Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

La escuela más viajera del mundo

El velero sueco ‘Alva’, propiedad de un instituto de formación marítima, regresa a La Luz tras dos años

La goleta sueca Alva, atracada en el muelle Sanapú del Puerto de Las Palmas. JOSÉ CARLOS GUERRA

Han tenido que transcurrir casi dos años y una pandemia, pero la goleta Alva está de regreso en Las Palmas de Gran Canaria. Este velero, habitual de las aguas del Archipiélago en otoño o invierno hasta que llegó el coronavirus, hizo su entrada este miércoles en el puerto de la capital grancanaria, donde tendrá su base durante las próximas semanas. A bordo viaja un grupo de estudiantes suecos que no ha llegado al Archipiélago para pasar unas vacaciones, sino como parte del curso académico en el que están matriculados.

Los alumnos tienen que pasar dos meses a bordo aprendiendo habilidades

decoration

El Alva, consignado en el Puerto de Las Palmas por Grupo Stier XXI, es en realidad una escuela flotante en la que los estudiantes de un instituto cercano a Estocolmo reciben enseñanzas marítimas de tres años de duración. De todo ese tiempo, dos meses han de transcurrir a bordo navegando en las cercanías de Suecia o realizando largos viajes, como el que ahora trae el velero a Canarias, durante los que continúan asistiendo a clase como si estuvieran en tierra firme.

El viaje a bordo del Alva no solo supone cambiar las aulas habituales por los salones del barco y el vaivén de las olas. Los estudiantes del Instituto Marítimo de Stocksund, equivalente a un centro educativo español de enseñanzas medias, reciben formación en materias como biología marina, tecnologías náuticas o liderazgo, por lo que la experiencia a bordo resulta fundamental para completar su currículo.

Visitas en tierra

Durante las jornadas en alta mar no solo se forman como navegantes; también adquieren habilidades necesarias en la vida profesional que les espera tras finalizar su formación, como la capacidad para resolver problemas con agilidad. Una vez en tierra, los estudiantes también participan de la vida académica local en los lugares que visitan. En sus anteriores escalas en Gran Canaria han sido habituales sus visitas a la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan).

La escuela flotante sueca permanecerá atracada en el muelle Sanapú hasta el sábado, cuando tiene previsto empezar una travesía por las Islas con parada en Lanzarote, Tenerife y La Gomera antes de regresar a Gran Canaria el primer día de noviembre para pasar otros tres días en puerto. A partir de entonces, los estudiantes emprenderán el viaje de regreso a casa.

El Alva es una goleta de tres palos, 600 metros cuadrados de velamen y 55 metros de eslora

decoration

El alumnado del Instituto Marítimo de Stocksund, que recibe una formación gratuita y solo tiene que abonar el precio de la comida, es consciente de la relevancia histórica del barco en el que navegan. El Alva es una goleta de tres palos, 600 metros cuadrados de velamen y 55 metros de eslora si se incluye el bauprés de la proa. A bordo tiene capacidad para un máximo de 42 personas repartidas en 15 camarotes.

El velero, construido en 1939, tuvo una primera vida transportando mercancías entre puertos del mar Báltico. Se mantuvo con ese uso medio siglo, hasta la década de 1980, por lo que acabó convertido en el último velero registrado en Suecia como carguero. A partir de entonces pasó a formar parte de la flota del instituto marítimo.

Compartir el artículo

stats