Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva sede de la Guardia Civil en el Puerto de Las Palmas estará lista en 2023

La Autoridad Portuaria adjudica a Comsa la ejecución del inmueble en el Muelle Pesquero

Recreación informática de la fachada del nuevo edificio de la Guardia Civil vista desde el muelle Sanapú.

Los servicios de la Guardia Civil localizados en el Puerto de Las Palmas tendrán una nueva sede antes de que concluya 2023. La Autoridad Portuaria de Las Palmas, que se encuentra a cargo de la ejecución de la obra en el arranque del Muelle Pesquero, ha adjudicado a la empresa Comsa la construcción del inmueble, un edificio emblemático de dos plantas concebido por el estudio Boissier y Asociados de la capital grancanaria.

Comsa ha sido seleccionada entre las seis empresas que formalizaron ante la Autoridad Portuaria sus propuestas para construir el edificio. Durante la tramitación del expediente, una de ellas, la presentada por la firma Proyecon Galicia, fue descartada al no justificar debidamente su bajo coste. La mesa de contratación se decantó entonces por la unión temporal de empresas conformada por Taller de Construcción TMR y Trop Obras y Proyectos, que había obtenido la mejor puntuación económica, pero un problema o fallo de la UTE a la hora de subir a la Plataforma de Contratación del Estado la documentación para la adjudicación a llevó a la mesa a descartarla también. Comsa, que había quedado por detrás con peor puntuación económica, pero mejor puntuación técnica, logró finalmente el contrato. 

Las obras para construir la nueva sede, que tienen un plazo de ejecución de 18 meses, costarán finalmente 2.841.854,63 euros. El edificio, llamado a ser uno de los símbolos del renacimiento del Muelle Pesquero como área de interacción Puerto-Ciudad, ocupará una parcela de 2.000 metros cuadrados y tendrá una planta en forma de Z para distribuir los espacios de manera coherente: al noroeste del inmueble, en la zona considerada más noble, se situarán las oficinas, que gracias a una fachada de hormigón prefabricado y cristal tendrán vistas hacia la ciudad. 

Fachada del nuevo edificio de la Guardia Civil vista desde el vial principal del Muelle Pesquero. LP/DLP

Los autores del edificio abogan por levantar la sede de la Guardia Civil en el Puerto de Las Palmas con paneles prefabricados de hormigón, lo que agilizará su construcción, reducirá su coste y facilitará su mantenimiento una vez en uso. Al sureste de la parcela se ubicarán las dependencias más operativas, como el Grupo Cinológico. Tras la mudanza, los canes dispondrán de perreras, instalaciones sanitarias y una zona de esparcimiento. En las nuevas instalaciones se concentrarán, además de los perros, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), la sección fiscal y el grupo de actividades marítimas. 

El diseño del edificio tiene en cuenta el carácter de frontera entre la zona de transición con la ciudad y las actividades portuarias más duras que está adquiriendo el Muelle Pesquero. La fachada que dará al Sanapú será más abierta, mientras que el costado del inmueble orientado hacia el naciente tendrá una composición más cerrada. En el entorno, la Guardia Civil tendrá como vecinos al taller de megayates de Rodritol o las nuevas instalaciones para pesca fresca de Frisu, aunque la Autoridad Portuaria también prevé trasladar a la zona la sede de la corporación de prácticos y las dependencias de la mutua Asepeyo que en la actualidad se encuentran en la avenida de las Petrolíferas, en la dársena exterior de La Luz.

Compartir el artículo

stats