Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto de Las Palmas recibe el visto bueno de Madrid a su propuesta para el suelo del Náutico

La zona de piscina del Club Náutico, en una imagen de archivo. ANDRES CRUZ

La Autoridad Portuaria de Las Palmas acaba de superar un trámite imprescindible para poder vender al Club Náutico de Gran Canaria el suelo donde se levantan las canchas, la piscina, el solarium y parte de su edificio principal. La Dirección General de la Costa y el Mar, que depende del Ministerio de Transición Ecológica, ha dado su visto bueno a la propuesta para desafectar 9.965 metros cuadrados del dominio público portuario que la administración de los Puertos de Las Palmas quiere traspasar posteriormente a la sociedad deportiva a cambio de una cantidad aún no estipulada.

El expediente pasa ahora al Ministerio de Transportes, que tiene la última palabra

decoration

Costa y Mar ha emitido para ello un informe en el que analiza el suelo desde el punto de vista de la protección del dominio público. En el documento, la dirección general constata que los terrenos no conservan las características naturales de los bienes marítimo-terrestres y por lo tanto «se consideran innecesarios para la protección y defensa del dominio público marítimo-terrestre». 

El Ministerio responde de este modo a la solicitud que había efectuado la Autoridad Portuaria a mediados de junio con el objetivo de obtener la declaración de innecesariedad para los fines portuarios de los terrenos en cuestión. El 29 de septiembre, la Demarcación de Costas en Canarias emitió un primer informe favorable en el que destacaba, además, que el suelo está ocupado por edificios, canchas deportivas, piscina, solárium y explanadas «integrados totalmente en el tejido urbano de Las Palmas de Gran Canaria».

Innecesarios para los usos portuarios

El informe de septiembre incidía en que la zona señalada para su desafección se encuentra fuera de la ribera del mar, de la que está separada por una explanada de varada y un dique en forma de L que da abrigo a los cuatro pantalanes flotantes gestionados por el club. Esta situación, argumentó la Demarcación de Costas de Canarias, hace «que resulte inviable» la recuperación de los terrenos o su uso para la protección del dominio público, para lo que además «no resultan ser tampoco necesarios», recalcó. 

El expediente pasa ahora a manos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que deberá realizar su propio análisis sobre la conveniencia de la desafección de los terrenos a través de Puertos del Estado. Con el visto bueno del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria, el de la Demarcación de Costas de Canarias y el de la Dirección General de la Costa y el Mar, la resolución del departamento que dirige Raquel Sánchez puede estar lista a comienzos de esta primavera, según señalan fuentes de la Autoridad Portuaria.

En cualquier caso, la desafectación solo es el primero de los dos pasos de esta operación. Una vez obtenida la autorización ministerial, el suelo pasará a formar parte del patrimonio de la Autoridad Portuaria y se mantendrá con el mismo régimen de concesión que en la actualidad mientras se resuelve la segunda parte, la propia venta de los terrenos al Club Náutico.

Tasación de los terrenos

La clave de la venta radica en la tasación de los terrenos. La Autoridad Portuaria tendrá que encargar una a un tasador homologado, que deberá fijar el valor del terreno que a continuación se propondrá al Náutico como precio de compraventa. De acuerdo con la Ley de Puertos y Marina Mercante, si la enajenación rebasa los tres millones de euros deberá contar con la aprobación final de Puertos del Estado, que también podrá imponer condiciones. En el caso de que supere los 18 millones de euros, la última palabra estará en manos del Consejo de Ministros

A menos que surjan obstáculos, la operación de venta podrá cerrarse el próximo año

decoration

El Náutico, que puede encargar su propia tasación de los terrenos sin esperar a las resoluciones del Ministerio de Transportes, tendrá que negociar la venta a partir de entonces con la Autoridad Portuaria. A menos que surjan obstáculos o un rechazo a las cantidades fijadas, la operación podrá quedar cerrada a lo largo del próximo año. El club podrá tramitar a partir de entonces la solicitud de renovación de la parte restante de la concesión, que comprende la misma zona que señaló la Demarcación de Costas, esto es, la explanada de operaciones, la zona de varada y el dique con sus pantalanes. 

La desafectación de los terrenos y su posterior enajenación a favor de la sociedad deportiva, un procedimiento que según señala la Autoridad Portuaria se encuentra «reglado y ajustado a la legislación vigente», es la opción propuesta por la administración de los Puertos de Las Palmas para despejar el futuro del club ante la finalización de la concesión, prevista para 2027. La entidad tiene su sede en la esquina septentrional de la playa de las Alcaravaneras desde finales de la década de 1950, cuando se mudó procedente del muelle Santa Catalina empujada por el crecimiento del Puerto. La mayor parte del edificio se encuentra en suelo propiedad del Náutico que antaño sirvió como talleres del tranvía, aunque el club obtuvo en 1966 una primera concesión de 7.567 metros cuadrados en el entorno que se fueron incrementando con sucesivas ampliaciones. 

Compartir el artículo

stats