Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adzubenam Villullas y Amparo R. Montero Autores del libro 'La Ciudad de Ayer'

Adzubenam Villullas y Amparo R. Montero: «Mucha historia de la ciudad se olvida porque solo la recuerda quien la vivió»

«Hay historias de la urbe de las que no se ha escrito tanto porque tienen que ver con barrios populares», afirman los autores del libro 'La Ciudad de Ayer'

Villullas y R. Montero, ayer, en la plaza de Santa Ana de la capital grancanaria, con su obra 'La Ciudad de Ayer' Juan Carlos Castro

Las Palmas de Gran Canaria tiene una rica historia de la que sentirse orgullosa y que, muchas veces por falta de interés o porque solo queda viva en la memoria de sus habitantes, termina olvidándose o quedando escondida. Por ello, Adzubenam Villullas (1992) y Amparo R. Montero (1989) escribieron un serial de reportajes con esos secretos, algunos de los cuales se han publicado ahora en el libro La Ciudad de Ayer.

La Ciudad de Ayer... ¿ha cambiado mucho en esencia con la ciudad de hoy?

Adzubenam: La ciudad ha cambiado mucho, pero al mismo tiempo no. Es decir, cuenta con muchas huellas, muchas señales que recuerdan cómo fue la ciudad de ayer, y esas huellas, detalles, resquicios, han quedado muchas veces en el imaginario colectivo del pasado, y hemos querido rescatarlo en esta serie de reportajes que hicimos, algunos de los cuales están en este libro.

¿Qué ha hecho de Las Palmas de Gran Canaria la ciudad que es hoy, marcada por ese nexo de culturas y cosmopolitismo?

Amparo: Las Palmas de Gran Canaria siempre ha sido una ciudad a la vanguardia, por ser precisamente ese punto de confluencia de muchas culturas y personas de distintas nacionalidades. Y eso es quizás lo que más la ha enriquecido, junto con su propia historia. Pasó de ser un núcleo pequeñito en el que convivían ricos y pobres, y poco a poco fue creciendo, se fue expandiendo, eliminando la propia esencia de la que gozó en un primer momento, como las dunas y esa riqueza cultural que ahora está bajo el asfalto. Esos resquicios de los orígenes y la confluencia de culturas hacen que se entienda la evolución de esta urbe.

Son muchos los secretos que esconde esta ciudad... ¿La ciudadanía los conoce, o pasa como en otros rincones del mundo en el que los foráneos parecen tener una mejor idea que los nativos?

Amparo: Los reportajes que hicimos están llenos de anécdotas que nos sorprendían a nosotros mismos porque no están en el imaginario colectivo. Son cosas que saben personas que lo vivieron o que han estudiado en profundidad esos aspectos. Todos tenemos abuelos, abuelas, vecinos que nos hablan de esos secretos, quizás se conoce más cuando formas parte del entorno, pero muchos de ellos son desconocidos.

Adzubenam: Hay muchas historias que se han quedado en el olvido, muchas veces la gente no les ha dado esa importancia, por desconocimiento o porque eran algo cotidiano. La mayoría de la gente joven desconoce que la ciudad fue campos de dunas en su momento, o grandes extensiones de zonas de cultivo en barrios periféricos o de la Ciudad Alta. Muchos de ellos no lo llegan a conocer hasta que son ya adultos.

¿Qué fue lo más complicado de sacar los entresijos de la ciudad a lo largo de los siglos?

Amparo: Quizás lo más complicado, para mí que soy de fuera, era contextualizar y saber si lo que a mí me parecía novedoso por no ser de aquí lo era de verdad. En San Lorenzo llegué a hacer el reportaje y no había nadie en la calle, y yo tenía que sacarlo adelante. En esos momentos es complicado hilar todas las historias, que los relatos tuvieran un sentido, un orden cronológico. Fue sobre todo laborioso el tener que darle ese sentido a todo el serial.

«Las Palmas de Gran Canaria es muy rica históricamente y seguro se sacarán a la luz más secretos»

decoration

Adzubenam: Para mí fue difícil contar datos que a lo mejor están exacerbados o que no coinciden con las fechas de las que disponíamos. Hay historias que son muy, muy conocidas, más visibles, y hay mucha más información e incluso fotografías, pero de otros detalles de la ciudad todavía no se ha escrito mucho, o no se les ha dado mucha importancia quizás porque tienen que ver con barrios más populares.

Ustedes han descubierto que hay mucha historia en esta ciudad más allá de Vegueta en zonas como El Rincón, La Cícer, La Laja que quizás solo estuvieran en el recuerdo de quienes las habitaron, pero que se escapaban del conocimiento del resto de la ciudad...

Adzubenam: Uno de los reportajes está dedicado al Polvorín, que nace como barrio en los años 50 con las casas sociales, aunque antes de esto había ya algunas casas terreras y casas cueva. Eso es historia, realmente, porque es gente que vivía ahí desde hace mucho más de 100 años, pero más allá de la gente que vive ahi, nadie más la conocía. En otros barrios vivían familias que se habían realojado por otras circunstancias, y de las que también se habían perdido muchas vivencias que conseguimos gracias a hablar con sus protagonistas.

Amparo: Si habías crecido en ese entorno, controlabas, conocías o te había llegado del vecino o de tu abuelo la historia de ese barrio, pero mucha gente desconocía, por otra parte, la historia de cualquier otra zona porque no había tenido esa tradición oral, o ese conocimiento trasladado de padres a hijos durante generaciones.

¿Queda todavía algo por descubrir todavía de esta ciudad?

Amparo: Seguramente, si alguien sigue indagando o investigando, se descubrirán muchas cosas que nosotros no hayamos sacado a la luz en ese año que duró el serial. Es una ciudad históricamente muy rica, que daría para muchos más seriales como este. Hay cosas por recordar o redescubrir, más que por descubrir. Hemos visto cosas más adelante que hemos pensado que hubieran servido perfectamente para relatarlas en los reportajes.

¿Y quedó algo por descubrir de la ciudad en este libro?

Amparo: Realmente, hicimos como unos 30 reportajes a lo largo de ese año, y cuando la editorial Canarias eBooks nos propuso hacer la recopilación no seguimos un criterio específico, fue un poco como ir del centro a la periferia. Es cierto que se quedaron la mitad de los artículos fuera, pero fueron igual de queridos para nosotros, igual de trabajados. Quizás seguimos más bien un criterio cronológico, que tuviera cierto sentido este libro.

Adzubenam: Algunos de los reportajes eran muy similares, y en el libro quizás no tendría sentido ponerlos. Al publicarse, tenían mucha más distancia entre uno y otro, por lo que podíamos repetir algunos de los detalles para presentar otros nuevos. Como dice Amparo, tratamos de darle algo de sentido. Da pena muchas cosas que trabajamos y quedaron fuera.

  • Acto: Presentación de ‘La Ciudad de Ayer’, de Adzubenam Villullas y Amparo R. Montero
  • Lugar: Biblioteca Pública del Estado
  • Fecha: Hoy, a las 19.00 horas

Compartir el artículo

stats