Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

La Luz busca dueño para un ‘narcovelero’ tras más de un año en el Muelle Deportivo

El Puerto subasta el ‘Nergha’, apresado en alta mar con el equivalente a 40 millones en cocaína

El ‘Nergha’, poco después de llegar al Puerto de La Luz con un cargamento de 1.200 kilogramos de cocaína. | | EFE / ELVIRA URQUIJO A.

Navegaba en precario, pero con 40 millones de euros en cocaína en las bodegas y la cubierta, hasta que fue interceptado por las fuerzas de seguridad españolas a 1.000 kilómetros de Canarias a finales de julio de 2020. Más de un año después de ser remolcado hasta el Puerto de Las Palmas, el velero Nergha continúa ocupando espacio en el saturado Muelle Deportivo de la capital grancanaria. La Autoridad Portuaria, que recibió recientemente la necesaria autorización de la Audiencia Nacional para proceder a su venta, lo sacará a subasta a mediados del mes de enero.

El ‘Nergha’, en su atraque actual del Muelle Deportivo. | | LP/DLP

El Nergha, vinculado al narcotráfico gallego, había zarpado de Pontevedra en julio del año pasado y navegó durante un mes en aguas relativamente próximas a Canarias, a la espera de la llegada del barco nodriza que traía la droga desde América. El velero iba a regresar a Pontevedra con la mercancía, pero fue interceptado por las autoridades españolas cerca de Azores. A bordo viajaban cinco personas, dos parejas y un quinto hombre que de acuerdo con la Policía Nacional es un histórico del tráfico de drogas en el noroeste de la península Ibérica. De no haberse producido la intervención, todos ellos lo habrían pasado «bastante mal», según explicó en su día el comandante de la Guardia Civil de Las Palmas, Jaime Relanzón: «El velero estaba en mal estado de navegación, con una vela estropeada y el motor inoperativo».

Una vez en Las Palmas de Gran Canaria, la mercancía ilícita fue descargada en el Arsenal hasta contabilizar 1.200 kilos de cocaína, tanto en fardos como en pastillas, y el Nergha quedó atracado en el Muelle Deportivo a la espera de poder resolver su situación judicial. El auto con la aprobación de la enajenación en subasta pública llegó el 9 de septiembre de este año procedente del Juzgado Central de Instrucción número cuatro de la Audiencia Nacional.

A partir de entonces, la Autoridad Portuaria de Las Palmas encargó un informe para conocer en detalle el estado de conservación del velero y fijar una tasación que sirva como precio base en la subasta. Tras visitar la embarcación, el perito constató que el velero mantiene un estado «estructuralmente muy bueno», normal para un barco de su edad -el Nergha, que pertenece al modelo Sun Oddisey 45 del constructor Jeanneau, es de 2006-, y que se encuentra «en condiciones de navegabilidad» a falta de algunos trabajos de reactivación.

Aunque la inspección no incluyó la obra viva, el perito considera que en el casco del buque, de fibra de vidrio, «no existen motivos para sospechar daños más allá del estado

general de la embarcación». El motor también se encuentra en buen estado, «por lo que con una sencilla puesta a punto debería ser suficiente», según se recoge en el informe de tasación. El interior del velero, bastante desordenado, solo requeriría en principio una limpieza y algunas reparaciones menores en la carpintería y en el exterior ocurre algo similar.

El informe concluye que resulta económicamente viable reparar y armar el Nergha para su puesta en funcionamiento. El perito estima que el barco tiene un valor de 60.000 euros, cantidad que resulta de analizar el precio de venta en el mercado de embarcaciones del mismo modelo y antigüedad -unos 120.000 euros- y aplicarle una depreciación por estado y reserva de daños ocultos del 50%. Esa misma cantidad es la estipulada por la Autoridad Portuaria como precio base.

La subasta, convocada en acto público para el 17 de enero del próximo año, también incluye otras dos embarcaciones atracadas en el Muelle Deportivo en estado de abandono, pero sin vinculación con el narcotráfico. Se trata del Stella Maris, de 1987, y el Marcaltea, un veterano barco de vela que data de 1976.

El Stella Maris presenta un estado precario, según se recoge en el informe de tasación, y en estos momentos no cumple con las condiciones necesarias para hacerse a la mar. El motor presenta claros signos de oxidación, por lo que la recomendación del perito es su sustitución por otro. En el exterior, la situación no es mucho mejor: presenta un estado muy malo y ha sido saqueado en varias ocasiones, por lo que le faltan winches, la rueda del timón o la botavara, entre otros equipos. Sale a la venta por 4.500 euros.

El Marcaltea, mucho más veterano que los otros dos veleros que salen a subasta, continúa manteniendo condiciones de navegabilidad y tiene un estado estructuralmente aceptable», según consta en el análisis pericial sobre el velero efectuado para establecer su valor. Su velamen presenta un estado de uso muy avanzado, pero su motor, por el contrario, tiene un «muy buen estado de conservación», lo que lleva al autor del informe a considerar que con una sencilla puesta a punto debería ser suficiente para volver a ponerlo en marcha con garantías de seguridad. Saldrá a subasta por un precio inicial de 3.000 euros.

Compartir el artículo

stats