso habilitado para personas con movilidad reducida, por ejemplo, y dar continuidad al proyecto ya aprobado por Urbanismo.

La presencia de este tipo de parcelas en los lindes de las antiguas carreteras de acceso a la capital es uno de los escollos con los que se topan las administraciones a la hora de avanzar en la transformación urbanística de este tipo de vías de comunicación. Es decir, parcelas privadas cuyo límite alcanza la calzada y que, por lo tanto, impiden la construcción de una acera por parte del Ayuntamiento -esto ocurre, por ejemplo, en la GC-340, en Las Perreras, entre otras vías periféricas del municipio-.

Y es que esta modificación del PGO tiene doble finalidad. Por un lado, incentivar la renovación urbanística de la recta de Los Tarahales permitiendo así la edificación de los últimos suelos vacantes; por otro, la mejora del paisaje con la ocupación de uno de los pocos solares disponibles en la zona -el cual ha quedado de manera marginal dentro de la trama urbana- y adecuar los espacios libres resultantes para el uso ciudadano -en este caso, las aceras-.

Escaleras de uso público

El terreno que pierden los propietarios de la parcela con este acuerdo será cedido al Ayuntamiento capitalino. Esto no solo permitirá dar continuidad a las aceras que partirán desde el inicio de la recta de Los Tarahales; la idea incluye hacer escaleras de uso público que conecten la citada vía con la calle Juan Gutenberg, situada a una cota superior, logrando así solventar el desnivel que hay en la zona. Además, mejoraría la conectividad peatonal entre la principal arteria de comunicación del barrio con las naves del polígono industrial.

Las aceras en este tramo de la antigua Carretera General del Norte, al igual que en el resto del trazado del proyecto, incluyen nuevos árboles y zonas verdes. Y es que la idea del Consistorio es dotar de mayor bienestar ambiental, seguridad y accesibilidad a los vecinos de Los Tarahales, quienes llevan más de tres décadas reclamando mejoras en este sentido; además de peticiones en otros ámbitos como el de la movilidad.

El plan que Urbanismo ha elaborado para Los Tarahales está dividido en dos fases. La primera comprende la carretera comprendida entre el cruce de La Ballena y el conocido como «vuelta de Los Tarahales», con la avenida de Escaleritas. En ambas encrucijadas la idea será crear nuevas rotondas y entre medias hacer aceras y ordenar los aparcamientos. La segunda fase irá desde esta última nueva glorieta hasta el acceso con el colegio Arenas, donde la calle entronca con Lomo la Plana. La idea será hacer itinerarios seguros y hasta 13 pasos de peatones -coincidiendo con bocacalles la mayoría- que permitirán calmar el tráfico.

Compartir el artículo

stats