Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocio

Las terrazas exprés de Las Palmas de Gran Canaria tienen hasta julio para desaparecer

Los establecimientos podrán pedir la regularización de las mesas y sillas que no ocupen más del 50% del espacio público y respeten las normas de accesibilidad

Terrazas en la capital grancanaria

El próximo uno de julio tienen que estar retiradas todas las terrazas exprés, tanto las de nueva creación como las ampliaciones de las preexistentes, que fueron instaladas durante la pandemia, como una forma de sobrevivir y de sortear las restricciones más duras de la pandemia.

En esa situación se encuentran unas 500 terrazas, según ha asegurado el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, quien explicó que los que no han pedido todavía la regularización de las nuevas mesas y sillas, lo podrán hacer durante estos dos próximos meses.

«Queremos que se agilicen los trámites y que la policía sea más flexible mientras se regula el tema»

Javier Doreste - Concejal de Urbanismo

decoration

Aseguró que se dará licencia a todas aquellas que cumplan con las normas de accesibilidad universal, que no ocupen más del 50% del espacio público y que no obstaculicen las entradas a viviendas o negocios. También se exigirá mantener un paso de 1,80 metros desde la fachada hasta las mesas y los establecimientos tendrán que presentar un plano de distribución de la zona. En la ciudad hay cerca de 1.200 terrazas, de las cuales, unas 700 disponían de licencia antes de la era del covid.

En líneas generales, este fue el acuerdo que alcanzaron este lunes el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, con los representantes de los hosteleros de la capital grancanaria, quienes calificaron de razonable los plazos para retirar las terrazas exprés, establecidos en el decreto que prevé aprobar el alcalde de la ciudad Augusto Hidalgo.

En la reunión estuvieron presentes, además de Doreste, el presidente de la Asociación de Empresarios de Bares, Restaurantes y Locales de Ocio de Las Palmas de Gran Canaria, Fermín Sánchez, junto a otros representantes de establecimientos de las zonas de Vegueta, Triana, Mesa y López, Puerto, Santa Catalina y Guanarteme, entre otros.

"Todas las mesas y sillas que no estén legalizadas tienen dos meses para estar retiradas. En la ciudad hay unas 1.200 terrazas, de las cuales 700 tienen licencia y unas 500 carecen de ella "

Javier Doreste - Concejal de Urbanismo

decoration

«Les hemos comunicado», explicó el edil, «que tienen dos meses para retirar las terrazas que no están regularizadas», un tiempo que consideró suficiente si se tiene en cuenta que otros ayuntamientos sólo han dado diez días. La intención del ayuntamiento, dijo, es regularizar al mayor número posible de terrazas, tanto las de nueva instalación como la ampliación de otras anteriores, para lo que se ha llegado a un acuerdo con la empresa municipal Geursa, que dedicará todo su personal técnico a estudiar lo más rapidamente posible la solicitudes de licencias que se presenten. «Si cumplen» con la normativa, «les daremos licencia».

Doreste aseguró desconocer el número de terrazas que no están en condiciones de ser legalizadas. «La idea es regularizar el máximo número posible. Eso sí, tienen que cumplir las leyes de accesibilidad y dejar libre el 50% del espacio público», advirtió.

El decreto, que será publicado en la web del Ayuntamiento tendrá un enlace para que los dueños de los locales se informen de la documentación que tienen que presentar para legalizar la terraza.

También se estudiará la posibilidad de dar autorización a aquellas terrazas que estén ocupando plazas de aparcamiento. «Se verá una por una si afecta a la seguridad del tráfico o a las personas y se estudiará también el ancho de la calle». Tampoco se podrá ocupar, en la vía pública, la zona de rodadura de los vehículos.

Trámites

El trámite que tendrán que hacer los empresarios es el mismo, tanto para una terraza de nueva creación como para ampliar una ya existente.

«Queremos que se agilicen los trámites y que la policía sea más flexible mientras se regula el tema»

Fermín Sánchez - Asociación Hosteleros

decoration

Fermín Sánchez, representante de los hosteleros, indicó que lo que ha propuesto el concejal «va en la línea de lo que queríamos nosotros. Estamos de acuerdo en que no se puede ocupar más del 50% del espacio público y en que se garantice la movilidad de las personas con discapacidad. Para ello, las terrazas no podrán estar pegadas a las fachadas, excepto en alguna zona de la ciudad, que se mirarían aparte».

Según los cálculos de Sánchez, el 70% de las terrazas que hay en la ciudad «están regularizadas» y entre las 500 que están sin legalizar no todas son exprés, porque hay alguna que se instaló antes de la pandemia y quedó pendiente de la licencia.

Al igual que Doreste, el empresario aseguró desconocer cuántas terrazas se quedarán sin regularizar.

"Queremos que se agilicen los trámites y que la policía sea más flexible mientras se regula el tema"

Fermín Sánchez - Asociación Hosteleros

decoration

«El sector comparte la medida. Todas las asociaciones estamos de acuerdo y parece que hay buena voluntad por parte del Ayuntamiento. Lo que hemos pedido es que se agilicen los trámites y que la policía sea más flexible a la hora de hacer cumplir la normativa, que adviertan de que están incumpliendo antes de caerle con el látigo de repente y sin avisar».

Los empresarios han pedido al Ayuntamiento que exijan a todos los establecimientos que mantengan unas mínimas normas de estética y que se adapten a la normativa, entre los requisitos para la regularización.

Sánchez comparte que se establezcan limitaciones a la hora de instalar las terrazas. «Primero están los derechos de los ciudadanos. Una persona ciega que se guía por la fachada de una casa no puede encontrarse con una terraza impidiéndole el paso», consideró el hostelero, quien recordó que la creación de las terrazas exprés se justificó por la pandemia. «Nos cerraron y nos restringieron el aforo y los ayuntamientos de toda España permitieron estas terrazas exprés», porque era una forma de ayudar a sobrevivir a un sector muy castigado por los efectos económicos del covid. «Ahora ya no hay excusas para mantener la legalidad», sostuvo.

El sector intenta salir a flote, aunque según Fermín Sánchez, «va a costar muchísimo recuperar lo que se ha perdido en estos dos años. En estos últimos dos meses se ha registrado una buena tendencia. La Semana Santa ha ido bien y lo que hace falta es que la tendencia se consolide en verano, aunque todo dependerá del turismo».

El decreto de regularización de terrazas da cumplimiento, según Doreste, a la reciente modificación de la ordenanza en el pleno de marzo pasado, con la que se pretende agilizar la concesión de licencias y dar «más garantías jurídicas al sector de la hostelería. Se eliminó la norma que exigía hacer una distribución previa del espacio de una calle para instalar una terraza».

Compartir el artículo

stats