Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo ultima el permiso a una gasolinera con un informe desfavorable

La secretaria del pleno advierte que no se tramitó el convenio por el que se cede el suelo

Rotonda de Siete Palmas, donde se instalará la nueva gasolinera. | | ANDRÉS CRUZ

La Concejalía de Urbanismo lleva mañana al pleno la aprobación inicial de la modificación parcial del Plan General de Ordenación (PGO), que permite a la empresa Disa instalar una gasolinera en Siete Palmas, pese al informe desfavorable, aunque no vinculante, de la secretaria general del pleno, quien advierte que antes es necesario tramitar y sacar a información pública el cambio del convenio acordado en 2017 entre el Ayuntamiento y Disa, en el que se justifica la revisión del planeamiento. La funcionaria argumenta que la modificación urbanística se basa en la revisión de dicho convenio, tras cederle el consistorio la parcela de Siete Palmas a Disa a cambio de otra en la Vega de San José. La modificación del Sistema General-14 /ESR-16 del cementerio de San Lázaro tiene como objetivo, además de ampliar el camposanto y crear un tanatorio público, cambiar el uso del suelo para permitir a Disa instalar una estación de servicio, cerca del estadio de Siete Palmas, justo en la entrada principal al cementerio.

Urbanismo esgrime dos contrainformes, uno de los servicios jurídicos del departamento y otro de la Coordinación General de los Servicios Jurídicos, en los que se asegura que es legalmente posible tramitar al mismo tiempo la modificación del plan general y la adenda del convenio. En medio de esta divergencia entre técnicos, el dueño de la petrolera Pedruzcos Oil, cuya parcela aparece como sujeta a expropiación en la misma actuación urbanística, amenaza con recurrir la modificación, al considerar irregular aprobar el cambio sin tramitar previamente el convenio que le da sentido. Pedruzcos Oil recurrió en su día la aprobación del inicio de esta modificación y también la negativa del consistorio a autorizarle una gasolinera justo enfrente del suelo municipal que le ha cedido a Disa.

El acuerdo del Ayuntamiento con Disa se remonta al 12 de marzo 2015, fecha en la que se firmó el convenio por el que la gasolinera cedía al municipio parte de la parcela donde hoy está el surtidor de Shell, al lado del cementerio de Vegueta, a cambio de otro solar en la Vega de San José y otras compensaciones urbanísticas por importe de 3,6 millones. En 2017, el Ayuntamiento descarta poner una gasolinera en la Vega de San José, porque los vecinos no la quieren, y le pide a Disa que elija otro lugar. Al final se permuta por una parcela de 2.200 metros cuadrados en Siete Palmas.

Según el informe de la secretaria del pleno, Ana María Echeandía, la adenda anexo por la que se cambian las parcelas se firma en marzo de 2018 y «modifica sustancialmente el convenio de 2015», que deja de ser un mero acuerdo expropiatorio porque implica la modificación del planeamiento. Concluye que «debe cumplimentarse dicha tramitación», lo que implica someter la adenda a exposición pública, «como requisito sine qua non para poder reiniciar la modificación» del plan general.

Una petrolera llevará a los tribunales la modificación del Plan General que aprueba mañana el pleno

decoration

Por su parte, los informes jurídicos entienden que «sólo se exige la inclusión del texto íntegro de la adenda en la modificación del plan que se somete a información pública», lo que permite que el texto pueda recibir alegaciones al mismo tiempo que el cambio urbanístico.

No piensa lo mismo José Luis Martinez, abogado de Preduzcos Oil, cuyo propietario considera que la modificación «sólo busca beneficiar a Disa». Martínez recuerda que la oposición denunció en mayo pasado que la modificación del convenio no estaba tramitada y por esa razón se dejó sobre la mesa en aquel momento el expediente.

«El ayuntamiento reconoce ahora que ese trámite no se ha llevado a cabo, con lo cual el acuerdo de trasladar la gasolinera no existe, pero pese a ello siguen adelante. Ello supone que hay un defecto de forma que anula todo el trámite. Si la obligación», que es cambiar la parcela de San José por la de Siete Palmas, «no existe, en qué se basan para hacer la modificación», se preguntó. A su juicio, el planificador «tiene que demostrar el interés general de sus decisiones, porque si no son arbitrarias». Calificó de «excusa que no se sustenta» la negativa de Urbanismo a darle la licencia a Pedruzcos Oil porque al estar en suelo rústico no puede haber otra estación a menos de 500 metros de la que hay al lado de Hipercor. «El ayuntamiento ni siquiera asistió el otro día a la vista pericial por la denegación de la licencia. La excusa que ha dado el ayuntamiento para no dar la licencia no es legalmente viable», sostuvo.

El edil de Urbanismo, Javier Doreste, por su parte, defendió la legalidad de la modificación del plan general y de la denegación de la licencia a Pedruzcos Oil. añadió que «ahora Pedruzcos tendrá que pedir que le expropiemos la parcela», para lo que se han reservado 600.000 euros, «o irse a los tribunales, donde lo ha perdido todo».

Compartir el artículo

stats