Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfombra de picón para los charranes

El Cabildo acondiciona plataformas en ambas bahías ante la llegada de este ave migratoria

Alfombra de picón para los charranes

Alfombra de picón para los charranes

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Alfombra de picón para los charranes Adzubenam Villullas

El charrán común ha convertido a la capital grancanaria en uno de sus lugares predilectos para nidificar. El Cabildo ultima estos días los nidos de estas aves migratorias en el Puerto y El Confital.

La llegada de la primavera cada vez está más cerca y con esta la visita de un ave migratoria que en los últimos años se ha encariñado con Las Palmas de Gran Canaria: el Sterna hirundo, más conocido como charrán común. Los técnicos de Medioambiente del Cabildo se están afanando estos días para dejar listos los nidos dispuestos a lo largo de las dos bahías de la capital con el propósito de dejarles una alfombra de picón donde poder criar a sus polluelos. Y es que, en esta ocasión, a las cinco plataformas artificiales dispuestas en el Puerto se suma la recién acondicionada en el roque de Matavinos o del Cabrón, en El Confital.

«En pocos días estará todo perfecto para su llegada», recalca Pascual Calabuig, veterinario del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo. Los charranes tienden a pasar el invierno en las costas de África Occidental, en países con un clima tropical, para migrar a latitudes mayores en el mes de marzo. Camino de Europa, varias parejas de esta ave marina han escogido las dos bahías de Las Palmas de Gran Canaria como hogar predilecto para nidificar. El año pasado hasta nueve parejas llegaron a criar polluelos en la misma plataforma, instalada junto al muelle Juan Sebastián Elcano -en la dársena de África-, «y eso que estaba dañada por un temporal», puntualiza el técnico.

«En la última semana hemos sacado todas las plataformas del mar para repararlas y dejarlas listas antes de su llegada», explica Calabuig. Concretamente, habla de las que están dispuestas junto a la Base Naval y el dique Reina Sofía. «La del Juan Sebastián Elcano tenía numerosos daños en los laterales por un temporal de sur que hubo el año pasado y los pájaros solo podían nidificar en un tercio de su superficie», desarrolla. Y aún así, nueve parejas convirtieron este punto en su hogar durante varios meses, «fue la más concurrida de todas».

Reparación plataforma para charranes en el Puerto. LP/DLP

Estos días los técnicos del Cabildo están procediendo a reparar estos y otros desperfectos menores, además de componer correctamente la cama de tierra y picón donde procederán a nidificar las aves. Posteriormente, con la colaboración de la Armada y la Autoridad Portuaria de Las Palmas procederán a reintroducirlas en el mar, una tarea que realizarán de la mano de los buzos de Samper.

A las plataformas que el Cabildo ha ido instalando en la bahía portuaria desde 2014 se le une ahora una nueva creada en un entorno más natural, en el roque de Matavinos o del Cabrón, frente a Los Nidillos y El Confital. El pasado mes de septiembre Medio Ambiente dejó con la ayuda de un helicóptero del GES 40 sacos de picón sobre el islote -situado apenas a 200 metros de la costa, pero casi inaccesible dada su orografía escarpada-. Los técnicos han acondicionado ahora la superficie de este peñón rocoso para que las aves puedan tener «una cama» terrosa de unos cuatro metros cuadrados donde los charranes anidarán «sin problemas».

Los técnicos colocan una maqueta de un charrán a tamaño natural como «señuelo» en el islote del Cabrón

decoration

«La pasada temporada una pareja ya nidificó en este islote, pero lo hizo a duras penas», apunta Calabuig, y es que este está expuesto a las inclemencias meteorológicas y carece de tierra donde poder hacer un nido. De ahí que lo hayan acondicionado, para que los polluelos puedan sobrevivir. La intervención de estos días ha incluido, además, la colocación de una maqueta de un charrán a tamaño natural realizado a base de fibra de vidrio y que servirá a modo de «señuelo», indica el técnico.

Charrán de señuelo en el islote del Cabrón. LP/DLP

La colonia que acoge las aguas de la capital grancanaria supera ya las 20 parejas y se acerca a los 100 ejemplares, según destaca Calabuig. «Todo un éxito», tal y como han recalcado desde las administraciones en el último año. Esta especie de ave marina había reducido su población en la isla de manera drástica dadas las amenazas a las que está expuesta, por lo que esta los nidos artificiales han logrado revertir esta situación. El nuevo nido en un islote de la bahía de El Confital permitirá, además, descongestionar el Puerto de estos pájaros, y tendrán mayores facilidades para pescar en las inmediaciones de Las Canteras.

Y es que el charrán, explica el veterinario, es una especie «sumamente territorial» por lo que se veía amenazada por la actividad humana y también por perros, gatos y ratas -que acaban con sus polluelos-. «Su presencia es incompatible en tierra en un puerto donde hay gente trabajando», subraya, en cambio, desde que están aisladas en plataformas dispuestas al abrigo de la Base Naval, el muelle Santa Catalina, el duque de Alba del Reina Sofía y el Juan Sebastián Elcano, han dejado de causar interferencias con la actividad diaria del Puerto.

Compartir el artículo

stats