Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra Nochevieja marcada por el coronavirus

La capital vigila los chalés privados en los que se preparan macrofiestas

La Policía Local ya les avisa de que harán rondas por si se saltan las limitaciones sanitarias esta noche | Los municipios ponen medidas similares al año pasado

Patrullas de la Policía Local controlando las calles de Las Palmas de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha establecido un dispositivo de vigilancia especial en las horas previas al fin de año para evitar la preparación de macrofiestas privadas en chalés particulares. Los municipios grancanarios más representativos activarán dispositivos para controlar los excesos y evitar que se incumplan las normas para evitar la propagación del coronavirus similar al año pasado, que en muchos casos son inferiores a un año tradicional, porque los ayuntamientos ya no organizan fiestas propias para abrir el año.

El Gobierno de Canarias mantuvo una reunión el lunes con representantes de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) para pedir colaboración y un esfuerzo especial para vigilar el cumplimiento de las restricciones por la pandemia durante el fin de año y día de Reyes, ante el peligro de concentraciones masivas. Sin embargo, la capacidad de respuesta de los municipios es muy limitada, sobre todo porque muchas plazas policiales siguen sin cubrirse.

A pesar de todo, los municipios mantendrán en líneas generales unos dispositivos similares al año pasado, que ya había pandemia, y que en la mayor parte de los casos es inferior a los años previos, al suspender los ayuntamientos sus grandes fiestas populares para festejar esta noche.

La capital tendrá un control sobre Vegueta, Farray, La Puntilla y la zonas de los botellones

decoration

El concejal de Seguridad de Las Palmas de Gran Canaria, Josué Íñiguez resalta que la Policía Local está llevando a cabo como principal novedad una política de vigilancia preventiva, sobre todo en las redes sociales con colaboración con el Área de Juventud, así como en la coordinación con la Policía Nacional. Y una de las medidas que se han adoptado es que las patrullas están recorriendo en estas horas previas al fin de año los lugares en los que se detectan movimientos para celebrar fiestas multitudinarias en espacios privados. En este sentido, se ha detectado algún chalé en Tafira dedicado al alquiler como vivienda vacacional con piscina en el que se estaban instalado carpas y globos, y se les ha advertido a los ocupantes que la policía les tocará en la puerta esa noche si se saltan las restricciones horarias y de concentraciones máximas de personas, aprobadas dentro de las medidas sanitarias.

Botellones

Josué Íñiguez señaló que, a su vez, se ha preparado con la Policía Nacional un dispositiva para tener presencia en las zonas tradicionales en las que se producen las mayores aglomeraciones. Este es el caso de Vegueta, que tendrá una presencia de agentes especial para el fin de año, y también se dejará notar en el Puerto, Joaquín Costa y la plazoleta Farray, así como la Puntilla, donde se suelen lanzar los voladores. De forma paralela, también las patrullas policiales harán recorridos por los lugares más tradicionales de los botellones de la ciudad.

El concejal de Seguridad señala que el plan es similar al del pasado día 24, aunque en la Nochebuena terminó siendo sobredimensionado respecto al movimiento de personas que realmente se registró. Sin embargo, también es cierto que en los fines de año tradicionales suele haber mayor movimiento de personas en la calle.

El edil señala que para este plan de seguridad también han contado con la ventaja de que se ha acabado con las limitaciones de horas extras de la plantilla, lo que facilita que las medidas puedan ser flexibles según la situación que se vaya dando en cada momento. A su vez, reconoce que al tener la capital una plantilla mayor que en el resto de municipios, tras incorporarse incluso 70 efectivos este año, tienen más posibilidades que otros ayuntamientos de la Isla para colaborar en las medidas sanitarias para frenar la propagación de la pandemia.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana de Mogán, Mencey Navarrro, avanza que la policía se verá reforzada en efectivos en la zona comercial de Puerto Rico, sobre todo para vigilar especialmente los momentos del cierre obligatorio del ocio nocturno. Todo ello, para garantizar que discurra con normalidad.

En este sentido, el edil apunta que si no surgen problemas, este personal complementario a un día normal en este municipio turístico dejará de prestar servicio desde el mismo momento en el cumpla con ese cometido y que solo se mantendrá si la situación lo requiere. En general, salvo estas patrullas será un despliegue equiparable a un fin de año tradicional.

Coordinación

Carlos Lemes, portavoz de CCOO de la policía y funcionario en Santa Lucía de Tirajana, señala que el Gobierno de Canarias apenas se ha preocupado hasta ahora de mejorar la coordinación de las policías en los municipios, lo que hubiese servido en momentos como el actual para ser más eficientes. Sobre todo, añade, porque también hay muchas localidades con las plantillas bajo mininos todo el año. La carencia se nota ahora más, cuando se requiere un apoyo extra. Y, añade, que esta es una situación muy preocupante que se reproduce en localidades de tanta relevancia como Telde y San Bartolomé de Tirajana, por su población residencial y turística.

La cancelación de las fiestas públicas que organizan los ayuntamientos reduce el despliegue

decoration

Lemes manifiesta que el Ejecutivo regional se ha decantado por promocionar la Policía Autonómica Canaria, que solo opera de lunes a viernes, y no trabaja salvo casos muy excepcionales por la noche, dejando de lado la opción de mejorar el trabajo entre las policías de los pueblos.

En este municipio del Sureste está previsto que se duplique la plantilla, ya que la suspensión de las grandes fiestas públicas hace innecesario que se multipliquen por cinco o seis los agentes como se hacía en los años previos a la pandemia. Sobre todo con la Carpa, en la que se han celebrado grandes espectáculos. En general habrá una plantilla similar a la dispuesta el año pasado, recurriendo a voluntarios.

Juan Jesús Facundo, alcalde y responsable de Seguridad en Arucas, indica que este fin de año será equiparable en el dispositivo policial a los años anteriores a la pandemia. Contará con unos 15 agentes para el fin de año, no para el día de Reyes, porque en esta ciudad no hay tanto movimiento de personas durante esa próxima jornada como en Las Palmas de Gran Canaria.

Compartir el artículo

stats