Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Giles: barrio de volcanes, tomateros, viento y mar

Una historia de la formación, la evolución y el presenta de este barrio capitalino

Vista de Los Giles Andrés Cruz

Esta semana les quiero acercar a uno de los barrios con mejores vistas de nuestra ciudad, el barrio de Los Giles, denominado históricamente como Lomo Quinque aunque su nombre actual podría derivar de sus últimos propietarios, la familia Gil. En el siglo XX la introducción del plátano y del tomate contribuye a que el paisaje que conforma Tamaraceite se termine de transformar. Desde finales de los años 40 hasta la actualidad experimenta Tamaraceite una profunda transformación del paisaje urbano con respecto a otras zonas del municipio de Las Palmas de Gran Canaria, ya que hasta estos años el poblamiento se caracterizaba por un lento crecimiento.

Tamaraceite y sus alrededores en los años 60 se constituye en una zona de asentamiento barato, sin planificación, cerca de la ciudad pero a la vez cerca de los núcleos rurales de procedencia de sus primeros pobladores, Artenara, Teror, Valleseco, etc. Barrios como Los Giles surgen en zonas donde las actividades agrarias comienzan a caer en desuso ya que se van abandonando los bancales y los embalses. Los habitantes de estos nuevos barrios se van a emplear en el sector terciario y en la construcción, trabajando muchos de ellos en el sur de la isla. Podemos decir que desde mediados de los años 60 y principios de los 70 Tamaraceite queda convertido en un barrio dormitorio. Al no tener más suelo en el casco, se van situando las nuevas construcciones en la periferia, surgiendo barrios satélites como Los Giles, Lomo de los Frailes, Las Suertes, Piletas o La Galera.

En los años 60 barrios como Los Giles surgen en zonas donde las actividades agrarias comienzan a caer en desuso

decoration

En una encuesta de población del I.C.E. realizada en 1996, Tamaraceite casi había doblado su población, arrojando unas cifras de 13.573 habitantes. Los Giles es uno de los barrios de nuestro distrito que más ha crecido en los últimos años. Actualmente y según datos publicados por el INE a 1 de enero de 2021 el número de habitantes en Los Giles es de 5.830. Su crecimiento se ha visto incrementado en veinte años en solo mil habitantes ya que no ha podido crecer en extensión y no se han fabricado nuevas urbanizaciones debido principalmente a la crisis en la que nos hemos visto sumergidos, sobre todo en estos últimos años. Tiene un colegio muy pequeño, cuyo número de alumnos decrece por años, demostrando que el envejecimiento de esta población es paulatino. Su parroquia, dedicada en honor a San Juan Bosco, depende de la parroquia de Tenoya y tiene un pequeño templo en la plaza del barrio, al lado de la Asociación de Vecinos del mismo nombre.

Actualmente y según datos publicados por el INE a 1 de enero de 2021 el número de habitantes en Los Giles es de 5.830

decoration

Asomado en suaves lomas, es divisado desde la Playa de Las Canteras y otros puntos de nuestra geografía insular. Los Giles, como otros barrios de Tamaraceite, fue el punto de asentamiento de muchos habitantes del norte de la isla que venían buscando un suelo barato para poder construir y tener su vivienda cerca del trabajo. Asimismo, muchos de estos terrenos que antes fueron tomateros propiedad de los Betancores y explotados por los Bonny, al ser convertido en suelo urbanizable, fueron adquiridos por muchos de los vecinos que ya habitaban en Tamaraceite y que compraron en los años 70 su solar. En torno a su núcleo principal han ido surgiendo barrios más pequeños como Ladera Alta o Cuevas Blancas que están haciéndose un hueco importante en el movimiento vecinal de nuestro distrito.

Según Boucart, la zona de Los Giles es del volcanismo Mioplioceno, formado por basaltos. Este autor sitúa en Los Giles unas fallas que tienen su prolongación a través de la barra de la playa de Las Canteras, alineándolas con el conjunto volcánico de La Isleta. Macau Vilar sitúa el conjunto de volcanes de Tamaraceite, en el que incluye el cono volcánico de La Montañeta, alineándolos en dirección noroeste-sureste, la misma que divide en dos a la isla. Para Schmincke (1977), Los Giles pertenecen al Plioceno tardío, con formaciones cuaternarias, las mismas que se encuentran en la zona occidental de La Isleta. Fuster nos habla de basaltos de la serie III (2,9 mill. de años) al igual que en La Isleta. Carracedo también habla de volcanismo reciente, aunque él hace mención a dos bocas eruptivas que dan lugar a coladas y piroclastos basálticos cuyas fechas de emisión se pueden datar en el II Ciclo volcánico, Plioceno Cuaternario.

Los Giles históricamente ha sido lugar de asentamiento del lagarto gigante de Gran Canaria, donde todavía podemos ver muchas colonias

decoration

Geomorfológicamente el conjunto de Los Giles está compuesto por dos conos volcánicos desmantelados, con una altura de 293 metros en Punta Batería. La red de drenaje tiene forma radial que ha aprovechado los interfluvios entre las coladas. La vegetación potencial de Los Giles es propia del piso basal, de carácter xerófilo, con precipitaciones escasas (menos de 200 mm.), gran insolación y altas temperaturas. Las especies vegetales más comunes son: tabaiba dulce, ecotonos con acebuchal, balos y comunidades halófilas (barrilla y cosco). En período histórico el «cardoncillo» o «cardoncillo gris» (Ceropegia fusca) característica por sus tallos cilíndricos, carnosos, blanco-grisáceos o parduzcos y flores de color marrón-rojizo. En cuanto a las especies animales, Los Giles históricamente ha sido lugar de asentamiento del lagarto gigante de Gran Canaria, donde todavía podemos ver muchas colonias, sobre todo cerca del Barranco de Jacomar.

Si queremos disfrutar de una de las mejores vistas de la capital de la isla de Gran Canaria no podemos dejar de visitar este barrio, desde el cual se observa una preciosa estampa de la Playa de Las Canteras, el istmo y el Puerto de La Luz. Para llegar a este mirador debemos subir hasta el barrio de Los Giles, donde podemos aparcar el coche y caminar hasta el mirador que da a la costa natural. Los Giles es una zona de las más importantes para el deporte del ala delta y el parapente, que en los últimos años tiene muchos seguidores en Canarias. Se ha convertido en la zona de parapente más frecuentada de la isla ya que permite sobrevolar Las Palmas de Gran Canaria, por lo que está considerado el mejor vuelo de la isla. Además, puede practicarse durante la mayor parte del año en unas excelentes condiciones de viento.

Compartir el artículo

stats