Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antolín Goya Coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM)

Antolín Goya: «Ningún convenio ha pasado tantos filtros en este país como el Acuerdo Marco de la estiba»

El líder estatal del principal sindicato del sector avanza las claves de la asamblea confederal que arranca este miércoles en el Puerto de Las Palmas

Antolín Goya, coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), en el Puerto de Las Palmas.

La Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, que aglutina a estibadores y otras profesiones vinculadas a la actividad portuaria, congrega en Las Palmas de Gran Canaria desde este miércoles a más de 200 delegados de toda España para celebrar su Asamblea Confederal. Antolín Goya, coordinador general del principal sindicato del sector, avanza las claves del encuentro, marcado por la inminente firma del V Acuerdo Marco.

La asamblea que arranca este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria tiene por lema ‘Nuevos tiempos’. ¿En qué consiste esta etapa?

La asamblea tiene un valor especial por el momento en que se desarrolla. Han pasado muchas cosas desde aquel conflicto que se inició cinco años atrás con la reforma que puso sobre la mesa el Partido Popular con el ministro Íñigo de la Serna. Esa reforma, hecha de espaldas al sector y sin ningún tipo de conocimiento ni responsabilidad de lo que se hacía, ha obligado a tener mucha negociación y cordura entre la patronal, los sucesivos gobiernos y nosotros. Hemos estado en permanente contacto con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y con la Comisión Europea para llegar a esta situación en la que el marco jurídico ya está claro. Lo que faltaba era que el convenio que regula el sector, el V Acuerdo Marco, también se firmase. Hemos venido negociándolo paralelamente y la firma tendrá lugar el viernes.  

¿Por qué no ha sido posible firmarlo para la asamblea?

Tenemos pactados los términos del acuerdo hace mucho tiempo. Es verdad que hemos tenido que hacer alguna modificación en el transcurso. Por ejemplo, porque apareció la reforma laboral y hubo que adaptarlo; también cuando se publicó la reforma de los Centros Portuarios de Empleo (CPE). Una vez eso ocurre ya tenemos claro el texto definitivo, pero cada organización firmante necesita un tiempo interno para poder dar el visto bueno. Nos hubiese gustado hacerlo la semana pasada, pero Anesco nos trasladó que necesitaba un poco más de tiempo para que todos sus asociados lo pudieran estudiar con tranquilidad. Se ha retrasado, pero que se firme el lunes o el viernes no tiene mayor importancia al no haber una discrepancia en el contenido.

Una vez cerrado, aún quedarán los convenios de cada puerto. ¿Qué esperan de la fase local de la negociación colectiva? 

Somos un colectivo que está muy acostumbrado a incidir permanentemente sobre el convenio colectivo. El nivel de competitividad que tenemos entre los propios puertos lleva a que si se quiere captar un tráfico hay que hacer modificaciones, por lo que estamos muy acostumbrados a tener ese tipo de relación con las empresas a nivel local. Con la adaptación de los convenios al acuerdo marco no deberíamos tener ningún problema de calado. La estructura básica que marca el acuerdo marco es fácilmente reproducible y nuestra intención es que todos y cada uno de los convenios colectivos de los puertos estén adaptados antes de final de año.

«Todo este esfuerzo debe permitir al sector tener estabilidad, que además la necesita»

Antolín Goya - Coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar

decoration

La Audiencia Nacional anuló el año pasado parte del IV Acuerdo Marco. ¿Cómo han abordado durante esta negociación los aspectos suspendidos?

Nosotros, en la defensa del IV Acuerdo Marco, decíamos que había un cambio de normativa previsto aunque el convenio en vigor sea este. Lo que pedíamos al tribunal era que teniendo eso en cuenta, se colocara en la nueva situación, pero vino a decir que no, que la norma existente es la que es, y por lo tanto si no hay un convenio adaptado es nulo de pleno derecho. El nuevo acuerdo está basado en la norma jurídica que le sustenta, la norma que se acaba de aprobar de regulación de los CPE. Por eso tenía que ser primero la ley y luego el convenio, para no tener el mismo problema.

