Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Sitjà Coordinadora de la Guía de Paridad para Festivales de Circo y payasa profesional

Marta Sitjà: «Hay mujeres que no trabajan en el circo al carecer de referentes»

«Hay tres erres para resolver la falta de paridad: revisar, reflexionar y reformular», explica la coordinadora de la Guía de Paridad para Festivales de Circo

Marta Sitjà, ayer, en el escenario del Teatro Guiniguada tras la presentación del V Congreso CircoRED José Carlos Guerra

Marta Sitjà, payasa profesional durante 18 años, es la coordinadora del equipo de cinco mujeres que ha redactado la Guía de Paridad para Festivales de Circo, que se publicó en junio, y que se presenta estos días en el marco del V Congreso CircoRED, que se celebra esta semana en Las Palmas de Gran Canaria.

¿Es necesario redactar una guía para las buenas prácticas en materia de paridad en los circos? ¿Cómo está la situación ahora mismo?

Es más que necesaria, teníamos que haberla hecho mucho antes. Si se ha hecho es porque el tema está delicado, y faltan programaciones paritarias.

Hablan no de que haya más o menos chicas participando en festivales de circo sino que no se les llama...

No se nos llama tanto, se nos exige mucho más, y eso se puede extrapolar a otros ámbitos. Siempre las mujeres tenemos que defender nuestra carrera de una manera que los hombres no tienen que hacer, y en el circo nos pasa lo mismo, que la exigencia es mucho más alta. Es inconsciente, no es personal, pero pasa en la sociedad. Y con esta autoexigencia que tenemos nosotras que se nos ha inculcado desde pequeñas pasa. Hay muchos espectáculos de mujeres, y no solo tienen que ser espectáculos de solo mujeres, pueden ser mixtos, pero hay que visibilizar que están ahí. Una de las cosas que digo en la introducción a la guía es que en realidad se trata de una ley: la paridad está en la Ley de Igualdad de 2007. Entonces, ¿por qué no se acata esa ley que existe?

¿Tienen menos oportunidades las mujeres a la hora de poder dedicarse a esta vida?

Sí, y te pongo un ejemplo. En las escuelas de circo, gran parte del alumnado es femenino, y existen estudios de Universidad en este camino, pero luego se ven programaciones, puestos de dirección y decisión y son todo hombres. Tenemos menos oportunidades, y además las mujeres parimos, lo que plantea una serie de dificultades que en el mundo del circo, que trabajamos con nuestros cuerpos, se notan más. Hay que dar más facilidades y ahora hay que hacer acción positiva discriminatoria para que las mujeres suban, y sí, los hombres quizás se sientan injustamente tratados, pero es que se tiene que equilibrar la balanza para luego tratar con igualdad. 

¿Hay mujeres que deciden no intentarlo porque ven que no tendrían esas oportunidades?

Existen mujeres, sí, porque no encuentran referentes, o porque piensan que este no es su sitio y terminan abandonando, o simplemente ni lo intentan. Recuerdo que Ada Colau dijo una vez que se encontró por la calle a una madre con una niña que le comentó que de mayor quería ser alcaldesa. Y esto es así porque está viendo alcaldesas por la tele, porque de no ser así, no te puedes imaginar siendo alcaldesa, porque todo lo que ves son alcaldes. A la hora de elaborar una programación, tienen que darse cuenta que las mujeres tienen que verse representadas ahí. Y también las mujeres debemos reivindicar nuestros sitios, si nos proponen puestos de decisión, tenemos que aceptarlos aunque tengamos miedo.

¿Qué se puede hacer desde el mundo del circo para resolver la cuestión?

En la guía hablamos de tres erres: revisar, reflexionar y reformular. Revisar cada equipo de gestión, preguntándonos dónde están las mujeres, si en puestos decisivos o en la oficina haciendo el trabajo que les mandan. Hace falta hacer el curro de buscar y, si una persona está pidiendo a una mujer un puesto y la mujer le dice no, no quedarse con ello e intentar hablar con ella y hacerle ver que es válida, arropar e incentivar a las mujeres. 

¿Qué acogida ha tenido este documento de pautas dentro del mundo del circo?

