Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las administraciones se desentienden del arreglo de la Avenida Marítima

Un tramo de casi un kilómetro entre Lady Harimaguada y San Cristóbal continúa vallado ocho meses después del último socavón que afectó a la escollera

Saltarse la valla de la Avenida Marítima ANDRES CRUZ

El tramo del paseo de la Avenida Marítima situado entre Lady Harimaguada y el barrio de San Cristóbal permanece vallado desde hace casi ocho meses, tras descubrirse una grieta en la acera debido a la erosión de la escollera por el embate de las olas.

Pese a la prohibición de pasar, las numerosas personas que utilizan el paseo a pie o en bicicleta se saltan las vallas y han seguido transitando por el tramo agrietado arriesgando su pellejo cada vez que tienen que saltar por el bordillo que separa la avenida de la calzada, con el riesgo de dar un traspiés y caer al asfalto. Al peligro para los viandantes se añade el negativo impacto que el pésimo estado del tramo y las vallas producen sobre el paisaje de la principal entrada de la ciudad.

Desde el 22 de mayo pasado, en que se detectó el agrietamiento del pavimento, lo único que han hecho las administraciones, en este caso el Ayuntamiento de la capital grancanaria, ha sido vallar la zona y pasarse la pelota sobre quien tiene la responsabilidad de arreglar el estropicio.

El Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento deLas Palmas de Gran Canaria se han limitado a recordar durante los últimos meses, cada vez que algún periodista pregunta, que la obra corresponde a la Demarcación de Costas. Y Costas, por su parte, considera que el arreglo le corresponde al titular de la vía, el Gobierno canario, que ha cedido la gestión al Cabildo grancanario.

Eso al menos fue lo que aseveró en mayo pasado el anterior jefe de Costas, Rafael López Orive, quien aseguró que «Costas no es competente», porque «la estructura de la escollera forma parte de la autovía».

Este periódico intentó hablar ayer, sin éxito, con el actual responsable de la demarcación, Alberto Martín Coronel, para conocer su opinión sobre el asunto y preguntarle si el organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica tiene previsto arreglar el rompeolas.

Ayuntamiento y Cabildo aseguran que es competencia de Costas y ésta afirma que la obra corresponde al titular de la GC-1

decoration

Sí respondieron desde la Consejería de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, cuyo responsable Miguel Ángel Pérez, insistió a través de una portavoz, en que el arreglo del malecón no es competencia de la institución insular. «Las competencias de la zona peatonal del paseo marítimo son del Ayuntamiento, la parte de abajo que da al mar es de Costas y la zona de asfalto es del Cabildo», señalaron las fuentes.

Impacto de las olas

Obras Públicas aseguró en mayo pasado que la oquedad abierta por el impacto del oleaje no había dañado el relleno de la autovía y basándose en dicho argumento eludió cualquier responsabilidad en el asunto que, en su opinión, corresponde a Costas.

  No obstante, anunció que su departamento había dado los pasos necesarios para hacer el proyecto e iniciar las obras, si Costas no intervenía. Transcurrido casi un año desde entonces, en la zona no se ha movido un bloque.

La gente arriesga su vida cuando se salta las barreras para continuar con el paseo

decoration

Por su parte, el alcalde de la capital grancanaria Augusto Hidalgo aseguró la semana pasada que es a Costas a quien le corresponde arreglar el estropicio.

Ymientras las administraciones se desentienden del arreglo del socavón, las olas continúan haciendo su trabajo y degradando cada día más la escollera.

Los técnicos del Cabildo ya advirtieron en un informe realizado en 2017 sobre la necesidad de reconstruir la escollera para evitar nuevos socavones. A juicio de los técnicos es fundamental rehacer y ampliar el rompeolas en el tramo afectado para reducir el embate de las olas y evitar, además de los socavones y los hundimientos de la carretera, los cortes del tráfico en la GC-1 cuando hay fuerte oleaje.

 Subrayaron además que el muro de la Avenida Marítima «ya ha superado su vida útil, por lo que es necesario reconstruirlo». Tanto en el caso del muro como en el de la escollera, la obra que es preciso acometer supera «las labores de conservación y mantenimiento», transferidas al Cabildo y, por tanto, «deben ser ejecutada por el Gobierno canario, como titular de la vía». Dentro de las obras necesarias, los ingenieros consideraron también necesaria la restitución de una parte de la autovía.

10

Paseo marítimo cortado al tránsito de personas, a la altura del Hospital Insular Andrés Cruz

Rellenos de hormigón

Los rellenos de hormigón con los que el Cabildo se ha limitado a parchear el problema durante los últimos 16 años, «no evitan el hundimiento de la calzada», por la que circulan a diario más de 50.000 vehículos, resalta los técnicos.

Según el citado informe, realizado por los técnicos de las empresas que se encargaban entonces del mantenimiento de las carreteras insulares ( Imesapi-Hermanos Tito-Satocan), el muro de la Avenida «sufre un importante deterioro, llegando en algún punto concreto a desaparecer» la parte exterior.

Los técnicos plantearon en 2017 la necesidad de rehacer el malecón y parte de la autovía

decoration

La acción del oleaje ha provocado seis incidentes desde 2006, año en el que se produjo el primer hundimiento de la calzada, siempre en el mismo tramo situado frente al hospital Insular, comprendido entre el kilómetro 1,400 y el kilómetro 2, la parte más antigua de la autovía.

Los siguientes hundimientos se produjeron en 2012, 2014, 2018 y 2019. Conforme avanza el tiempo, los incidentes se producen de manera más frecuente.

 El socavón de 2021 no afectó a la calzada según el Cabildo, que ha colocado grandes bloques de hormigón delante de la escollera, para reducir la acción del oleaje en la estructura, hasta en tres ocasiones. La última de ellas tuvo lugar en 2014. Delante del rompeolas se pueden observar la presencia de los últimos bloques que se instalaron.

Otro problema que se solucionaría, según los técnicos, con la ampliación y reconstrucción de la escollera serían los cortes periódicos del carril derecho de la Autovía cada vez que se produce fuerte oleaje. Entre 12 y 17 veces al año se suele cortar al tráfico la GC-1 entre San Cristóbal y Lady Harimaguada.

La sustitución de los bancos del paseo, sigue pendiente


La sustitución de los bancos de la autovía sigue todavía pendiente de iniciarse, pese a que las obras se adjudicaron en octubre pasado a la empresa Pérez Moreno por 698.689 euros, casi la mitad del precio de licitación, de algo más de un millón de euros. Fuentes de la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, aseguraron que los trabajos están a punto de empezar.

El deterioro de los muretes del malecón es de tal calibre que en algunas zonas, como la situada frente al Centro Insular de Deportes, han tenido que vallarla porque la estructura se está desmoronando. Los tramos en los que se van a poner bancos nuevos son dos: el situado entre el extremo sur del Muelle Deportivo y el Centro Insular de Deportes, de 643,4 metros; y el tramo que parte del cementerio de Vegueta hasta la altura de la Guardia Civil.  

Compartir el artículo

stats