Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mejor barco colocando tuberías se pone a punto en el Puerto de Las Palmas

El 'Deep Blue' permanecerá atracado a la vista de la ciudad, en el muelle Reina Sofía, antes de zarpar hacia Brasil

El barco de colocación de tuberías Deep Blue, atracado en el muelle Reina Sofía del Puerto de Las Palmas.

El Puerto de Las Palmas acoge desde la semana pasada a uno de los barcos de colocación de tuberías más demandados en el sector petrolero en alta mar, sobre todo en el océano Atlántico. Con su singular silueta rematada por una torre con varias bobinas, el Deep Blue permanece atracado a la vista de la ciudad en el muelle Reina Sofía mientras se prepara para su siguiente trabajo, que tendrá lugar en Brasil. Su escala refuerza el papel del recinto portuario de la capital grancanaria como centro de servicios para las industrias offshore en un amplio entorno geográfico del Atlántico.

El Deep Blue, consignado en el Puerto por E. Erhardt y Cía., regresa a La Luz -su último paso por la Isla había tenido lugar en el mes de octubre- con un completo programa de trabajos. Además de las labores de reparación y mantenimiento para ponerlo a punto antes de atravesar el Atlántico, el barco recibirá suministros y llevará a cabo un reemplazo de tripulación. Su estancia total será de un mes y a continuación se dirigirá a Río de Janeiro, de acuerdo con la información de escalas de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

El barco regresará a las mismas aguas donde ha llevado a cabo uno de sus últimos trabajos. En 2019, su operador, TechnipFMC, lo envió hasta Brasil para trabajar en la segunda fase del proyecto Peregrino. Entre sus cometidos, la instalación de canalizaciones rígidas y flexibles a unos 100 metros de profundidad en la costa de Río de Janeiro, a unos 85 kilómetros mar adentro. 

Trabajos como los de Peregrino han garantizado a TechnipFMC una relevante posición en el mercado brasileño, donde ha trabajado a lo largo de los últimos años para varias compañías dedicadas a la extracción de gas y crudo. El pasado septiembre dio a conocer tres acuerdos marco con la semiestatal Petrobras para la ejecución de más de 500 kilómetros de canalizaciones flexibles hasta el año 2025 por un montante no desvelado, pero que se sitúa en una horquilla entre 500 y 1.000 millones de dólares. 

Operaciones de récord

Cualquiera de esos trabajos puede ser ejecutado por el Deep Blue. Aunque se trata de un barco veterano -entró en servicio en el año 2001- continúa estando entre los más avanzados del mundo en prestaciones y rendimiento, ya que puede instalar cualquier tipo de tubería demandada en el mercado y opera en profundidades de hasta 3.000 metros. De hecho, cuenta con el récord de las tuberías más profundas instaladas con un sistema de carrete, a una profundidad de 2.957 metros en el golfo de México.  

El sistema de instalación del Deep Blue tiene como corazón una gran torre equipada con dos sistemas para mantener la tensión en todo momento, aunque también dispone de otros dispositivos para ejecutar trabajos complejos en grandes campos petrolíferos. Las tuberías rígidas viajan alojadas en dos grandes carretes gemelos y las flexibles, en carruseles. Además, el barco puede almacenar todo tipo de estructuras en una cubierta multipropósito.

Para llevar a cabo estos trabajos, el buque dispone de tres grúas con capacidad para gestionar los grandes pesos de las tuberías y dos vehículos operados de forma remota. Con ellos, los técnicos pueden controlar en tiempo real lo que ocurre a profundidades tan grandes como pueden alcanzar las propias canalizaciones. 

El Deep Blue, con un arqueo de 33.791 toneladas y un desplazamiento de 50.122 toneladas, tiene 206 metros de eslora y 32 de manga. A bordo cuenta con acomodación para 160 personas, 22 en camarotes individuales. 

Compartir el artículo

stats