Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La protesta del sindicato de Guaguas cancela 135 servicios en una semana

Los trabajadores debatirán «asistir o no» a la reunión convocada para mañana al entender que «no hay un cambio de postura»

Usuarios de Guaguas Municipales junto un vehículo de la Línea 17 Teatro-Auditorio. Andrés Cruz

La protesta iniciada el pasado lunes por parte del Sindicato Unificado de Guaguas (SUG), el mayoritario dentro de Guaguas Municipales, ha afectado a 135 servicios que se han visto cancelados a lo largo de la semana. La ruptura de las negociaciones con la empresa por parte de la representación de los trabajadores el 15 de octubre ha provocado una serie de incidencias a modo de medidas de presión para retomar las negociaciones, rotas al negarse los guagüeros a hacer horas extra.

El comité de empresa ha amenazado estos días con la huelga si la empresa no cambio su actitud. Por el momento, el director general de Guaguas, Miguel Ángel Rodríguez, ha convocado a los representantes sindicales a una reunión este lunes para retomar el diálogo y acabar con las cancelaciones de servicios.

El comité de empresa, por su parte, pide a la empresa que retire su «ultimátum» planteado en el último encuentro entre ambas partes. El secretario del comité, Wolfang Alcántara apuntó este sábado que debatirán «si acudir o no» a la reunión convocada por parte de la compañía para este lunes, dado que entienden que «no ven predisposición a cambiar sus posturas», de tal manera que en estos momentos existen «reticencias» por parte de los trabajadores; aún así, precisó que están abiertos al diálogo. Además, recordó que a quien debe convocar Guaguas es al comité y no a la mesa de negociaciones, pues esta quedó rota el pasado 15 de octubre.

Por el momento, las medidas de presión han tenido mayor incidencia en los dos primeros días de la semana; solo entre el lunes y el martes se produjeron 66 cancelaciones, casi la mitad de las producidas en los cinco días, con un máximo de 38 el martes. Mientras, el jueves y el viernes se redujeron a 18 y 19, respectivamente. Principalmente han afectado en «horas puntas» a líneas troncales que vertebran la ciudad y que poseen mayores frecuencias: la 1, 2, 9, 11, 12, 17, 32, 33 y 91.

Rodríguez señaló esta semana que pedirán al comité que «no cojan de rehenes a los viajeros», y precisó que «no parece de recibo que para presionar haya que perjudicar a quienes nos dan de comer». La empresa propondrá modificar el sistema de vacaciones y de libranzas, de tal manera que obligará a trabajar sábados o domingos, según los turnos. Estas y otras medidas buscan dar «mayor flexibilidad a la empresa a la hora de organizar los servicios».

Por otro lado, Alcántara considera que lo que quiere la empresa es «corregir la desviación presupuestaria de 800.000 euros [causada por la pandemia] sobre los trabajadores».

Compartir el artículo

stats