Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vehículos mal aparcados impiden a las guaguas pasar en Guanarteme

Residentes del barrio denuncian que los coches estacionados sobre un cebreado provocan colas

Guuagua bloqueada por encontrarse el cebreado ocupado en Guanarteme. | | LP/DLP

Vecinos de Guanarteme denuncian que los vehículos mal aparcados en el cruce entre las calles Simancas y Cayetana Manrique impiden el paso de las guaguas. Esto provoca a diario taponamientos en el tráfico y «broncas» entre pasajeros, chóferes y propietarios de los coches y motos mal estacionados. La Policía Local ya ha intervenido en varias ocasiones, la última este mismo miércoles; las retenciones generadas por esta situación han llegado a durar hasta 40 minutos, apuntan los vecinos.

Pasajeros, conductores y vecinos de esta zona llevan tiempo soportando cómo cada vez que un chófer quiere hacer una maniobra con una guagua articulada en el cruce de ambas calles, justo antes de la plaza del Pilar, el giro se vuelve imposible. Los problemas con los aparcamientos vienen de lejos en Guanarteme, soportar coches aparcados sobre la acera, en esquinas o impidiendo el paso en pasos de peatones es el pan de cada día para los vecinos.

De manera incívica, hay conductores que aparcan sus coches o motos sobre el cebreado que hay en esta intersección. El mismo estaba protegido por una serie de pivotes grandes, pero los mismos han desaparecido o se encuentran reventados en el suelo, por lo que tienen barra libre. Los vecinos señalan que esto puede ocurrir hasta «10 veces al día». Las multas por estacionar sobre una señalización horizontal en un suelo de estas características ascienden a los 200 euros, según informan desde la concejalía de Seguridad.

Esta situación, que afecta a las guaguas de las líneas 17, 25, 35, 45, 47 y L2, ha llevado en «muchas ocasiones» a los guagüeros a dejar a los pasajeros antes de la parada propiamente dicha. Además de provocar de manera repetida, indican, «bocinazos y peleas». «Esto es un show diario, hay pasajeros que se pelean con el chófer porque les dicen que la guagua sí pasa por ahí, pero estos no quieren arriesgarse», apunta un vecino en la zona que ha preferido permanecer en el anonimato.

El miércoles a primera hora, por culpa de dos moto aparcadas sobre el cebreado se llegó a formar una cola con hasta cinco guaguas bloqueadas en Simancas -además de las de Guaguas Municipales, por esta calle van las líneas de Global del Norte-, según constaron los vecinos en redes sociales. Hasta que el dueño de uno de estos vehículos no se llevó una, la guagua articulada de la línea 17 no pudo continuar su camino. En otras ocasiones, ha sido la Policía Local la que ha llamado a la grúa para retirar un coche, «aunque 40 minutos después» de haber empezado el bloqueo, señalan.

Desde Guaguas Municipales señalan que este problema es algo habitual no solo en este punto de la ciudad, si no también en otros como las subidas a Salto del Negro y Pedro Hidalgo, o en La Isleta. La concejalía de Movilidad indica, además, que tiene constancia del destrozo de los pibotes que estaban situados en Simancas -esenciales para impedir a los vehículos estacionar donde no deben- y que los repondrán en breve; además, resaltaron que este tipo de daños hacia el mobiliario urbano es habitual en la ciudad.

Compartir el artículo

stats