Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Puerto de Las Palmas renueva su sede para reducir la huella de carbono en un 70%

Europa financia con 1,2 millones la actualización del sistema eléctrico y las ventanas para pasar de 219 a 63 toneladas anuales de emisiones

Placas fotovoltaicas instaladas en la azotea de la sede de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

Placas fotovoltaicas instaladas en la azotea de la sede de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas prepara una inversión millonaria para mejorar la eficiencia energética de su sede central y reducir su huella de carbono. La administración al cargo de los recintos de interés general en la provincia quiere actualizar toda la instalación eléctrica de baja tensión, modernizar el sistema de luminarias con tecnología LED y renovar todas las ventanas del inmueble. El objetivo final del proyecto, que cuenta con financiación procedente de la Unión Europea, es reducir en hasta un 80% el consumo eléctrico de los equipos de iluminación y disminuir de manera sensible, en torno al 70%, la huella de carbono del inmueble.

El proyecto de renovación energética del edificio de la explanada Tomás Quevedo acaba de salir a licitación con un presupuesto base de 1.295.676,96 euros al amparo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. La Autoridad Portuaria estima que los trabajos permitirán reducir las emisiones globales de su sede central desde los 29,16 kilogramos actuales por metro cuadrado y año hasta 8,41. El inmueble tiene una superficie útil total de 7.572,49 metros cuadrados, por lo que el volumen total deberá descender de 219,9 toneladas anuales a 63,6. 

Con la actualización, el edificio construido a finales de la década de 1950 podrá obtener la calificación energética A. Para ello será necesario sustituir más de 130 ventanas y puertas, así como elementos fijos de carpintería, en las fachadas y las dependencias interiores. Las actuales son metálicas y carecen de rotura de puente térmico, una característica técnica que mejora el aislamiento. Las nuevas, de una aleación de aluminio con tratamiento térmico, utilizarán un tipo de vidrio que reduce el calor en verano y el frío en invierno. 

LED inteligentes

La iluminación en la sede de la Autoridad Portuaria está compuesta por lámparas halógenas o de tubos fluorescentes «que llevan asociados consumos elevados y reducidos ratios de eficiencia energética», según recoge la memoria del proyecto. La licitación abarca la sustitución completa de estas luminarias por otras de tecnología LED, que además de facilitar la reducción de la potencia instalada estarán integradas con el sistema informático de la administración. Esta nueva iluminación contará con sensores que obtienen datos sobre su rendimiento y la utilización del entorno de trabajo, lo que debe redundar en una reducción de los costes y el consumo de energía.

La licitación contempla dotar al edificio de la Autoridad Portuaria de medida eléctrica en media tensión, para «obtener unas tarifas más competitivas y mayor eficiencia energética derivada de unas menores pérdidas eléctricas». Para ello será necesario montar un centro de transformación y actualizar la instalación en baja tensión a la la normativa en vigor.

La adaptación de la sede forma parte de los planes ambientales de la Autoridad Portuaria para reducir su huella de carbono. Tras colocar una pequeña instalación fotovoltaica en la azotea del edificio en 2019, la administración también proyecta renovar las luminarias en los viales y explanadas de sus recintos y aspira a construir un parque solar en la loma que separa la avenida de las Petrolíferas de El Sebadal. A la vez, avanza en la electrificación de varios muelles de la dársena interior.

Compartir el artículo

stats