Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El concejal de Movilidad deja en manos de Guaguas la gestión de la huelga

El edil Ramírez indica que «todavía está dentro del ámbito de la negociación del convenio entre empresa y trabajadores» v El comité pide que sea el interlocutor

El Ayuntamiento deja en manos de Guaguas la gestión de la huelga Andrés Cruz

El Ayuntamiento deja en manos de Guaguas la gestión de la huelga de los guagüeros. El concejal de Movilidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, señaló ayer que «la situación está todavía dentro del ámbito de la negociación del convenio colectivo entre la dirección de la empresa y los trabajadores», al entender que todavía hay tiempo para alcanzar un acuerdo, además añadió que «es mala idea que los políticos intervengan en los convenios colectivos cuando todavía hay posibilidades de llegar a un acuerdo». En cambio, el secretario del comité de empresa, Wolfang Alcántara, entiende que «en ausencia del gerente [Miguel Ángel Rodríguez, de baja médica], es el concejal, que es el presidente del Consejo de Administración, el interlocutor válido».

Los guagüeros anunciaron este martes 11 jornadas de huelga en días alternos del 29 de noviembre al 24 de diciembre -en horario de seis y media a nueve de la mañana; y de ocho de la tarde a diez y media de la noche-. Por tanto, queda un margen de casi 20 días por delante en el que ambas partes, según han expresado, están dispuestas a llegar a un acuerdo. El concejal se expresó en estos términos este miércoles a este periódico: «Entendemos que hay margen para negociar, creemos que hay recorrido suficiente». Además, recalcó que tiene «plena confianza» en que ambas partes puedan alcanzar dicho entendimiento.

Ramírez reiteró que van a intentar que la negociación siga circunscrita «al marco de la empresa y los trabajadores, como tiene que ser». Mientras, el representante de los trabajadores apuntó que solicitaron un encuentro con el concejal; «nos informaron que el interlocutor era el gerente», pero, «ahora que no está le toca a él». Alcántara recalcó que esto será lo que repetirá en sus declaraciones a partir de ahora, «debería asumir este imperativo sin tener que solicitar audiencia y no hacer dejación de sus responsabilidades».

El edil de Movilidad solicita que los trabajadores hagan «una propuesta alternativa»

decoration

El conflicto laboral entre guagüeros y dirección de la empresa de transporte público comenzó el 15 de octubre tras la ruptura de la mesa de negociación por parte de los delegados del Sindicato Unificado de Guaguas (SUG), mayoritario en el Comité, a cuenta de la jornada de 35 horas semanales. Ramírez expresó ayer esta «no corre ningún peligro», pero que en base al acuerdo firmado en 2019 por el que entró en vigor deben ponerse en marcha medidas para «aumentar la productividad».

El concejal subrayó que hasta ahora solo han barajado propuestas, -según el SUG, se trataría de partir las vacaciones o cambiar los cuadros de libranzas-. Ramírez solicitó a los trabajadores que «hagan una propuesta alternativa», al tiempo que les aclaró que «no deben interpretar que lo que se ha planteado son imposiciones». Por último, incidió en que la compañía está dispuesta a «escucharlas, debatirlas y negociarlas».

Por su parte, Alcántara apuntó que, en su opinión, cree que «la intención de la empresa es abocarnos a la huelga con la esperanza de volver a la opinión pública en nuestra contra». Además, recalcó que el edil firmó el acuerdo de 2019, «estaba allí y sabe lo que se nos dijo. No toleraremos que se nos engañe». Desde la ruptura de negociaciones los guagüeros han aplicado una serie de medidas de presión -con cancelaciones de servicios; el pasado viernes ambas partes retomaron las negociaciones sin éxito y, tras eso, ha llegado ahora el preaviso de huelga.

Compartir el artículo

stats