Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De 25.000 a menos de 1.800 muertes en las carreteras españolas

Pere Navarro hace unrepaso en la relevancia de los accidentes de tráfico, de 1989 a la actualidad

37

Charla movilidad segura y sostenible Andrés Cruz

Hasta 25.000 personas fallecieron en accidentes en las carreteras españolas en 1989. Una cifra que 30 años después la cifra es muy distinta. En 2019 fueron 1.755 los muertos por esta causa.

«La velocidad mata». Así de tajante se mostró el director general de la DGT, Pere Navarro, en la charla Hablemos de Movilidad Segura y Sostenible que acogió el hotel Santa Catalina este jueves y patrocinada por Guaguas Municipales y LA PROVINCIA/DLP. Ingeniero de profesión, el catalán quiso hacer «una reflexión» al comienzo de su ponencia. Para ello se remontó a 1989. «Aquel fue el año que más muertes en carretera se produjeron en España», señaló. Fallecieron, apuntó, 25.000 personas. Una cifra estratosférica que ha quedado bien lejos. En 2019 -último año previo a la pandemia con desplazamientos normalizados- fueron 1.755 las víctimas mortales, apuntó.

Hablemos de movilidad segura y sostenible

¿Cómo España ha podido reducir tan drásticamente esta cifra? Navarro resaltó que sigue habiendo una media de cuatro víctimas mortales en las carreteras. «Una cantidad que está por debajo de la media europea», señaló sacando en cierta manera pecho. Y es que algunos de los más importantes avances en materia de seguridad vial se han producido bajo su gestión; de hecho, el carné por puntos entró en vigor en 2006 durante su primera etapa al frente de Tráfico en el gobierno del socialista Zapatero.

1989. «Aquel año la seguridad vial estaba fuera de la agenda política, era algo que estaba ahí pero de lo que no se hablaba, ni nos lo planteábamos», apuntó Navarro. Habría que esperar a 2004 para que la Comisión Europea incluyera en sus objetivos reducir la siniestralidad en las carreteras de los países miembros de la UE. «Los partidos políticos comenzaron entonces a añadir la seguridad vial en sus programas», precisó el director de la DGT. 

Es más, Navarro resaltó un hito que supuso a su juicio un antes y un después. Año 2002. «El presidente francés Jacques Chirac por primera vez en un discurso de investidura se puso como objetivo reducir las víctimas mortales en las carreteras», señaló, «Francia se adelantó y hoy España tiene mejores números».

«Si hay un puesto importante en una ciudad ese es ser concejal de Movilidad», Navarro a Ramírez

decoration

Una lucha en la que el 25% de las muertes se producían en las autopistas, de ahí que hubiera que poner especial hincapié en las carreteras convencionales. Esta tendencia se ha visto recortada ampliamente, apuntó Navarro. No obstante, afirmó que los datos han empeorado en las vías rápidas, «con el aumento del tráfico en las autopistas desde que comenzaran a retirarse los peajes, los atropellos han crecido un 6%». Por el contrario, han bajado en las ciudades.

Sin duda, se trata de una realidad cambiante. De hecho, Navarro en sus primeras palabras señaló que «si hay un puesto importante en una ciudad ese es ser concejal de Movilidad», en alusión a su predecesor en el estrado del salón Palmeras del Santa Catalina, José Eduardo Ramírez, titular del área en la capital, «es un papel fundamental para conocer mejor al ciudadano».

El encuentro asistieron ediles del equipo de gobierno y de la oposición -caso del popular Ángel Sabroso, quien fuera concejal de Movilidad en el mandato de Juan José Cardona-; además de arquitectos, urbanistas o representantes de colectivos deseosos de conocer las últimas novedades en la materia y, sobre todo, poder dialogar con el director de la DGT. ¿Por delante? Queda el reto de consolidar y concienciar la implantación de las calles 30, entre otros aspectos, «el ciudadano responde bien si lo haces y comunicas bien», sentenció Navarro.

Compartir el artículo

stats