Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aicha Belghazi Babi Berrada Presidenta de la Asociación de Mercaderes del Rastro de Las Palmas

Aicha Belghazi Babi: «Queremos convertir al Rastro en otro punto de atracción para Las Palmas de Gran Canaria»

«Quevedo ha tenido buen talante en todo momento, nunca se ha negado a lo que hemos propuesto», indica la presidenta de la nueva Asociación de Mercaderes del Rastro capitalino

Aicha Belghazi Babi Berrada, en el centro, acompañada por otros dos miembros de la asociación, Salvador y Alejandro Andrés Cruz

Hace pocas fechas, nació la Asociación de Mercaderes del Rastro de Las Palmas, que quiere servir de interlocución entre las 400 familias que trabajan en él y las instituciones. La primera presidenta que han designado es Aicha Belghazi Babi Berrada, que lleva prácticamente la mitad de su vida dedicada a su puesto. La semana pasada, se reunieron con Pedro Quevedo, del que encontraron buen talante para resolver sus preocupaciones.

¿Por qué nace esta nueva asociación que pretende aglutinar a los mercaderes del Rastro de Las Palmas de Gran Canaria?

Esta asociación nace como consecuencia del Covid. Hemos tenido que cerrar todos los mercados, lo hemos pasado verdaderamente mal, como todo el mundo, pero nuestro sector es uno de los que más afectado se ha visto. Hemos estado casi 18 meses cerrados, muchas familias no han tenido ingresos y otras un mínimo, y hemos querido crear esta asociación para intentar intermediar con el Ayuntamiento para poder abrir, hablar las restricciones en la medida de lo posible. Poder abrir y siempre estar en contacto con el Ayuntamiento, que necesitaba hablar con alguien, y nosotros necesitábamos hablar con ellos. Hasta la fecha, íbamos por libre, pero ahora queremos ir al paso, todos juntos. El quid de la cuestión de la asociación es que en el Ayuntamiento nos puedan recibir, porque no es lo mismo hacerlo individualmente que como conjunto, que tiene un mayor peso a la hora de que nos reciba un concejal, si bien es cierto que Pedro Quevedo siempre solía atendernos pese a no estar constituidos en asociación. 

¿Cuál es la misión que será la bandera de la asociación?

Lo que vamos a defender son todas las mejorías posibles para los mercaderes, porque vivimos de esto. Todo lo que se pueda hacer para mejorar la situación en la que nos encontramos ahora, la vamos a defender, empezando por convertir al rastro en otro punto de atracción tanto para la gente de la ciudad como para quienes nos visitan. Con un mercadillo en condiciones, todos se animarán a visitarnos y comprar en los puestos. 

¿Cuáles son los primeros objetivos que ponen sobre la mesa?

El primer objetivo que tenemos en vista es el cambio de ubicación que se va a hacer, que queremos que sea beneficioso para todos los mercaderes. Intentamos que nos ubiquen en un sitio céntrico, en el que no molestemos a ningún vecino, y que resulte cercano para el ciudadano, que le invite a visitarnos. A corto plazo, también queremos hablar sobre los aparcamientos, que nos dejen aparcar al lado del recinto ferial, porque ahora mismo estamos estacionando retirados, y nos cuesta trabajo mover toda la mercancía y los puestos. Y otro punto que hemos tratado, más a largo plazo, tiene que ver con las carpas, queremos que la idea del Ayuntamiento de unificar la imagen del mercado se pueda adaptar a las condiciones de todos los vendedores. 

¿Cuántos miembros conforman la Asociación de Mercaderes del Rastro de Las Palmas ahora mismo?

Pues trabajamos en el rastro unas 400 familias, y acabamos de crear la asociación realmente, aunque llevemos un año trabajando un grupo de personas que reaccionamos después del Covid y ante tantas restricciones. Realmente, somos siete los miembros fundadores. Un punto muy importante es que no es en beneficio propio, sino en beneficio de todas las familias: no tenemos ningún lucro, ni tenemos ánimo de ello. Y todo el que quiera entrar en la asociación es libre de ello, y queremos hacer un llamamiento a todos los mercaderes que quieran participar en esta asociación a que nos pregunten y les informaremos con todos los detalles sobre nuestro funcionamiento.

