Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios Sociales detecta a cerca de 90 personas que duermen al raso en Las Palmas de Gran Canaria

La mayoría se mueve entre Guanarteme y el Puerto, donde hay cerca de 50 emplazamientos

Persona sin techo en la calle General Vives

El servicio de intervención de calle del centro Gánigo detectó a un total de 86 personas sin hogar en la capital grancanaria durante el último recuento realizado el pasado mes de julio.

Así lo aseguró la concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, quien añadió durante la comisión de pleno de Igualdad que el personal de Servicios Sociales realizó un total de 272 salidas en 2021, la mayoría por la mañana, para conocer la situación en la que se encuentran estas personas, ayudarlos e intentar incluirlos en un itinerario de integración social y laboral. Más de la mitad pernocta y se mueve en el distrito Puerto y Guanarteme, donde se han contabilizado hasta 47 emplazamientos distintos, ya que en esta zona hay varios comedores sociales, entre ellos el de Gánigo.

El gobierno municipal rechazó una moción presentada por el Partido Popular en la que planteaba la adopción de medidas de actuación urgente ante el «aumento de la indigencia» y el establecimientos de «medidas correctoras» por parte de la Policía Local de «actitudes agresivas en el ejercicio de la mendicidad, identificando los focos y personas concretas conflictivos». El concejal popular Víctor Moreno se refirió a las quejas de los vecinos de la confluencia entre General Vives y Juan Manuel Durán ante la «actitud agresiva de una persona que exige a gritos ayuda para poder comer».

Vargas indicó que se remitirá el asunto al concejal de Seguridad, Josué Íñiguez para que proceda a evaluar la propuesta e indicó que en la zona se reúne un grupo de personas sin hogar, «con una problemática asociada a consumo activo» de drogas, que eligen este punto para ejercer la mendicidad debido a la gran afluencia de personas que circulan por la zona comercial. «Se está actuando con los que admiten la intervención, de cara a facilitar su acceso a los servicios que ofrece la red de atención a personas sin hogar. Con aquellos que rechazan una relación de ayuda, la intervención se centra en intentar buscar un acercamiento», dijo la edila, quien añadió que «en el último mes se ha conseguido darles acogida a algunos en el Gánigo e iniciar con ellos un itinerario de inserción».

Recordó que el lugar ha sido tradicionalmente un punto de reunión diurna y algunos de ellos «cuentan con domicilio, por lo que no son objeto de intervención» por parte del servicio que trabaja con las personas sin hogar. «Se trata de una cuestión de seguridad ciudadana, al margen de nuestras competencias que abordaremos en breve, con el fin de corregir estas conductas», a través de la UPAL de la Policía Local.

Trabajo de campo nocturno

Vargas presentó una enmienda a la moción popular, en la que sólo aceptó el punto primero que insta al gobierno municipal, del que forma parte, a recuperar de la «forma más rápida posible el trabajo de campo de los equipos sociales de calle de Servicios Sociales que trabajan de forma directa con la población sin hogar que pernocta en la calle». La falta de acuerdo entre el personal y Recursos Humanos para retribuir el horario nocturno está provocando que estos no hagan trabajos de campo de noche.

De hecho, en 2021 sólo efectuaron tres salidas, una de ellas en el pasado mes de julio, cuando realizaron el censo de personas sin techo. Vargas insistió, como viene haciendo desde hace más de un año, que el problema no depende de Servicios Sociales . «Es un asunto de negociación colectiva con los sindicatos y Recursos Humanos. Servicios Sociales ya ha elevado una propuesta de lo que necesitamos en este horario y estamos sujetos al acuerdo definitivo. Tendremos que seguir abogando porque este se lleve a cabo lo antes posible». Por su parte, Víctor Moreno criticó el «paulatino incremento de las actitudes desagradables, conflictivas e, incluso, violentas», por parte de personas que «ejercen la mendicidad en algunas zonas de la ciudad, principalmente en los entornos del Puerto y de Vegueta y Triana». Denunció el incremento de personas sin techo, «cada vez más dramas personales y humanos, en sitios cada vez más visibles». La respuesta municipal no puede ser la aceptación de la triste realidad».

Compartir el artículo

stats