Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pregunta que más se hacen los vecinos de Las Rehoyas: «¿Cuándo me van a tirar la casa?»

Los vecinos de Las Rehoyas acuden al punto de atención al ciudadano que ha abierto el Ayuntamiento en Miller para resolver sus dudas sobre la reposición

Obras del edificio Parque de Las Rehoyas, 148 viviendas. ANDRES CRUZ

«¿Sabes cuándo me van a tirar la casa?», pregunta Francisca Rivero Quintana mientras mira una serie de infografías y planos, «yo esto ya no lo voy a ver», indica resignada. Lleva casi 60 años viviendo en Las Rehoyas y ha escuchado mil y una veces hablar sobre los planes de reposición del barrio. Ese momento está ahora más cerca que nunca. El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto un punto de información y atención al ciudadano donde los vecinos de esta zona pueden acudir para resolver dudas y conocer si ya les queda menos para la tan ansiada mudanza a sus nuevas casas.

La reposición de Las Rehoyas supondrá demoler un total de 2.558 viviendas que serán sustituidas por casas más grandes y en mejores condiciones de habitabilidad. Se trata del plan de mayor envergadura de estas características en Canarias y se llevará a cabo en ocho fases, por lo que tiene previsto durar casi una década. El Ayuntamiento dio el pistoletazo de salida el pasado 31 de enero con la primera piedra del edificio de 148 viviendas que estará situado en el parque de Las Rehoyas y cuyas obras van a «buen ritmo», según indican desde Urbanismo.

Los vecinos y las vecinas de Las Rehoyas-Arapiles llevan prácticamente tres décadas oyendo hablar de la tan ansiada reposición. Casas repletas de grietas, desconchones, humedades, sin ascensor, ni medidas de accesibilidad en la entrada y de apenas 42 metros cuadrados es lo que han tenido que soportar durante décadas. Un modelo de vivienda que desde Urbanismo reconocen que ha quedado «obsoleto», de ahí que en su primera semana en activo, el punto de información haya recibido ya a varias decenas de personas.

Los vecinos preguntan cuándo les llamarán o si tienen derecho a garaje o trastero

decoration

Desde Urbanismo señalan que la pregunta ¿Cuándo me van a tirar la casa? es la que más se hacen los vecinos al acudir al punto de información. Además, también quieren saber sobre la distribución de los nuevos pisos, la nueva ubicación de los edificios -de las 2.558 viviendas 703 serán construidas fuera del barrio-, si los edificios tendrán ascensor o si tienen derecho a plaza de garaje y trastero. La forma de pago es otro de los grandes recurrentes, la mayoría tendrá que ingresar un importe de mil euros de manera simbólica.

El plan se distribuirá en ocho fases. El Ayuntamiento empezó ya la ejecución de la denominada Fase O, que consistirá en el derribo de una treintena de bloques distribuidos entre las calles Santa Luisa Marillac y Santa María de la Cabeza -actuación que por el momento no tiene fecha- y la construcción de las 148 viviendas que irán en el edificio que se está construyendo ya sobre lo que era uno de los campos del parque. Además, el Consistorio aprobó en abril la partida de gasto para el edificio de 152 viviendas de la calle Doctor Chiscano -junto al Negrín-, por lo que la idea será que salga a licitación próximamente y las obras arranquen «a final de año». 

Oficina de información reposición de Las Rehoyas. ANDRES CRUZ

«Nosotros vinimos porque queríamos saber cuándo era el derribo de nuestro edificio», reconoce Antonia Santana Mesa en compañía de su marido José Brisson González, «nos han dicho que será en la Fase 2, así que no tendremos que esperar tanto». No obstante, ellos entraron en el sorteo que el Ayuntamiento convocó en 2019, por lo que tienen la posibilidad de optar a una de estas primeras 300 viviendas. «Dicen que tenemos un buen número, así que igual nos llaman antes de lo previsto», apuntó esta vecina.

