Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma del García San Román arranca con cubierta y pista nuevas

Deportes remodela el polideportivo de Schamann, donde subieron a la división de honor el Claret de baloncesto y el Molina Sport de hockey en línea

Infografía de la nueva cubierta que tendrá el pabellón Carlos García San Román-. | | LP/DLP

La del polideportivo Carlos García San Román es una historia gloriosa con no pocos triunfos y ascensos deportivos. A este pabellón de Schamann trasladaron al antiguo Claret de baloncesto de su cancha de Obispo Rabadán para que pudiera jugar en primera B y protagonizó la hazaña de escalar a la liga ACB. El Molina Sport de hockey en línea logró hace dos años la primera de sus dos Copa del Rey en la división de honor. En su interior resuenan aún los aplausos y los gritos emocionados de las aficiones de ambos equipos y de tantos y tantos otros de voleibol y balonmano que se han enfrentado y lo siguen haciendo en sus instalaciones. El Instituto Municipal de Deportes (IMD) acaba de iniciar las obras para remodelar el edificio, con la instalación de una nueva cubierta, la reforma y ampliación de la pista y la creación de una superficie nueva con gradas. Con ello se da respuesta a una demanda histórica del Molina Sport.

Vista de las obras en el Garcia San Román, que está previsto que concluyan el próximo marzo. | | LP/DLP

El empresario Pepe Moriana, que impulsó como presidente y primer entrenador -desde su fundación en 1963- al Claret de baloncesto, hoy Gran Canaria de baloncesto, atesora dichosos recuerdos de la única temporada que el equipo jugó en el San Román, en la que llegaron y besaron el santo, al logar el ascenso. Corría el año 1985. Moriana aún se acuerda de los que jugaban en ese glorioso partido contra el Nissan Maristas. Entre ellosPaz Talán, Eduardo Polo, Luis Subías, Patas Beltrán, Ángel Turégano, Luis Martín Sanz ó Berdi Pérez. El club tuvo que buscar de prisa y corriendo otro entrenador, tras la marcha a mitad de temporada del norteamericano Ray Towsend, exjugador de la NBA, que no se adaptó a la isla. Por suerte, ficharon a Pepe Clavijo, que los catapultó al ascenso. En el pabellón de Schamann comenzó a dispararse ese año la afición al baloncesto. «Cuando subimos a primera B en Burgos, nos exigían una cancha cubierta y la única que había en la ciudad era la del García San Román. Ahí disputamos todos los partidos de la primera B en aquella temporada en la que subimos a la división de honor», explica Moriana, quien recuerda que en aquel momento «la juventud grancanaria demandaba enormemente una cancha cubierta para el baloncesto y el balonmano. La inauguró el alcalde Fernando Ortíz Wiot», que gobernó en la segunda mitad de los setenta del siglo pasado, en plena transición. «La de García San Román fue la primera cancha cubierta de la ciudad, junto con la de Obispo Frías. El equipo apenas duró una temporada en el García San Román porque, al subir a la división ACB, les exigían jugar en un pabellón con capacidad para más de 3.000 espectadores. El Ayuntamiento nos hizo en seis meses una cancha en Tamaraceite. Fue horroroso lo que sufrimos con aquello, pero al final se consiguió en 1987».

| ANDRÉS CRUZ

Moriana guarda multitud de anécdotas del año que estuvieron en Schamann. «Fue cuando empezamos a vender entradas y cuando empezó a moverse la afición. Había una peña muy buena con el gran ambiente del Claret. La gente joven empezaba a acudir a los partidos. Yo me acuerdo de vender entradas en la puerta. No había palco y los políticos no sabían donde ponerse», evoca divertido. «Empezó a crecer la afición, aunque donde aumentó muchísimo fue en Tamaraceite, donde cabían 3.000 personas. Aquello fue un desmadre», subraya. Estas y otras historias las piensa contar en un libro que ha escrito sobre la historia del baloncesto grancanario que vivió en primera línea.

La reforma del García San Román arranca con cubierta y pista nuevas

El complejo deportivo ha sido testigo también del ascenso del Molina Sport de hockey en línea a la división de élite. En la actualidad son campeones de liga y se han llevado la Copa del Rey durante los últimos dos años. La primera la ganaron en el García San Román, recuerda el presidente del club Alejandro Molina, que espera revalidar el título el próximo mes de junio con la tercera copa del Rey consecutiva en Cartagena.

La reforma del García San Román arranca con cubierta y pista nuevas

Campeones de hockey

Molina lleva 44 años acudiendo al polideportivo día por día, donde primero practicó hockey sala y después hockey hielo y hockey tradicional. El club Molina Sport fue fundado en 1996. Aparte del primer equipo, en el pabellón juegan y entrenan otros cuatro de hockey. «En 1996 monté una escuela de base y la temporada 2000-2001, el primero de nuestros equipos comenzó a competir a nivel nacional. Los equipos inferiores ya jugábamos campeonatos de España, pero el que está en la división Elite lleva 23 años en esa máxima categoría», resalta Molina. En patinaje artístico, destaca la niña Elka Losa Díaz, también del Molina Sport, que ha participado en el Campeonato de España Alevín.

Durante todos los años que llevan en el García San Román, el club ha peleado para mejorar las condiciones del pabellón, que «a día de hoy son un ejemplo a seguir por los equipos de liga Elite». Así, en 1999 se consiguió que el ayuntamiento remodelara el pavimento de la pista cubierta del polideportivo, pero varios años después sufrió una inundación que deterioró las instalaciones . No fue hasta 2014 que se corrigieron parte de las deficiencias del complejo.

Las obras que están en marcha en estos momentos, adjudicadas a la empresa Carpas Zaragoza SL, son la primera remodelación que se llevan a cabo desde entonces y consisten, entre otras actuaciones, en la creación de una cubierta de 25 metros de ancho y 40 metros de largo, que ocupará una superficie de 800 metros cuadrados. Según la concejalía de Deportes, que dirige Aridany Romero, «la cubierta está formada por una membrana de poliéster de alta resistencia, con un recubrimiento especial de color blanco translúcido. Proporcionará un espacio amplia y diáfano, con un sistema constructivo prefabricado que permite un proceso de montaje rápido». La intervención, que cuenta con una inversión de 406.493 euros, contempla también la construcción de unas gradas de hormigón, sobre las que está previsto construir los almacenes para el material deportivo de los equipos. Se renovará también el pavimento de la pista, que tendrá las medidas reglamentarias y se homologará para las competiciones de carácter nacional e internacional. El edil Aridany Romero sostiene que desde el Instituto Municipal de Deportes se han «tomado en serio la rehabilitación de las instalaciones deportivas en los últimos seis años. Buena prueba de ello es lo que estamos haciendo en el San Román y seguiremos con la ampliación del Juan Beltrán, otro de los pabellones antiguos de la ciudad, de la misma forma que estamos remodelando campos de fútbol y canchas abiertas en los barrios».

Romero resalta que las obras dan respuesta a una demanda histórica «en uno de los recintos referentes del hockey y el patinaje en sus distintas modalidades. En él juega «el actual campeón de liga y copa. Además de proteger toda la base, estamos», mejorando las condiciones de los pabellones «donde juegan los equipos punteros y mal llamados minoritarios, que no dejan de crecer gracias a los éxitos cosechados por los clubes capitalinos, como el Molina Sport».

Compartir el artículo

stats