Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad impulsa la compra de los 17 vehículos que tendrá la metroguagua

El concejal Ramirez asegura que se intentará que sean cien por cien eléctricos | Guaguas prepara la reordenación de líneras para mejorar el servicio en barrios

Simulación del paso de la metroguagua por Mesa y López. | | LP/DLP

La Concejalía de Movilidad pretende cerrar el próximo año la compra de los 17 vehículos que moverán la metroguagua de una punta a otra de la ciudad cuando esta entre en funcionamiento en 2023 o, con mayor probabilidad, en 2024. En su momento se calculó que los Bus Rapid Transit (BRT) constarían 18,6 millones. El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, subraya que se intentará que los vehículos sean 100% eléctricos. Además de elegir el modelo de los vehículos para sacar a concurso su adquisición, el año que está a punto de nacer será también el de la reorganización de las líneas de Guaguas Municipales con el objetivo de mejorar los servicios a la parte alta de la ciudad y el resto de barrios periféricos.

«El año que viene», explica Ramírez, «tenemos que abordar la compra de los vehículos», para que estén listos, «cuando la metroguagua empiece a funcionar en 2023 o 2024. A lo largo de 2022 tendremos que adoptar la decisión sobre los vehículos que queremos». «Buscaremos», asegura, «lo mejor que hay en el mercado, lo más ecológico, lo más eficiente y lo más limpio que encaje con nuestras necesidades. Aspiramos a que sean cien por cien eléctricos, pero eso va a depender del tipo de modelos, de como esté el mercado y los precios. Nosotros requerimos un tipo de guagua muy concreto, con unas medidas y una capacidad muy concretas y tenemos que ver qué nos ofrece el mercado con esas caracteristicas y que encaje con nuestras necesidades. Haremos esa investigación y comenzaremos con la licitación».

Lo que también se terminará de perfilar a lo largo de 2022 es la reorganización de las líneas de las guaguas amarilla. Ya se han realizado estudios y ensayos de como funcionaría la red cuando entre en funcionamiento la metroguagua, informa el edil, y en los próximos meses se hablará con representantes vecinales y comerciales.

En palabras del responsable de Movilidad, la entrada en funcionamiento del BRT permitirá mejorar los servicios en la ciudad alta, porque muchos de las guaguas que ahora circulan por la parte baja de la ciudad reforzarán esas rutas. «Como siempre hemos dicho, gran parte de los recursos que están en la parte baja de la ciudad los vamos a volcar en la parte alta», insiste.

La intención de Guaguas Municipales es recortar las líneas de barrios que acaban en Manuel Becerra cuando van en dirección al Puerto para que finalicen en el intercambiador de Santa Catalina, que será reforzado, y los viajeros que sigan hasta La Isleta harán el rransbordo en la metroguagua. «Esto va a provocar que el recorrido sea muchísimo menor y va a permitir que las guaguas hagan más trayectos, con lo cual mejoraremos frecuencias, horarios, etc», sostiene Ramírez.

Antes de establecer el diseño definitivo de las líneas, el concejal y los responsables de Guaguas se reunirán a lo largo de este año con «los diferentes agentes implicados, los representantes de las zonas comerciales y de los vecinos para conocer también cuales son sus peticiones e ir reajustando la red» de transporte.

En estos momentos hay en marcha tres proyectos de la metroguagua : la construcción de la estación de Hoya de la Plata, la terminación de los carriles de la calle Alicante, que se acaba de reiniciar tras un parón de más de un año en las obras, y el tramo que conecta Luis Doreste Silva con Pío XII, a punto de acabar. Pendiente de adjudicar está la parada y el paso subterráneo de Santa Catalina. Esperando por la autorización de Costas está todavía el relleno para ampliar la avenida marítima entre el cementerio y el Guiniguada para habilitar un cuarto carril y dejar espacio para los viales de la metroguagua. El objetivo del Gobierno canario es sacar a concurso las obras «a finales de 2022», por lo que será difícil que ese tramo esté finalizado antes de 2024. Pendientes de licitar quedan también, el tramo entre el Guiniguada y Bravo Murillo y las fases desde Santa Catalina hasta Manuel Becerra, así como el traslado de las naves humanitarias.

A concurso, las marquesinas

La empresa Guaguas Municipales acaba de sacar a concurso la instalación y mantenimiento de las marquesinas que tendrán las paradas de la metroguagua, por un importe de 6,71 millones de euros. Se trata de un contrato mixto que tiene una duración de cinco años, sin prórroga, y comprende el diseño, suministro-fabricación y mantenimiento de las marquesinas. El sistema de transporte de alta capacidad tendrá un total de 36 paradas, 35 con marquesinas y una reducida. Las marquesinas deberán tener, entre otros elementos, zona wifi, asientos de espera, incluidos los especiales para personas de movilidad reducida vinculados a las puertas de acceso al BRT y de otros colectivos con derecho al uso de asientos reservados, así como paneles informativo en tiempo real accesible para invidentes.

Compartir el artículo

stats