Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Guzmán el Bueno reclaman mejor accesibilidad

El callejón, situado en la trasera del hospital San Martín y puerta de entrada a San Juan, presenta un aspecto descuidado con suciedad y zonas inseguras

9

Vecinos de la calle Guzmán el Bueno protestan por el abandono de la zona

A las puertas del risco de San Juan y a tiro de piedra de la plaza de Santa Ana, el callejón de Guzmán el Bueno presenta un aspecto de dejadez «alarmante». Los vecinos de este rincón de Las Palmas de Gran Canaria reclaman mejoras en materia de accesibilidad y limpieza. Se trata de un pasaje histórico donde el callao original del empedrado está muy desgastado, con empinados escalones y que carece de barandillas para dar seguridad a niños y personas mayores, indican. Hasta el momento, ya han enviado tres escritos a modo de quejas formales al Ayuntamiento capitalino.

«La dejadez institucional de la que hacen gala somete a un estado de abandono absoluto esta calle», apuntan los vecinos en el último escrito presentado al Consistorio, «impidiendo literalmente el tránsito de quienes en ella viven». Jorge Plaza lleva tres años viviendo en el callejón de Guzmán el Bueno y desde el principio ha visto las múltiples deficiencias que presenta esta zona. Tiene un bebé y cada vez que quiere bajar el carrito a la calle Ramón y Cajal se ve obligado a hacer «malabarismos» escaleras abajo.

«Quitaron parte de las malas hierbas, pero porque van a rodar una película», apunta Plaza

decoration

El callejón conecta la antigua Carretera del Centro con Real de San Juan. «Es un lugar que tiene su encanto y es una pena que esté en estas condiciones», señala Plaza. Son numerosos los turistas que cada día se acercan hasta este lugar situado en un costado del viejo hospital San Martín, «pero muchos dan media vuelta al ver las condiciones en las que se encuentra, piensan que se meten en un sitio malo y se pierden la ermita de San Juan». De hecho, parte de las viviendas que conforman el pasaje están protegidas dentro del Plan Especial de Protección (PEP) de Vegueta y Triana -las que dan a la calle Ramón y Cajal-.

Los vecinos indican en el escrito que el callejón «incumple» las directrices que establece el Gobierno central sobre accesibilidad en los espacios públicos urbanizados. En concreto, las escaleras en lo relativo a huella, contrahuella, rellanos, pavimento y pasamanos; «las barandillas son inexistentes o son deficitarias», detallan, por lo que esto constituye «un riesgo manifiesto para todos los viandantes», especialmente para los más pequeños y mayores.

Hay un tramo de la plazoleta donde el murito de protección no tiene ni 50 centímetros, según las mediciones que han hecho los residentes, «cuando por norma debería tener mínimo 0,9 metros», indica Plaza, «al otro lado hay una caída de tres metros, nos parece súper peligroso para los niños cuando juegan allí». Además, este vecino asevera que ya se han producido caídas de personas mayores. En este sentido, denuncia el mal estado del empedrado.

Y es que los escalones de la vía tienen distintas dimensiones y diferente altura unos de otros. Estos son de vieja construcción y aunque han tenido reformas en décadas más recientes, conservan las deficiencias propias de las escalinatas que conforman los históricos riscos de la capital. La proliferación de malas hierbas tampoco ha ayudado en este sentido, «hay sitios donde son súper altas», apunta Plaza, especialmente en la empinadísima subida de callaos hasta la ermita de San Juan.

«En general, la zona está bastante impracticable», asevera Plaza. En el escrito resaltan que el callejón no es propicio para el paso de personas con movilidad reducida, tampoco donde arranca el mismo en el inicio de la antigua Carretera del Centro. En este punto las aceras son sumamente estrechas, con menos de 70 centímetros de ancho, según las fotos con mediciones a los distintos espacios que aportan los vecinos en el escrito al Ayuntamiento.

El concejal del distrito Vegueta Cono Sur Tafira, Prisco Navarro, señala a este periódico que tiene constancia de las necesidades de los vecinos de Guzmán el Bueno. «Hemos iniciado los trámites pertinentes», apunta, «los técnicos de Vías y Obras irán a principios de año para evaluar qué tipo de mejoras se pueden hacer». Especialmente, indica el edil, en las escaleras con más pendiente y en la plazoleta intermedia.

El edil Navarro indica que los técnicos «irán para evaluar qué tipo de mejoras se pueden hacer»

decoration

Los vecinos también reclaman mejoras en la limpieza. «Llevamos dos años reclamando que retiren las malas hierbas y hace un par de semanas empezaron a quitarlas en una parte, pero realmente lo hicieron porque van a rodar una película», asegura Plaza. Demandan también adecentar un solar contiguo al callejón, el cual afirman que es de titularidad municipal, en el que hubo recientemente personas sin hogar pernoctando en lo que era un chamizo o chabola. «Ya no están allí, pero dejaron las chapas y demás porque la película está ambientada en las favelas de Brasil», indica.

El problema de accesibilidad de Guzmán el Bueno es un rasgo común a todos los riscos históricos de la capital -San Juan, San Nicolás, San José y San Roque-. El Ayuntamiento está redactando los nuevos planes especiales para mejorar en estos barrios, entre otros aspectos, la movilidad en su red de escaleras y callejones.

Compartir el artículo

stats