Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto de Las Palmas y el de Nuadibú estrechan lazos en pesca fresca y sector ‘offshore’

La Autoridad Portuaria recupera la propuesta para establecer un corredor con los países del Sahel a través de Mauritania

Luis Ibarra muestra los muelles de La Luz a la delegación mauritana.

El Puerto de Las Palmas quiere recuperar los vínculos con el puerto de Nuadibú, un tradicional aliado comercial con el que los contactos quedaron paralizados a raíz de la pandemia. Una delegación del recinto mauritano ha visitado estos días la capital grancanaria para retomar la relación y sentar las bases de los acuerdos que se materializarán en fondos Interreg a partir del próximo año. La Autoridad Portuaria de Las Palmas ve en esa colaboración una oportunidad para abrir nuevas vías comerciales con los países del Sahel y fomentar dos áreas de negocio que en la actualidad aspiran a aumentar su presencia en La Luz, la eólica en alta mar y la pesca fresca.

«Tenemos muchísimo interés en centrar todos los fondos Interreg del nuevo marco operativo en Mauritania», aseguró el presidente de los Puertos de Las Palmas, Luis Ibarra, durante un recorrido por el recinto capitalino en compañía del director general del Puerto Autónomo de Nuadibú, Ahmoudeitt Chein, y su consejero técnico, Alioune Matalla. Con esas partidas, Mauritania busca aumentar la formación en materias como las nuevas tecnologías aplicadas al ámbito portuario y los procesos de digitalización. 

«Queremos aprovechar esa experiencia de Las Palmas para formar a nuestra gente», detalló Chein. Gracias a la colaboración con La Luz, el puerto mauritano también espera mejorar el conocimiento de sus trabajadores en materia de seguridad, tanto física como digital, algo «necesario para el desarrollo de las instalaciones», en palabras del director general del Puerto de Nuadibú.

Socio estable

Para Las Palmas, Mauritania representa un socio estable y ajeno a los conflictos territoriales existentes entre Marruecos y el Sáhara occidental. En este sentido, Ibarra recuperó ayer la propuesta para crear un corredor marítimo entre Canarias y los países del Sahel con el Puerto de Nuadibú como lugar de enlace. Los problemas de calado que le afectaban están siendo solventados, según avanzó el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. «A partir de ahora tenemos que trabajar en ese proyecto», agregó.

El segundo aspecto que quiere reforzar la Autoridad Portuaria de Las Palmas es la colaboración en el sector pesquero. Las flotas que antaño operaban desde Canarias ahora lo hacen desde lugares como Nuadibú, por lo que su complicidad resulta imprescindible para poder recuperar parte de las cuotas más allá de los acuerdos con la Unión Europea. Las descargas de pesca fresca están vinculadas al plan de retorno a la actividad del Muelle Pesquero, un proyecto en el que La Luz lleva años trabajando. Chein aseguró ayer que la propuesta puede resultar «bastante interesante» para el Gobierno de Mauritania.

Mauritania también vive en estos momentos un momento clave en la industria offshore, otra de las materias tratadas durante la visita. La explotación de los recursos de su subsuelo marino ha eclosionado en los últimos años y el Puerto de Las Palmas ya funciona como base de operaciones para muchos buques perforadores o unidades auxiliares que operan allí, aunque la búsqueda de nuevas alianzas va más allá. En un momento en el que los proyectos para fabricar parques eólicos marinos comienzan a tomar forma en la capital grancanaria, Mauritania ha anunciado su intención de instalar aerogeneradores offshore en sus costas. 

Compartir el artículo

stats