¿Cuáles son las claves de esa reforma de los CPE? 

Un centro portuario de empleo, o lo que era la sociedad de estiba anteriormente, no es otra cosa que una bolsa de trabajadores que da servicio a las empresas estibadoras. Eso les permite un abaratamiento de los costos porque comparten el personal. Todo el nivel de formación práctica de esos trabajadores, de regulación de todo lo que conlleva tener una plantilla, es compartido. Eso las hace más competitivas, más rentables, y el funcionamiento ordinario es más económico y atractivo. La gran diferencia es que la sociedad de estiba era obligatoria, todas las empresas estaban obligadas a formar parte de ella, y sin embargo el CPE es una sociedad mutualista en la que cada socio ha decidido libremente si participa o no. 

En el último lustro, la estiba ha vivido reformas, negociaciones, informes de la CNMC, la sentencia de la Audiencia Nacional… ¿La firma traerá realmente estabilidad al sector?

Entendemos que sí, hemos trabajado mucho para eso. No debe de haber ningún convenio colectivo de este país, y dudo mucho que fuera de este país, que haya pasado tantos filtros, que haya tenido tantas lupas, tantos focos sobre él. Todo este esfuerzo debe permitir al sector tener estabilidad, y creo que además lo necesita. La importancia de los puertos para la sociedad está clara, no es algo en lo que yo tenga que hacer hincapié. Que España siga siendo seguro, con estabilidad, con grandes producciones, con calidad en el servicio que se desarrolla, es esencial para seguir creciendo, para que nuestros puertos sigan siendo referencia en toda Europa. La norma y el V Acuerdo van en ese sentido. ¿Eso significa que no vaya a haber algún francotirador, algún descontento, que quiera volver a poner en tela de juicio el modelo? Pues seguramente no, siempre lo habrá, pero el nivel de responsabilidad que ha tenido en la tramitación no solo el colectivo, sino el sector en general, nos da la garantía suficiente para entrar en este nuevo espacio.

«La firma tendrá lugar el viernes, no tiene importancia el retraso porque no hay discrepancias»

Antolín Goya - Coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar

decoration

Por sus palabras se entiende que cuentan con que pueda ser judicializado. 

Claro, nos preparamos para ello. Es más, en el momento de redactar hemos pedido informes a la Comisión Europea y a la CNMC, hemos contado con dos técnicos especialistas externos que han acompañado la negociación durante todo el periodo, hemos estado en una relación permanente tanto con el Ministerio de Transportes como con el de Trabajo, hemos invitado a la negociación a todas las asociaciones empresariales aunque haya alguna que haya declinado... Hemos intentado darle la mayor fortaleza al convenio y estamos convencidos de que aunque lo intenten, tiene solidez jurídica para ser estable. 

La estiba alcanza la paz en un momento de tensión en otros eslabones de la cadena de suministro. ¿Cómo analiza Coordinadora la situación del transporte?

Nos preocupa enormemente. Siempre hemos sido un colectivo muy reivindicativo, pero también muy responsable por la actividad que desarrollamos. Tiempo atrás tuvimos que responder –y además intentamos poner esa responsabilidad por delante– a ese bochorno que nos hizo sufrir aquel ministro, pero en todo este periodo hemos puesto la negociación por delante. En cuanto a la situación actual, vemos lo que está ocurriendo con mucha preocupación. Creemos que para la sociedad en general, y en esa también somos partícipes los trabajadores del mar, la vida cada vez es más complicada. Entendemos que ese malestar tenga un reflejo, lo comprendemos y en cierta manera hasta lo hemos compartido. Nos preocupa que la representación política de este país en general, tanto de los que gobiernan como de los que están en la oposición, esté solamente pensando en cómo queda en la foto y no en buscar soluciones reales que lleguen a la economía de las familias.

Compartir el artículo

stats