Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo cede suelo en La Minilla para construir 113 viviendas sociales

Las casas de Concejal García Feo, que forman parte del plan de 400 inmuebles acordado con el Gobierno, estarán distribuidas en dos bloques de siete plantas

Urbanismo cede suelo en La Minilla para construir 113 viviendas sociales

Urbanismo ha cedido suelo al Gobierno de Canarias de manera gratuita en La Minilla para construir 113 viviendas sociales en dos bloques de siete alturas. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria pone así en marcha el plan de vivienda pública que firmó con el ejecutivo autonómico en junio de 2020 y que incluye la creación de 400 casas sociales repartidas por diferentes barrios de la capital con el objetivo de dar respuesta a las más de 2.600 familias de bajos recursos que llevan años esperando por un hogar.

Las viviendas estarán situadas en una parcela de 3.227 metros cuadrados en el tramo superior de la calle Concejal García Feo, frente al hospital Doctor Negrín y por encima de la autovía GC-23. Estarán distribuidas en dos bloques de siete plantas con 55 y 58 casas cada uno, además de plazas de garaje bajo rasante. La cesión de suelo se encuentra actualmente en exposición pública -tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP)-, por lo que es posible presentar alegaciones. Este suelo actualmente es de titularidad municipal –llegó a plantearse para el mismo ubicar a parte de las familias realojadas de la reposición de Las Rehoyas–, por lo que el Ayuntamiento lo traspasará a la entidad dependiente del Gobierno regional.

Urbanismo cede suelo en La Minilla para construir 113 viviendas sociales

Urbanismo cede suelo en La Minilla para construir 113 viviendas sociales

Según el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, el proyecto para ambos bloques ya ha sido redactado y deberá ser el Gobierno canario quien deba proceder a sacarlo a concurso público una vez hagan la recepción de la citada parcela. Las viviendas serán de hasta seis tipos diferentes, por lo que tendrán una superficie que variará entre los 55 y los 120 metros cuadrados en función de las necesidades de cada demandante. De esta manera, poco más del 50% de las casas rondará los 75 metros cuadrados; habrá dos con la máxima superficie planteada para familias numerosas y otras dos serán adaptadas a personas con discapacidad motora.

Los dos bloques, que estarán levantados sobre pilastras, llegarán a la calle Concejal García Feo rodeados de edificios de promoción privada –las otras 300 viviendas públicas que el Ayuntamiento firmó con el Gobierno estarán repartidas entre Arenales, Vegueta y Tamaraceite–. Urbanismo lo que pretende así es «evitar el efecto gueto», tal y como ha reiterado Doreste en numerosas ocasiones, con el objetivo de evitar los problemas de estigmatización que se han producido históricamente en barrios de esta naturaleza de la capital grancanaria –de los polígonos a los grupos del patronato–.

De hecho, estas 113 viviendas públicas estarán rodeadas de servicios públicos. Al norte de las mismas se encuentra el CEIP Buenavista y, al sur, el IES La Minilla. En la acera de enfrente está el acceso al campo de fútbol Pepe Gonçalves y, además, en la parcela situada a nivel inferior del solar en cuestión estará situado el nuevo campo de béisbol de la ciudad. A estos habría que sumar la cercanía del hospital Doctor Negrín, el parque de La Ballena o la avenida de Escaleritas y lo que ello supone a nivel comercial.

Desde Urbanismo señalan que la concejalía tiene ya en marcha el proceso de cesión al Instituto Canario de la Vivienda de la parcela situada en el número 95 de la calle León y Castillo, el solar de Reyes Católicos con Eufemiano Jurado y las situadas en la zona de Tamaraceite Sur –que albergarán hasta 200 casas, la mitad de las acordadas en el plan–. En todos estos repartos ha primado la cercanía de servicios públicos en las inmediaciones y la convivencia con edificios de promoción privada.

De hecho, las de Arenales y Vegueta son un caso particular dado que la construcción de casas sociales no ha sido lo habitual en la parte baja de la ciudad en décadas y menos en barrios que están ya más que consolidados. El edificio de León y Castillo cerrará el solar en la manzana en la que está situado el huerto urbano ‘La Chimenea’ y el colegio Aguadulce; mientras que el segundo estará frente al parque de bomberos del Cono Sur y la Ciudad de la Justicia, entre otros servicios.

El plan se verá reforzado con la construcción de otras 200 viviendas de precio asequible también acordadas recientemente con el Gobierno canario y que estarán repartidas en distintos puntos de la capital grancanaria. Y es que, incluso sumando ambos planes, la cifra queda aún lejos de las 2.600 familias que, según datos aportados hace un año por el consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, tienen la necesidad de una vivienda.

A estas operaciones habría que añadir los planes de rehabilitación de barrios, la reposición del extinto patronato de Tamaraceite -cuya primera piedra del último edificio de 76 viviendas fue colocada en noviembre- y la reposición de Las Rehoyas.

Compartir el artículo

stats