Antonio Armas Fernández tendrá una calle en el Puerto de Las Palmas

La vía que conecta con la terminal de Naviera Armas Trasmediterránea llevará el nombre de su presidente, fallecido la semana pasada a los 77 años

Antonio Armas Fernández, en la terminal de Naviera Armas Trasmediterránea de Las Palmas de Gran Canaria.

Antonio Armas Fernández, en la terminal de Naviera Armas Trasmediterránea de Las Palmas de Gran Canaria. / QUIQUE CURBELO

Jacobo Corujeira

Jacobo Corujeira

El armador Antonio Armas Fernández, que falleció la semana pasada a los 77 años de edad, tendrá una calle en el Puerto de Las Palmas. El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprobará la próxima semana la designación de una vía en la dársena de África con el nombre del presidente de Naviera Armas Trasmediterránea.

La nueva calle Antonio Armas Fernández, que hasta ahora carecía de denominación, parte de la rotonda de acceso a la Zona Franca y recorre unos 700 metros en dirección este-oeste hasta el muelle Nelson Mandela. Al final de la vía se encuentra la emblemática terminal de pasajeros y mercancías que el naviero inauguró hace tres años tras una inversión de 30 millones de euros.

Aunque la zona donde se encuentra la calle aún no tiene demasiada ocupación, en ella están previstos algunos de los proyectos de mayor relevancia en el Puerto de Las Palmas de los próximos años. Será aquí, por ejemplo, donde se levante la granja de cultivo de pulpos que Nueva Pescanova ha solicitado. En la vía también está ubicada la base de la multinacional minera Kinross. 

La designación de la calle en homenaje a Armas Fernández supone la segunda vía que el Puerto de Las Palmas dedica a la saga de navieros originaria de Lanzarote. El nombre del fundador de la compañía, Antonio Armas Curbelo, luce desde hace años en la calle que discurre paralela a la avenida de los Consignatarios junto a las naves humanitarias, justo donde la compañía tuvo durante años su base de operaciones para las conexiones interinsulares. 

Armas Fernández, fallecido en su domicilio de forma inesperada el martes de la semana pasada, impulsó durante medio siglo el transporte marítimo en Canarias transformando la pequeña naviera familiar en una de las mayores de Europa. Su compañía fue la primera en incorporar barcos de carga rodada –rolones– en el Archipiélago a comienzos de la década de 1970, lo que facilitó el intercambio de mercancías, y años después impulsó las operaciones mixtas de pasajeros y carga.

Suscríbete para seguir leyendo