Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria impone una multa al día por el mal uso de la patineta

El 40% de las sanciones en lo que va de año son por llevar un pasajero o saltarse semáforos en rojo v «Estamos reforzando la vigilancia», apunta Íñiguez

Usuario de patineta circula por la acera en el parque San Telmo. Juan Castro

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria impone una multa al día por el mal uso de la patineta. El cuerpo municipal ha interpuesto entre el 1 de enero y el 4 de mayo un total de 120 sanciones, el 40% por llevar un pasajero a bordo de un vehículo de movilidad personal (vmp) y por saltarse un semáforo en rojo. El uso de estos vehículos, en auge en la ciudad en los últimos años, lleva regulado por la DGT desde enero del año pasado; una normativa que incluye, entre otras medidas, la prohibición de ir por las aceras. El Ayuntamiento capitalino, además, está ultimando la nueva ordenanza de movilidad, que establecerá en los 15 años la edad mínima para manejar este tipo de vehículo.

El mal uso de los VMP y el desconocimiento de las normas de circulación por una parte de sus conductores es motivo de queja de numerosos viandantes y conductores motorizados. Las imágenes de una patineta arrollando a una camarera en Vecindario dieron la vuelta a las redes sociales el pasado mes de abril. De hecho, según un estudio realizado por Línea Directa, el 67% de los usuarios de este tipo de vehículos en Canarias reconoce conducir por la acera en alguna ocasión -una acción que está sancionada por Tráfico con 200 euros de multa-. 

No obstante, las ventas de patinetas eléctricas no han parado de crecer año tras año, entre otros motivos por su gran practicidad en las ciudades y su mayor sostenibilidad con el medioambiente. De ahí que se haga necesaria la convivencia entre conductores de VMP, de vehículos motorizados y peatones. «Estamos reforzando la vigilancia para salvaguardar la seguridad vial y reducir la siniestralidad», apunta en este sentido el concejal de Seguridad de la capital, «al mismo tiempo se está haciendo una labor pedagógica para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de cumplir con las normas entre los vehículos de movilidad personal».

El 67% de los canarios reconocen circular alguna vez por la acera, según Línea Directa

decoration

Los agentes han interpuesto hasta 29 sanciones a usuarios por conducir una patineta eléctrica con un pasajero a bordo. Esta acción está completamente prohibida por Tráfico y se castiga con 100 euros de multa. En segundo lugar, la Policía Local ha puesto 20 multas por saltarse semáforos en rojo. Entre ambos conceptos suman el 40% de las 120 sanciones emitidas en lo que va de año.

Por circular por zonas peatonales y causar molestias, los agentes han impuesto hasta 16 multas. La DGT prohíbe conducir VMP por este tipo de vías urbanas salvo que los ayuntamientos digan lo contrario. En el caso de la capital grancanaria, las patinetas están permitidas en algunas vías peatonales, como Mesa y López.

Llevar cascos o auriculares es otro de los motivos de sanción a la hora de conducir un VMP, al distorsionar estos el campo de escucha y causar una distracción. Los agentes han puesto 14 multas en la capital grancanaria por este motivo. Ir conduciendo una patineta con el móvil también está prohibido; en este caso la Policía ha emitido hasta 11 multas.

Por ir en sentido contrario de circulación, el cuerpo municipal ha puesto nueve sanciones. Por ir por la calzada, siete. La DGT prohíbe conducir VMP por vías interurbanas; en el caso de la ciudad, estos deberán ir por los carriles bici y solo en caso de que en dicha calle no existan deberán circular junto al resto de vehículos.

Desde enero, los agentes han puesto 14 sanciones por llevar auriculares en una patineta

decoration

Ya en menor medida, la Policía Local ha impuesto entre una y tres multas por conducir de forma negligente, temeraria, bajo los efectos del alcohol con una tasa superior a 0,25 miligramos por litro, no respetar la prioridad en los pasos de peatones, hacer cambios de sentido de la marcha peligrosos, no obedecer la señal de prohibido, circular por el carril bus/taxi o no llevar el casco de protección.

Según la encuesta de la Fundación Línea Directa, el 48% de los canarios reconocen no usar con frecuencia el casco al ir en un VMP. El uso obligatorio de este elemento de protección está vigente tan solo desde el pasado 21 de marzo. En un primer momento, la DGT no incluyó esta medida en la legislación que lanzó a comienzos de 2021, pero la necesidad de regular esta nueva forma de movilidad de una manera más certera obligó al Gobierno central a rectificar hace dos meses.

La misma encuesta señala que el 27% de los canarios admiten haber sobrepasado el límite de velocidad estipulado para las patinetas. Según la normativa vigente, estas no deben sobrepasar los 25 kilómetros por hora. El estudio desvela lo difícil que es conciliar esta nueva forma de movilidad; de hecho, el 50% de los encuestados en toda España aseguran que dejarían de usar un VMP si tuvieran que matricularlo.

¿Qué no se puede hacer en un VMP?

  • Circulación

Solo en vías urbanas

La DGT establece que los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) no podrán circular nunca en vías interurbanas, travesías, autovías y autopistas urbanas y túneles urbanos. Además, tienen prohibido ir por aceras y zonas peatonales, lo que es motivo de una multa de 200 euros.

  • Características

Una sola plaza

Los VMP serán siempre de una sola plaza -no podrán ir dos o más personas- y no pueden tener un sillín a no ser que tengan un sistema de autoequilibrado incorporado. Deberán tener luces para circular en horario nocturno. 

  • Velocidad

Máxima 25 km/h

La DGT define a los VMP como aquellos vehículos motorizados que alcanzan velocidades de entre 6 y 25 kilómetros por hora. En caso de superar este límite pasarán a ser vehículos con motor, por lo que deberán estar matriculados, asegurados y los conductores deberán tener una licencia. 

  • Prohibiciones

Hablar por el móvil

Los conductores de un VMP no podrán ir hablando con el móvil, tampoco con unos auriculares puestos. Ambas sanciones tendrán un coste de 200 euros.

  • Obligaciones

Test de alcoholemia

Al pasar a estar considerados vehículos, los usuarios de un VMP tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol, con las mismas sanciones que el resto de conductores. Desde marzo, el uso de casco protector es obligatorio.

Compartir el artículo

stats