Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El barco más elegante de Noruega llega al Puerto de Las Palmas

El 'Statsraad Lehmkuhl' atraca en el muelle Sanapú como colofón de la semana dedicada al país escandinavo | El sábado estará abierto para visitas del público

El velero escuela noruego 'Statsraad Lehmkuhl' llega al Puerto de La Luz y de Las Palmas La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El velero escuela noruego 'Statsraad Lehmkuhl' llega al Puerto de La Luz y de Las Palmas Jacobo Corujeira

El velero Statsraad Lehmkuhl, uno de los barcos más elegantes de Noruega, ya es un huésped más del Puerto de Las Palmas. Este clásico de los mares -navega ininterrumpidamente desde 1914- arribó al muelle Sanapú este jueves al mediodía con una ceremonia sencilla, pero de marcado carácter marinero. Mientras hacía su entrada en las aguas portuarias y efectuaba las maniobras necesarias para acceder a la dársena interior, un grupo de cadetes de la Marina neerlandesa enrolados excepcionalmente se subieron a los tres mástiles interpretando canciones marineras y saludando al público que aguardaba a pie de muelle.

El Statsraad Rehmkuhl, atracado en el muelle Sanapú del Puerto de Las Palmas. ANDRÉS CRUZ

La llegada del Statsraad Lehmkuhl convierte el muelle Sanapú en una embajada científica noruega durante unos días. Tras la silueta clásica de este velero se oculta un equipamiento de última generación que recopila datos físicos, químicos y biológicos para avanzar en el conocimiento sobre el papel que desempeñan los océanos en la biodiversidad y el desarrollo sostenible. De hecho, su visita a la ciudad forma parte de un programa elaborado entre el consulado del país escandinavo y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) para acercar a la comunidad universitaria insular la ciencia noruega.

El alumnado grancanario será el primero en poder conocer el barco de cerca. Además de actos institucionales con la presencia del embajador noruego, Nils Haugstveit, para este viernes está prevista una visita de estudiantes universitarios durante la que podrán ver con detalle los sensores para medir la calidad del agua, las ecosondas o los hidrófonos que viajan a bordo. Las visitas del público general tendrán lugar el sábado, antes de que el buque comience a prepararse para el viaje trasatlántico que llevará a sus ocupantes hasta la isla caribeña de Curaçao a partir del lunes.

Acidificación y microplásticos

A bordo del Statsraad Lehmkuhl han llegado hasta Gran Canaria más de 100 personas entre tripulantes -los cadetes neerlandeses terminan aquí su periplo-, investigadores y estudiantes con el objetivo de conocer el estado real de los océanos -su periplo de 20 meses les llevará por todo el mundo- y ampliar sus redes de colaboración con instituciones científicas de los lugares donde recalan. Entre las cuestiones sobre las que se intentará arrojar luz se encuentran la acidificación de los océanos, la distribución del impacto humano -desde la contaminación hasta los ruidos submarinos pasando por el problema de los microplásticos- en cada región o los intercambios de dióxido de carbono entre el mar y la atmósfera. 

El Statsraad Rehmkuhl, atracado en el muelle Sanapú del Puerto de Las Palmas. ANDRÉS CRUZ

El Statsraad Lehmkuhl es uno de los iconos navales de Noruega desde hace más de un siglo. Aunque fue construido en Alemania en 1914 para la marina mercante de este país, pasó a manos británicas tras la I Guerra Mundial como parte de las reparaciones tras el conflicto. En 1923 fue comprado por Noruega como buque escuela y desde entonces ha mantenido esta función, excepto durante la II Guerra Mundial, cuando fue confiscado por Alemania. 

wesAunque estuvo algún tiempo retirado en la década de 1960 por los problemas financieros de la entidad que lo mantenía, en 1978 pasó a manos de la Fundación Statsraad Lehmkuhl, su actual propietario. El buque suele ser fletado por la Real Academia Naval de Noruega o la Marina del mismo país para viajes de instrucción. En sus 85 metros de eslora tiene capacidad para 150 estudiantes en hamacas y otras 40 personas en camarotes. Además de su velamen de 2.026 metros cuadrados, cuenta con un motor diésel de 1.215 caballos que le permite navegar a diez nudos. El buque, habitual en muchas regatas de grandes veleros, ha sido capaz de alcanzar en alguna ocasión los 18 nudos.

Semana intensa

La visita del Statsraad Lehmkuhl supone el colofón de una intensa semana de intercambio cultural, científico y económico entre Noruega y Las Palmas de Gran Canaria. Durante estos días se han sucedido presentaciones sobre turismo, comercialización de productos alimentarios o muestras artísticas y musicales. También conferencias sobre aspectos empresariales, como la que ofrece el vicepresidente de la firma Kongsberg Maritime -presente en La Luz con una nave dentro de las instalaciones de Astican- este jueves en el Real Club Victoria acerca de la búsqueda de un futuro sostenible para el transporte marítimo. De hecho, esta firma de tecnología marítima forma parte de la exposición de empresas e instituciones noruegas que se instalará en el Sanapú durante el fin de semana junto a Otech, especializada en servicios submarinos, y la Iglesia de los Marineros de Noruega, radicada en Mogán.

Compartir el artículo

stats