Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva protesta de los policías locales de Las Palmas de Gran Canaria porque siguen sin cobrar las horas extras efectuadas desde 2021

Denuncian la falta de vehículos y aseguran que parecen el "ejército de Pancho Villa" debido a la no renovación del vestuario desde hace tres años

Agentes de la Policía Local ANDRES CRUZ

Los sindicatos de la Policía Local USPB, UGT, CCOO y CSIF han convocado una nueva concentración el próximo 19 de mayo para protestar por las pésimas condiciones en las que tienen que trabajar y porque aún no han cobrado las horas extras que han venido realizando desde febrero de 2021 hasta ahora, cuantificadas en más de un millón de euros.

“De la partida de 2022 sólo quedan a estas alturas del año 400.000 euros”, denunció Iván Jiménez, representante del CSIF. Se trata de un problema que sufren desde hace más de cuatro años.

“En defensa de los servicios públicos y por el cumplimiento de los acuerdos y compromisos adquiridos con los empleados públicos de Las Palmas de Gran Canaria” es el lema de la concentración, que tendrá lugar delante de las oficinas municipales, a partir de las nueve y media de la mañana.

Jiménez rechazó el incumplimiento de los acuerdos y la falta de vehículos, así como el “pésimo estado” de los que hay, que “están desmigajados, porque tienen una antigüedad de más de 20 años. Estamos escapando porque no hay eventos. Desde que haya un macroevento, no hay suficiente dotación de vehículos para poder efectuar su seguimiento. No hay fecha estimada para que lleguen los nuevos vehículos. Como no hay coches para todos, tenemos que estar esperando a que venga uno que está de servicio en la calle, para poder salir nosotros”.

Tampoco se ha solucionado, añadió, el problema del vestuario, que no se ha renovado desde hace tres años. No sabemos donde se han metido las partidas para vestuario. Parecemos el ejército de Pancho Villa. Los compañeros prestándose las cosas y algunos compañeros han tenido que comprarse hasta las botas, porque no hay”.

Especialmente grave, según Jiménez, es la situación en la que se encuentra el Centro Coordinador de Emergencias de Las Palmas (Cemelpa), donde la atención a las llamadas de los usuarios se eterniza porque sólo hay una línea para contestar el teléfono. “Estamos peor que nunca”, se quejó.

Otra cuestión que sigue pendiente, recordó, son las convocatorias para actualizar el escalafón del mandos. “Llevamos desde 2016 sin actualizar el escalafón, pese a que hay una sentencia firme. La gestión del área de Seguridad y jefatura es pésima”, recordó.

Compartir el artículo

stats