«Muchas amigas han tenido que dejar sus carreras porque tuvieron que cuidar a sus hijos en casa»

decoration

Este fue un encargo que se hizo entre dos festivales, pero este documento pertenece a todo el mundo, la verdad es que no he hecho un seguimiento. Cuando lo presentamos, sí que veo buena acogida, hay muchas pautas que pensábamos eran básicas, pero la gente se sorprende. Hablamos de maternidades, de familias... Las compañías de circo muchas veces son familiares, y si no se ponen estas facilidades como programador de un festival, las mujeres no van a poder ir, tendrán que quedarse en casa cuidando. Muchas amigas han tenido que dejar sus carreras por este motivo, o han parado durante tanto tiempo que ahora les cuesta regresar. 

El circo siempre ha sido un mundo idealizado por la opinión pública, ¿lo cree así? ¿Qué hay de cierto en esta afirmación?

Entiendo de dónde viene esto, es del mundo de la magia, del color, de lo más difícil todavía... Pero no lo creo, lo quiero bajar de ese pedestal, es un arte escénica más, pero sí que tiene un riesgo y una forma física que tienes que tener, tiene peculiaridades como todas. Creo que con el circo contemporáneo esta ensoñación se ha apagado un poco, pero el clásico sí que ha tenido siempre ese halo por encima. Nos gusta lo que hacemos, por supuesto, pero quiero reivindicar que es eso, un trabajo más.

Ya esa imagen del circo como el domador, el payaso, el trapecista y el mago ha quedado un poco en el pasado...

Ha quedado un poco atrás, aunque siga existiendo. El circo tradicional está reivindicando su espacio, es cierto, porque el contemporáneo nos hemos asociado y se ha hecho un boom. Igual que está el teatro de zarzuela, la música clásica, los bodeviles... pues en el circo también. Para mí es algo que se ha quedado en pausa, pero sigue teniendo mucho público. Lo malo es que este circo, en términos de perspectiva de género, es fatal, porque la mujer siempre es la trapecista que va en tanga enseñando cacha, o la ayudante de. Y eso es lo que queremos romper. Yo, por ejemplo, soy payasa, pero no somos muchas todavía... Hay roles muy estereotipados. 

¿Cómo es la situación que vive el circo en estos momentos?

Esta es una opinión personal, como Marta que me llamo. Hay mucho trabajo que hacer, pero el circo es un sector dentro de las artes escénicas que está siendo cada vez más subvencionado, y somos pocos todavía, comparado por poner un ejemplo con el teatro. Hace falta reivindicar nuestro espacio mucho más, se nos está escuchando y las instituciones nos tienen presentes, está apareciendo la palabra «circo» en muchos sitios. Y en los últimos años es algo que ha crecido exponencialmente. Si hablamos de Cataluña, por ejemplo, hay un plan estratégico del circo brutal, que me he quedado anonadada leyendo, pero que en otras comunidades está costando un poco más alcanzar, pero porque en Cataluña llevan mucho tiempo organizados. 

Se están dando pasos encaminados a devolverle ese lustre...

Se están dando pasos muy valientes hacia el camino necesario. Hay mesas en las que estamos sentados artistas cirquenses, como la del Estatuto del Artista, donde debemos estar porque nuestra idiosincrasia es muy diferente a la del actor de teatro. Nuestra vida laboral es mucho más corta, hay un momento en que nuestro cuerpo no puede más, como le pasa a los deportistas, y eso se debe contemplar. Hay que pelearse y estar allí, porque tenemos peculiaridades específicas que tenemos que reivindicar. 

Programación del V Congreso CircoRED


  •  Miércoles, 11:30 horas - Panorámica del circo

Presentación del estudio ‘Cuestiones sobre el circo en el Estado: realidades y estrategias’, escrito por Leandro Mendoza y Gebra Serra. En el Teatro Guiniguada, como el resto de presentaciones y debates.


  • Miércoles, 16 horas - Salud y circo

Mesa redonda sobre la salud y el circo, en la que debaten Óscar Hornero, Rebeca Pena, Daniel Paulino Nogueira y Miguel Ángel Fernández.


  • Miércoles, 18 horas - Paridad en el circo

Las redactoras de la Guía de Paridad para Festivales de Circo presentan los resultados de su documento y debaten al respecto.


  • Miércoles y jueves, 20 horas - Work in progress

El patio del Cabildo de Gran Canaria acoge dos Work in progress canarios, espectáculos de improvisación.


  • Viernes, 20 horas - Espectáculo

El Guiniguada acoge el espectáculo Cafuné, de la Compañía DU’K’TO.

Compartir el artículo

stats