Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un libro y una planta para unir al barrio de Las Mesas

La Asociación Vecinal Finca del Bachicao ultima los detalles para celebrar este sábado su particular Sant Jordi mezclando cultura y naturaleza

Tomás Galván y Ruth Macías, dos de los miembros de la Asociación de Vecinos Finca del Bachicao de Las Mesas, revisando algunos de los libros que repartirán. ANDRES CRUZ

El Local Social de Las Mesas amanece ajetreado. Los miembros de la Asociación Vecinal Finca del Bachicao caminan de un lado para otro terminando de ordenar y envolver algunos de los 200 libros que repartirán este sábado en la plaza del barrio con motivo de la celebración del Día del Libro. El mismo número de plantas se encuentra en el suelo del lugar, a la espera de pasar a nuevas manos. 

A partir de las 10 de la mañana de este sábado los vecinos de Las Mesas y alrededores podrán acudir a la plaza del barrio para recoger un libro de segunda mano y una pequeña planta, acompañadas de un breve mensaje para felicitarles la efeméride y animarles a disfrutar del regalo. Los miembros de la asociación esperan con ganas que llegue el evento, que será el primero en el que se volverán a reunir los vecinos del barrio después de dos años de pandemia

"Al poco tiempo de fundarnos recuperamos las fiestas y aquello para la gente de aquí fue como el Coachella", aseguró uno de los miembros de la asociación

decoration

El Sant Jordi particular de Las Mesas da un vuelco más canario a la festividad y sustituye las rosas por pequeñas plantas de dragos donadas por el Cabildo de Gran Canaria, que van acompañadas de libros de segunda mano para todas las edades. La plaza acogerá obras de distintos géneros, entre las que se encuentra una selección de ejemplares de autores como José Saramago.

"Aquí no es tan habitual ver a la gente caminando por las calles. A veces las encuentras pero suelen ser personas que salen al trabajo o que dejan a su niño en el colegio y se van", explicó Tomás Galván, uno de los miembros de la asociación. Sobre la importancia del evento para los vecinos explicó que "tener esa excusa para ir a la plaza, llevar algo de nuestra parte para felicitarlos y que a lo mejor también se relacionen entre ellos es una bonita forma de reencontrarnos y de celebrar la primavera". 

Dos de los miembros de la asociación, Elio González y Erica Torres, envolviendo algunos ejemplares. ANDRES CRUZ

La idea de llevar a cabo el evento surgió hace tan solo una semana y se dio a conocer al público el lunes por las redes sociales y a través del boca a boca. Desde entonces reconocen que muchas personas les han felicitado por llevar esto a cabo y les han hecho llegar un número importante de libros para repartir. "Hay gente que no pertenece a la directiva de la asociación pero si necesitamos manos para cualquier cosa tenemos un grupo de personas que nos ayudan siempre", explicó la presidenta de la asociación, Ruth Macías, sobre el apoyo recibido hasta ahora. 

A diferencia de otras asociaciones vecinales, el grupo está compuesto de personas de todas las edades que compaginan las actividades que llevan a cabo con trabajos o estudios. Debido a esto muchas veces solo se pueden reunir todos juntos para preparar los actos a partir de la noche, pero no por ello dejan de proponer y ejecutar nuevas ideas, para las que muchas veces acaban desembolsando ellos mismos una gran parte del dinero.

Tomás Galván: "Parece que la ciudad se queda en la parte baja pero nosotros formamos parte de Las Palmas de Gran Canaria y muchas veces no llega"

decoration

La asociación nació en 2018 y al siguiente año ya recuperaron las fiestas del barrio a finales de mayo, que llevaban 17 años sin celebrarse y que los más jóvenes no habían llegado a conocer hasta ese momento. "Al poco tiempo de fundarnos recuperamos las fiestas y aquello para la gente de aquí fue como el Coachella", explicó Galván. Antes no se hacían celebraciones por el Día Internacional del Libro ni por ninguna otra fecha importante. El año 2019 fue especial para los vecinos, que pudieron reunirse y disfrutar de conciertos, juegos o bailes con motivo de las fiestas locales, la Navidad o los Finaos

"Cuando recuperamos las fiestas recuerdo a una señora que vio a otra y le decía 'la de tiempo que no te veía y que no me sentaba en la plaza'. Si las fiestas las hemos recuperado para que ustedes dos se sienten en la plaza, bendito esfuerzo, benditos dolores de cabeza porque al final todo es una excusa para encontrarnos", aseguró Galván. 

"Parece que la ciudad se queda en la parte baja pero nosotros formamos parte de Las Palmas de Gran Canaria y muchas veces no lo parece", afirmó el miembro de la asociación.  "Ahora tenemos una predisposición con el distrito y con el Ayuntamiento para empezar a hacer cosas, por ejemplo con las fiestas, pero más allá de eso solo son algunas celebraciones al año. ¿Por qué no podemos hacer cosas para nosotros?".

Compartir el artículo

stats