Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de Reyes | Compras de última hora

La falta de Cabalgata enfría el ambiente en la gran noche del comercio en Triana

El rastrillo de la plaza Stagno vuelve tras la Covid como reclamo para las compras de última hora

Noche de Reyes en Las Palmas de Gran Canaria

Noche de Reyes en Las Palmas de Gran Canaria Christian Afonso

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Noche de Reyes en Las Palmas de Gran Canaria Christian Afonso

Pese a que el ambiente era menos animado que de costumbre por la falta de la Cabalgata de Reyes por la calle Mayor de Triana, mucha gente compró ese último detalle de cara a los Reyes, mientras los rezagados de última hora cargaban con bolsas y estrés de aquí para allá. Ayer también abrió, entre las 19.00 y las 01.00 horas, el mercadillo de la plaza Stagno, donde una veintena de puestos ofertaron sus productos y se convirtieron en un reclamo más para esta víspera de uno de los días más especiales del año para los más pequeños, que también estuvieron muy presentes en la arteria comercial. 

Aunque algunas gotas intermitentes hicieron aflorar algunos paraguas, la tranquila y fresca tarde de ayer invitó a mucha gente a pasear por Triana y disfrutar del ambiente navideño en una de las últimas noches que quedan para dar por finiquitadas la temporada navideña de 2021-2022. La mayoría de estas personas, eso sí, iban sin bolsas, ya que la previsión parece haber reinado este año sobre el típico estrés del último momento, tan habitual los 5 de enero. «Ha sido una jornada movida, sí, pero ha habido días mucho peores, como ayer mismo (por anteayer)», comentó Amparo, de la librería Sinopsis. Precisamente, los libros son uno de los grandes «reyes» de estas fechas, y los establecimientos se engalanan para la ocasión. Según aseguró la encargada de Sinopsis, «este año hemos notado más afluencia, pero también más alegría en las compras que el año pasado». 

Algunos de los títulos que más éxito han tenido este año han sido Los Diarios del genial Rafael Chirbes, Hamnet, de Maggie O’Farrell, Por si las voces vuelven, de Ángel Martín, y Paraíso, una de las obras maestras del premio Nobel de Literatura de este año, el africano Abdulrazak Gurnah. Éxitos que tenían el stock garantizado, puesto que los amantes de la lectura «no suelen esperar mucho al último momento», según Amparo, sino que se caracterizan por su mayor previsión. 

Precisamente, Soledad llevaba una bolsa de Sinopsis con «el último regalo de este año», un libro que compró a una de sus sobrinas. «Siempre hay que regalar cultura», esgrimió como argumento. Junto con una amiga, se acercaron ayer hasta Triana para ultimar los flecos que quedaban sueltos, «porque en estas fechas siempre pasa que terminas una cosa y se te ocurre otra». En esta ocasión, fueron ese libro y un perfume, y ya regresaban a sus casas para dejar todo preparado para la llegada durante la noche de Sus Majestades de Oriente.

«Este año hemos notado más alegría en las compras», asegura Amparo, de la librería Sinopsis

decoration

Otros de los grandes monarcas de las Navidades son los juguetes. Patricia, dependienta de Nikki, atendía a última hora de la tarde a la clientela final después de una campaña muy intensa, como suele ser habitual en las jugueterías. «Sigue habiendo bastante jaleo pese a la Covid, la gente sigue viniendo y este es un día ajetreado», aseguró la mujer, para quien los compradores de juguetes no son tan previsores como debieran, hasta el punto de cogerse muchos nervios en los días previos si ven que sus deseos no están disponibles en las tiendas. 

48

Noche de Reyes en Triana Juan Carlos Castro

Este año, los mayores éxitos de ventas han sido los muñecos de animales de Little Live Pets, concretamente el cerdo y el koala, así como el inagotable mundo de Pokémon. Los juegos de mesa y los clásicos para reunirse en torno a un tablero han tenido un importante tirón, que viene ya desde época de confinamiento, y juegos como el Twister, el Conecta 4 o «todo lo relacionado con las caquitas» han tenido una gran acogida. «Siempre hay gente que viene a última hora, las personas siguen consumiendo aunque hayan comprado algo en octubre porque muchas veces se les olvida que tienen algo», apuntó entre risas Patricia. 

Varios puesteros en Stagno agradecen haber podido sacar sus toldos este año pese a la pandemia

decoration

Este año volvió, aunque solo de manera efímera durante la tarde-noche de ayer, el tradicional mercadillo de Reyes. Lo hizo a la plaza Stagno, en las inmediaciones del Teatro Pérez Galdós, de 19.00 a 01.00 horas. Mucha gente terminó adquiriendo ese pequeño detalle final en alguno de los puestos, que tenían a la venta desde juguetes a ropa, bolsos, complementos y hasta pequeñas obras de artesanía. 

La laboriosidad de la paciencia

Uno de los puestos que más éxito tenía era el de Domingo Iglesias y su mujer Gladys, dos ingenieros de la artesanía cuyas figuritas recicladas hechas con arroz y semillas causaron sensación. Un delicado y minucioso trabajo que requiere de importantes dosis de paciencia y detallismo, algo que supieron apreciar muchas de las personas que paseaban por el rastrillo. Gladys explicó que cada una de sus creaciones se hace tratando cada semilla «una por una» y utilizando materiales reutilizados de muy diversa índole, incluidas pipas o lentejas. 

Su marido Domingo comenzó a trabajar en esta única forma de artesanía hace más de 20 años, antes de que llegaran a España desde su Uruguay natal, y asegura ser el único en este país en confeccionar este tipo de obras. Esta es la primera vez que participan en una feria de Reyes de la capital grancanaria, y esperan que, a partir de ahora, les llamen más a menudo para poder dar a conocer su singular producto. De hecho, apuntó Gladys, «cuando Domingo tiene tiempo, suele trabajar en directo para que la gente vea cómo se hace», si bien en esta ocasión no fue posible porque el puesto solo iba a permanecer abierto unas cinco horas y no compensaba. 

José Carmona, justo en frente del puesto de Gladys y Domingo, tenía buenas expectativas de cara a la tarde-noche de ayer. «Siempre hay que estar con ánimo, aunque este año sea más complicado por las limitaciones de aforo y de tiempo que nos han puesto», señaló el joven, que se empleaba a fondo para vender su ropa a las múltiples personas curiosas que se acercaban a preguntar. Pese a lo limitado de las horas de apertura que tendrán, reconoció que «menos hubiera sido nada» y, con resignación agradeció que les hubieran permitido aunque sea abrir la víspera de Reyes.

Las figuritas recicladas con arroz y semillas tuvieron éxito entre los clientes del rastrillo

decoration

Era el mismo sentimiento que tenía Leonardo, quien, con mucha filosofía, aseveró que estaba tranquilo «porque todos somos realistas y sabemos lo que hay, esperamos que vaya cambiando». «El pequeño detalle es lo que cuenta ahora mismo, más que la cantidad», agregó para luego ensalzar la virtud de «reciclarse» para enfrentarse a lo que venga con la mejor preparación y actitud posibles.

No tan optimista estaba Antonio, quien montó su puesto en tiempo récord durante la tarde de ayer después de haber participado en un mercadillo en Maspalomas por la misma mañana. «En el Sur no ha habido mucho movimiento, la verdad, no sé cómo estará la cosa por aquí», valoró para luego reconocer que las expectativas pasaban por «estar aquí y ver si logramos sacar algo». Y es que mucha gente seguía en busca de ese regalo diferenciador para sorprender hoy a los suyos, aunque los menos previsores se quedaron sin regalar nada estos Reyes.

Compartir el artículo

stats