Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

La protesta del sindicato de Guaguas cancela 66 servicios en dos días

Las medidas de presión de los trabajadores a la empresa provocan una serie de incidencias

Viajeros suben a la guagua en la estación de San Telmo de la capital grancanaria. | | JUAN CASTRO

Hasta 66 servicios de Guaguas Municipales se han visto cancelados en los últimos dos días como consecuencia de la protesta iniciada por parte del Sindicato Unificado de Guaguas (SUG), según indicaron este martes fuentes de la compañía de transporte público. La ruptura de las negociaciones con la empresa por parte de la representación de los trabajadores el pasado viernes han provocado una serie de incidencias en las dos últimas jornadas, principalmente «en hora punta», al negarse los empleados a hacer horas extra como medida de presión.

Alrededor de una treintena de líneas se han visto afectadas por esta medida de presión, aunque destacan las incidencias por cancelaciones de salida en la 1, 2, 9, 11, 12, 17, 32, 33 y 91, la mayoría corresponden con las rutas que vertebran la capital, tanto la zona Triana Vegueta con el Puerto como ambas con la Ciudad Alta y Tamaraceite. Según los datos proporcionados por la compañía, el lunes quedaron sin cubrir 12 servicios por la mañana y 16 por la tarde; mientras que el martes fueron 16 y 22, respectivamente -esta última cifra corresponde a una estimación de la empresa-.

Estas 66 cancelaciones corresponden en torno al 10% de los servicios previstos por parte de Guaguas en un día laborable -323 en total entre el horario de mañana y el de tarde-. Una situación que ha levantado las quejas de los usuarios tanto en las distintas paradas como a través de las redes sociales en los últimos dos días.

Por su parte, el comité de empresa de Guaguas Municipales señala en un comunicado «su malestar» por «la campaña de la gerencia contra la plantilla con la única finalidad de recortar derechos laborales a ésta y utilizando como excusa el actual estado financiero de la empresa».

El sindicato apunta que la compañía quiere «cargar sobre las espaldas de los trabajadores» el «déficit de 800.000 euros en los ingresos de la empresa». Estos acusan a la entidad municipal de querer aumentar su horario de trabajo de 35 a 37,5 horas semanales.

Los trabajadores indican que es «urgentísimo» aumentar la plantilla, a su juicio «infradimensionada», de ahí que se necesite hacer horas extra en las horas puntas para cubrir los servicios, «están más ocupados en intentar arreglar el desaguisado de la Metroguagua antes que buscar financiación para un necesario aumento del número de conductores». También denuncian «el abandono de los barrios» y «la pésima gestión durante el confinamiento».

Las medidas de presión, además de las cancelaciones, supusieron el lunes 15 retrasos en servicios en hora punta y al menos 105 averías hasta la mañana de este martes, cuando lo habitual es de 15 a 20 incidencias de este tipo, de tal manera que el número de vehículos disponibles a primera hora es menor al habitual.

La empresa, por su parte indica que «no se puede permitir una reducción de horario sin contraprestación, es decir, no se pueden establecer 35 horas de promedio semanal si no hay aparejadas medidas de mejora de la productividad». Precisan que los representantes de los trabajadores «rechazaron todas las iniciativas de la empresa» con respecto a la mejora de la productividad, «y no pusieron ninguna alternativa». Además, niegan que se haya incumplido el convenio colectivo.

Compartir el artículo

stats