Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC propone una inversión de 700 millones para mejorar los barrios

Candil critica que el Cono Sur, Ciudad Alta y Tamaraceite se quedan fuera de las actuaciones de renovación urbana del tripartito

De izquierda a derecha, David Suárez, María Fernández, Francis Candil, Pablo Rodríguez y Beatriz Calzada, ayer, en el parque Hermanos Millares en Ciudad Alta. | | JUAN CASTRO

Invertir 700 millones en los barrios del Cono Sur, Ciudad Alta y Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya durante un periodo de diez años. Ese es el objetivo que se ha marcado el plan Iniciativa Barrio, presentado ayer por Coalición Canaria (CC) para transformar y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes mediante un plan socioeconómico, que centra sus acciones en la rehabilitación de los núcleos abandonados durante años de acuerdo con seis ejes, entre los que destacan la creación de empleo y la formación. Los nacionalistas subrayan que lo único que pretende el plan es «centrar el mayor esfuerzo inversor donde vive la mayoría de la gente».

El portavoz del grupo nacionalista en la capital grancanaria, Francis Candil, consideró que la «mayor parte de la inversión» del gobierno tripartito se centra en la parte baja de la ciudad, «pese a que el 66% de la población vive en los barrios del Cono Sur, la zona alta y Tamaraceite». Eso significa, criticó, que «más de 250.000 personas están al margen de la inversión que se está ejecutando para la renovación urbana y la creación de nuevos espacio de disfrute y de ocio para la ciudadanía, actuaciones que continúan centradas en la ciudad baja».

«No podemos», dijo, «seguir invirtiendo en las mismas zonas de siempre, dejando al margen a los barrios que más necesitan esa transformación. Hemos pasado años invirtiendo en la pasarela, en abrir varias veces Mesa y López, o en la renovación de Luis Doreste Silva y Luis Morote, pero en Cruz de Piedra o San Francisco, por ejemplo, no se ha hace nada. Tampoco en Las Perreras, donde los vecinos llevan años esperando que le hagan una acera para no tener que jugarse la vida. O la Casa del Niño, un edificio abandonado, cuya rehabilitación podría dar servicio al Cono Sur y que sigue deteriorándose», indicó.

«Si dejamos a un lado la metroguagua, no se está haciendo ninguna actuación de relevancia que vaya a mejorar las condiciones de vida de la inmensa mayoría de la ciudadanía», sostuvo el edil, quien añadió que lo que pretende su partido con este plan es «cambiar el foco de atención en la política municipal».

15

Coalición Canaria presenta el proyecto 'Iniciativa Barrios' Juan Castro

La prioridad de ese plan de inversión integral, que necesitará la financiación de «todas las administraciones canarias», se centrará en los barrios que sufren una especial situación de abandono como San Francisco, Cruz de Piedra, Barrio Atlántico, donde llevan años esperando por una rehabilitación las casas de Lomo del Chinche y las 210 viviendas, o El Lasso. La rehabilitación de los barrios se desarrollará de forma paralela a la creación de empleo y la mejora de la formación a través de escuelas taller.

«Más de la mitad de los parados de la ciudad son de larga duración. El paro en la capital representa el 45% de desempleo en Gran Canaria, que se ceba en los mayores de 45 años. Esta iniciativa se tiene que centrar en rescatar a esta población», afirmó.

Candil planteó la necesidad de la recuperación de las escuelas taller, así como crear planes de formación para «rehabilitar los espacios públicos, los locales sociales y las viviendas». Además propuso un plan de incentivos y ayudas para comercios, autónomos y micropymes locales, así como la ocupación de los locales vacíos, la dinamización de mercados y mercadillos y la creación de un servicio de apoyo a la creación y gestión de microempresas y autónomos.

La rehabilitación de las viviendas, sostuvo, debe «resolver problemas históricos como la accesibilidad en los bloques, la mejora y uso de los espacios comunes, la sostenibilidad e incluso la gestión futura de las comunidades».

El secretario insular de CC y diputado regional, Pablo Rodríguez, indicó que su partido quiere crear una ley de barrios, similar a la de Cataluña, que garantice la atención a los barrios de todas las islas. «No se trata de un proyecto a corto plazo, basado en una política asistencial o en echar una mano de pintura o hacer un lavado de cara. Estamos hablando de la iniciativa más ambiciosa que ha presentado este partido, basada en políticas transformadoras e integradoras que permitan cambiar la vida de la gente para que viva mejor y sea más feliz». La diputada regional Beatriz Calzada resaltó, por su parte, el carácter «transversal e integral» del cambio que se pretende llevar a cabo en los barrios, para lo que es fundamental la «coordinación de todas las administraciones» y la «financiación». «Si no hay una financiación detrás, no habrá transformación», subrayó.

Compartir el artículo

stats