El Consistorio organizó dos sorteos en 2019. En el primero entraron las 148 familias del barrio sometidas a la fase 0 de demolición; estas optarán a una de las 300 viviendas que el Ayuntamiento tiene previsto construir entre el edificio del parque de Las Rehoyas y el de la calle Doctor Chiscano -junto al Negrín-. Desde Urbanismo señalan que, previsiblemente, los técnicos comiencen a llamar a los beneficiarios «en los próximos días» para que estos acudan al punto de información y puedan escoger sobre plano su vivienda. 

La mayoría de propietarios opta por los pisos de 67 metros cuadrados y tres habitaciones

decoration

En el segundo sorteo entraron 793 familias a modo de lista de reserva. Estas serán consultadas en una segunda fase y podrán optar a las viviendas que queden libres tanto en el edificio del parque como en el de Doctor Chiscano. Con cada llamada, los técnicos acudirán a la vivienda actual -deberán acreditar que son propietarios- y posteriormente los vecinos deberán ir al punto de información donde serán asesorados. No obstante, existe la posibilidad de renunciar al piso, incluso cuando ya esté construido, de tal manera que correría la lista.

Las familias que están dentro de los sorteos están distribuidas en cuatro bolsas de vivienda según la tipología y preferencia. Para las casas adaptadas a personas con movilidad reducida optan 20 propietarios; para los pisos de dos habitaciones y 58 metros cuadrados, 65; para las que superan los 70 metros y al menos tres habitaciones, 65; y para la medida estándar de 67 metros cuadrados y tres habitaciones 433. «Se entregarán todas las casas que queden disponibles tras la primera fase de 148 solicitantes», precisan desde el área de Urbanismo.

Lo cierto es que la mayoría de vecinos tienen ya ganas de ver la reposición del barrio como una realidad. «Espero que me llamen ya en estas semanas», apunta Raquel Márquez, vecina de Santa Luisa de Marillac, quien acudió el viernes al punto de información para «actualizar el teléfono» y poder así recibir la tan ansiada llamada para escoger su futura casa. «Vine también de parte de una amiga, que quería saber qué derecho tenemos a plazas de garaje y trasteros», añade. En este sentido, cada futuro propietario podrá optar o renunciar a ambos; desde Urbanismo aclaran que se repartirán una vez estén viviendo en el nuevo edificio mediante sorteo.

Ascensores

Los vecinos también están acudiendo al punto de información para preguntar por cómo serán los edificios nuevos y si tendrán ascensores, algunos con escepticismo. «Quería saber cuántas alturas tendrán los edificios, si los vecinos son unidos y pagan comunidad bien... si no, el ascensor lo veo y no lo veo», apunta Bartolomé Suárez Vega, quien reside en la calle Virgen de Lourdes desde 1978, por lo que tocará previsiblemente la Fase 5 en la demolición.

«Al final es un macroproyecto del que también se beneficiará el resto de la ciudad», resaltan desde el área de Urbanismo. La completa renovación de Las Rehoyas-Arapiles permitirá sustituir un barrio sumamente degradado por el paso del tiempo; «hay ganas porque el edificio está muy estropeado», admiten Antonia Santana Mesa y José Brisson tras consultar el punto de información.

El punto de información abre de lunes a viernes en horario de 09:00 a 13:00 horas

decoration

De hecho, el parque de Las Rehoyas crecerá hacia el interior del barrio actual. El área resultante ganará un 64% más de espacios libres, con 2.227 árboles nuevos. Además, habrá una reducción del 76% asfalto al desaparecer calles enteras para ser sustituidas por zonas verdes, nuevas dotaciones y los nuevos edificios. Esto permitirá mejorar la calidad de vida de los vecinos y las vecinas.

Por otro lado, el proyecto incluye la demolición del actual colegio del barrio, el cual será sustituido por uno nuevo. La idea también será destinar parcelas con fines comerciales y otra con uso comunitario y social, en sustitución de la que ahora está en la calle Santa Luisa de Marillac.

El punto de información se encuentra en las oficinas municipales de Miller Bajo -junto al centro de salud homónimo-. Los interesados pueden ir a consultar los planos e infografías, tanto del futuro barrio como de las nuevas viviendas. El lugar esta abierto en horario de 09.00 a 13.00 de lunes a viernes. Allí serán atendidos por técnicos y una trabajadora social.

Compartir el artículo

stats