Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dias de vivos y difuntos

El fuerte dispositivo policial desinfla el botellón en el casco histórico

La celebración de Halloween se salda sin incidentes ni grandes encuentros masivos el fin de semana

Dispositivo policial en Vegueta

El potente dispositivo policial desplegado por la Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional, en el casco histórico de la capital grancanaria desinfló el botellón en Triana y, sobre todo, en Vegueta durante todo el fin de semana de Halloween.

La celebración de los Finaos, durante la que se redobló la presencia policial porque se esperaba un encuentro masivo, se saldó finalmente sin incidentes que hayan trascendidos y sin grandes aglomeraciones.

  Apenas unos cuantos grupos de jóvenes desperdigados mantuvieron la costumbre de beber en la calle, en un fin de semana en el que el casco histórico fue casi tomado por efectivos de la Policía Nacional y de la Unidad Especial-GOIA.

Es la primera vez en todos estos años que veo una reacción tan amplia de la Policía Local para resolver el problema”, señalaba ayer un portavoz de una asociación vecinal de Vegueta, actualmente en fase de creación de la comisión gestora. «Si hubo botellón, yo no me enteré», sostuvo.

Todos los vecinos consultados admitieron que la presencia policial desinfló el tradicional botellón, sobre todo en Vegueta, una actuación que, aseguraron, se viene notando desde el anterior fin de semana, justo después de la reunión que mantuvo un grupo de 60 residentes con el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez.

“Después de la reunión que tuvimos, al viernes siguiente ya hubo un dispositivo importante y este pasado fin de semana también”, señaló un residente quien añadió que van a “seguir pendientes” en el futuro para que se mantenga la actuación.

La gente se marcha a otros lados

En cualquier caso, reconocen que este fin de semana, pese a que se esperaba un encuentro masivo en las calles del casco histórico por tratarse de la primera gran celebración sin restricciones, “estuvo bastante tranquilito, porque hubo presencia policial en los puntos estratégicos de Vegueta. La cosa ha mejorado en ese sentido. Viene gente, pero se va hacia otros lados, como Santo Domingo, por ejemplo. En cuanto ven a la policía cambian la ruta”.

Y es que los controles policiales están haciendo que los jóvenes se dispersen hacia otras zonas como El Pambaso, las inmediaciones del Rectorado, la plaza de San Agustín o directamente a otros puntos de la ciudad.

Los controles dispersaron a los jóvenes hacia otros puntos, como el Pambaso

decoration

“Queda un grupillo de gamberros -porque no se les puede llamar de otra manera-, un grupo de chicos muy jóvenes con los que la Policía Local debe intervenir», añadieron. En la zona de Triana no se mostraron tan satisfechos como en Vegueta y aunque reconocieron que la incidencia del botellón ha bajado de forma paralela al aumento de la presencia policial, creen que no es suficiente.

Airam González, miembro de la asociación de vecinos Triana-San Telmo, se quejó de que se «mantienen los ruidos» y criticó la celebración de “un botellón en la plaza de Las Ranas a las cuatro de la mañana, cuando cerró un local de la zona. A esa hora no estaba ya la policía. En la calle Perdomo también se armó una buena haciendo botellón y en una calle más abajo. Se llamó a la policía». En opinión de González, «controlar la zona de Mendizábal y alrededores se hace en un día, pero para desviar a la gente hay que hacer un control más exhaustivo y lo estamos viendo. Hay movimiento de policías, pero hay que ser más rigurosos y desplegar una acción preventiva con la venta de droga a menores”.

19

Don Juan Tenorio y ambiente de Halloween

"Rotundo éxito"

Por su parte, el concejal de Seguridad y Emergencias calificó de «rotundo éxito» la operación del fin de semama de finaos. «El fin de semana ha sido muy tranquilo. Desplegamos un dispositivo muy potente y por fortuna no hubo que emplearlo», resaltó Íñiguez.

En la reunión mantenida hace algo más de dos semanas con los vecinos, quienes le reclamaron una actuación más firme contra el botellón, el concejal les explicó que la Policía Local tenía desplegado desde hacía tres meses un dispositivo especial, en coordinación con la Policía Nacional, y pidió paciencia porque «este tipo de actuaciones necesitan su tiempo para dar fruto. Se está trabajando desde hace meses y lo vamos a mantener vivo hasta que consigamos volver a la situación previa de normalidad», dijo entonces, al tiempo que expresó su especial preocupación por la participación de gente muy joven, en algunos casos menores.

Compartir el artículo

stats