Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guaguas y conductores sientan la base para negociar y evitar el paro

Ambas partes mantienen la primera reunión de cuatro con el fin de llegar a un acuerdo | La huelga comenzaría el 29 de noviembre

11

El comité de empresa de Guaguas Municipales anuncia una huelga en el servicio Andrés Cruz

El comité de huelga de Guaguas Municipales y la empresa pública de transportes sentaron ayer las bases para la negociación que evite la huelga que, desde el 29 de noviembre y en días alternos hasta el 24 de diciembre, Nochebuena, pretenden hacer los conductores. Ambas partes pusieron sobre la mesa, en la primera de las cuatro reuniones que mantendrán los próximos días, las propuestas a partir de las cuales debatirán y esperan llegar a un acuerdo que beneficie a todos

El conflicto comenzó el pasado 15 de octubre, cuando el Sindicato Unificado de Guaguas (SUG), mayoritario dentro del Comité de Empresa, rompió la mesa de negociación a cuenta de la jornada de 35 horas, alegando que la compañía quiere aumentarla a 37,5 horas durante dos años si los trabajadores no aceptan modificar las condiciones laborales para incrementar la productividad. Ello consistiría en partir las vacaciones con dos semanas en verano y otras tres en cualquier otro momento del año, y cambiar los días de descanso semanales. 

En esta primera reunión celebrada ayer, explicaron tanto la empresa como los trabajadores, se sentaron las bases para continuar con el diálogo encaminado a poner fin al conflicto laboral que se ha desatado, si bien todavía es muy pronto para sacar algo en claro, puesto que se debatirá todo en los encuentros del próximo lunes, miércoles y viernes. «De momento, tenemos unas premisas sobre las que hablaremos largo y tendido», indicaron fuentes de la compañía. Por su parte, el secretario del comité de empresa, Wolfang Alcántara, se congratuló de que no hubiera ningún desencuentro insalvable en esta ocasión, como sí hubo en otras reuniones. 

«Mientras se mantengan unos ciertos parámetros, seguiremos dispuestos a dialogar», aseguró Alcántara a este periódico. El comité de huelga mostró también las que son sus líneas rojas, pero reconocieron que no querían «dar por sentado que no se puede llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso». Al mismo tiempo, se congratularon por el cambio de talante que han visto en la empresa en las últimas jornadas, después que al principio de mes los güagüeros se levantaran de la mesa al considerar inaceptables las propuestas de la compañía de transporte.

Los empleados están dispuestos a dialogar dentro de unos límites y destacan el talante

decoration

Las demandas del Comité para evitar el paro en una época de gran movilidad en la ciudad como es la previa a las fiestas navideñas pasan por incluir en el convenio colectivo la jornada de 35 horas. Este acuerdo se firmó en 2019 entre ambas partes, y en él se condicionó esta reducción a cambio de «un aumento de la productividad». Asimismo, rechazan que no se hayan actualizado los salarios de la plantilla, «a diferencia de lo que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aplicado al resto de los trabajadores y trabajadoras del mismo, incluyendo las otras empresas públicas municipales».

Desde que abandonaran la mesa de negociación a mediados de octubre, los guagüeros han aplicado una serie de medidas de presión, por lo que han llevado a la compañía a cancelar servicios. A principios de mes, ambas partes intentaron retomar las negociaciones con una reunión que, finalmente, terminó frustrada tras el abandono de los miembros sindicales del SUG. La huelga fue aprobada por el Comité de Empresa por 10 votos a favor y cuatro en contra pertenecientes a los delegados de Comisiones Obreras.

Estado del cristal de una guagua a la que lanzaron una pedrada este martes. Cedida por los güagüeros

Pedrada a un vehículo

El pasado martes, una piedra impactó en el cristal de una guagua que cubría el trayecto entre Hoya de la Plata y el Puerto a la altura de la Vega de San José. Según denunciaron los güagüeros, el proyectil fue lanzado por menores que se encontraban en las inmediaciones de la calle Córdoba, provocando daños en el vehículo, pero sin provocar males mayores en los usuarios del transporte público ni el conductor. Pese a ello, reclamaron medidas para evitar más situaciones como esta, sobre todo a raíz de los cinco actos vandálicos que, en la misma zona, se produjeron a principios del pasado año. Fuentes de la compañía se mostraron razonablmente preocupados por este acto, si bien creen que, por el momento, resulta excesivo pedir el traslado de la línea, aunque se estudiaría en profundidad de producirse más lanzamientos de proyectiles en próximas fechas. Igualmente, insistieron en que el protocolo en estos casos se puso en marcha desde el minuto uno. | C. A. S.

Compartir el artículo

stats