Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Limpieza no ha podido reponer 25 contenedores quemados este año

En lo que va de 2021, el vandalismo ha calcinado 82 recipientes, una cifra que ya es superior a los que se quemaron en 2018, 2019 y 2020

4

Dos contenedores de envases ligeros son quemados en Schamann sin que puedan reponerse Limpieza

En lo que va de 2021, un total de 82 contenedores de diverso tipo han sido quemados en Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de la cifra más alta de los últimos cuatro años, ya que desde 2017, cuando se incendiaron 105 depósitos, no se había vuelto a superar las 80 unidades afectadas. Y todavía queda poco más de un mes, uno de ellos diciembre, que históricamente suele ser propenso a este tipo de actos vandálicos. El Ayuntamiento capitalino, además, no ha podido reponer 25 de estos contenedores, con lo que ello conlleva de perjuicio para la ciudadanía.

Según los datos aportados por el Consistorio capitalino, un 70% de los contenedores que han sido destruidos por las llamas se han conseguido reponer, muchas veces casi al momento, pero 25 de ellos siguen pendientes. Una de las causas tiene que ver con la falta de stock en el Servicio de Limpieza municipal, aunque también hay otros motivos que lo explican. Entre los que tienen que volver a colocarse están los dos recipientes de envases ligeros que se quemaron en Schamann la semana pasada.

De esta forma, 11 de los contenedores que tienen que ser repuestos son, precisamente, de envases ligeros, otros nueve son de vidrio y cinco, de papel y cartón. Estos contenedores, sobre todo los de mayor volumen, son los más costosos para las arcas municipales. De hecho, entre 2019 y 2020, se desembolsaron 105.110 euros, lo que supone el doble que lo que se destinó este año a prevención de riesgos laborales en los presupuestos de la ciudad. Los recipientes amarillos, de hecho, pueden llegar a costar hasta 1.600 euros cada uno, mientras que los azules cuestan entre 1.000 y 1.300 euros en función del volumen.

Las fuentes municipales consultadas por este periódico aseguraron que existe previsión por parte del Consistorio para reponer estos elementos del mobiliario urbano, pero destacaron que las conductas incívicas que se han producido estos meses la ha sobrepasado. Pese a ello, señalaron que estos comportamientos corresponden "a una pequeñísima parte de la ciudadanía", y que no tiene comparación con lo que puede ocurrir en otras grandes urbes del país.

Tamaraceite es el barrio en el que más de estos elementos del mobiliario se han prendido fuego

decoration

Solo durante una noche de septiembre, en Barcelona se quemaron 300 contenedores durante actos de protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. En 2019, por la sentencia del Procés, también fueron atacados más de 400 de estos elementos del mobiliario urbano. O los múltiples destrozos de los disturbios por la huelga de los trabajadores del metal en Cádiz de las últimas jornadas. También San Sebastián tiene problemas asiduos con esta problemática, que igualmente es noticia en Sevilla, donde se denunció la incineración de hasta 168 contenedores durante tres meses de 2020 a lo largo y ancho de la capital andaluza.

Tamaraceite, el barrio más afectado

Por barrios, Tamaraceite ha sido el más afectado por el vandalismo de las personas incívicas. Un total de 11 contenedores se han quemado en sus calles, es decir, casi un 15% del total de recipientes calcinados. Le siguen Schamann, con ocho -dos de ellos la última semana-, y La Paterna, con otros cinco. El resto está diseminado por prácticamente todos los rincones de la capital grancanaria, según especificaron las fuentes consultadas.

Fuentes municipales lamentan que este es «un asunto difícil de combatir» pese al patrullaje continuo

decoration

"Este es un asunto difícil de combatir: la policía de distrito patrullan frecuentemente, pero es complicado pese a toda la labor de vigilancia", lamentaron. Y es que, tal y como afirmó el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, en una entrevista con LA PROVINCIA en abril, capturar a los pirómanos es una tarea compleja, y se tendría que apostar más por "frenar el vandalismo". "Como todos los actos vandálicos, tienen un cierto efecto llamada, que nos hace tener más implicación en la parte de concienciación ciudadana", indicó en aquella ocasión.

En cualquier caso, el departamento municipal de Limpieza espera poder reponer la mayoría de los 25 contenedores que faltan en la ciudad tras ser quemados "a la mayor brevedad posible", e hizo un llamamiento a la ciudadanía para aplacar este tipo de actos vandálicos que repercuten directamente sobre sus bolsillos.

Compartir el artículo

stats