¿Cómo está ahora mismo la situación de los mercaderes después de todo lo que ha provocado la pandemia?

Hemos tenido muchas complicaciones, más que nadie, porque mientras otros comercios sí han podido seguir abriendo, nosotros, pese a estar al aire libre, hemos estado cerrados, con las mercancías que puedan pasarse de temporada, perdiendo el dinero. Nos ha costado mucho superar esta situación, y menos mal que las autoridades nos han ayudado, por lo menos para comer hemos podido sacar. Entendíamos perfectamente las circunstancias que nos describía el concejal (de Desarrollo Local, Pedro Quevedo) en las reuniones, porque estábamos en una situación muy complicada sanitariamente hablando. El resumen es que toda la economía estaba funcionando más o menos tras la pandemia, pero el sector del mercadillo fue el más tardío en retomar la actividad. 

«Quevedo ha tenido buen talante en todo momento, nunca se ha negado a lo que hemos propuesto»

decoration

Y el problema es que muchos de ustedes se dedican exclusivamente a esta actividad...

Claro, ese es el punto. Y, desgraciadamente, aunque esperemos que no sea así, todo parece indicar que en enero volveremos a estar en una situación comprometida, y con la subida de casos que se está viendo, podremos sufrir consecuencias nuevamente que podrían ser catastróficas para muchas familias. De todas maneras, los indicadores de la pandemia de este año no tienen nada que ver con los del año pasado, estamos algo más inmunizados y creemos que no será tan duro.

¿Sienten incertidumbre con este incremento de casos?

Con lo que estamos viendo y el avance que ha habido en la inmunización, no entendemos que nos vayan a cerrar totalmente como pasó antes, pues las situaciones no son comparables. Aunque bien es verdad que no se sabe lo que deparará el futuro. Mientras haya virus, siempre estará esa incertidumbre, porque ni los que estudiaron el Covid saben lo que va a pasar, es impredecible. Y por ello, agradecemos el apoyo del concejal (Pedro Quevedo), porque pese a todo, está con nosotros.

¿En ese sentido, cómo fue la reunión que mantuvieron la semana pasada con el concejal de Desarrollo Local, Pedro Quevedo, en las oficinas municipales?

Fuimos recibidos con agrado y amabilidad, y le hemos visto preocupado por la situación que atraviesan los mercaderes. Él siempre intenta, en la medida de sus posibilidades, cumplir con los deseos que le planteamos y solventar nuestras preocupaciones. Quevedo tuvo buen talante en todo momento, nunca se ha negado a lo que le hemos propuesto. Le planteamos nuestra intención de ayudar al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a mejorar la imagen del mercadillo, que se sientan orgullosos de lo que hemos hecho en común, tanto ellos como las 400 familias que formamos parte de él. Todo esto que hacemos es en beneficio mutuo. Y, por ello, querría agradecer a todos mis compañeros el trabajo que hemos hecho en este tiempo, tanto antes como después de conformar la asociación, y que me hayan confiado su apoyo para presidirla.

En su caso, ¿son más los turistas que se interesan por el rastro o los propios habitantes de la ciudad?

Los habitantes de Las Palmas de Gran Canaria son nuestra gente, los que siempre hemos tenido ahí, nuestra clientela fiel, por decirlo de alguna manera. La diferencia es que, cuando vienen turistas y cruceros, trabajamos mucho más porque hay más movimiento. Y, obviamente, siempre vamos a apostar por hacer del mercadillo un lugar atractivo también para quienes nos visitan. Y por ello, también nos afecta que no lleguen tantos turistas y cruceristas, aunque sea en menor medida. 

Compartir el artículo

stats