Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MOVILIDAD

El nuevo vial de Tamaraceite Sur aísla los comercios y perjudica a los vecinos

Los comerciantes aseguran que las ventas se han reducido en un 50% desde que dejaron de pasar las guaguas que conectan la zona con los barrios

Comercios en Tamaraceite Juan Carlos Castro

El nuevo vial que conectará la GC-300 con las nuevas promociones de viviendas de Tamaraceite Sur, a punto de finalizar, ha aislado a los comerciantes de la carretera general y está perjudicando a todos los vecinos del distrito porque al eliminar la conexión que existía entre el antiguo cruce de San Lorenzo y la rotonda del centro comercial Alisios ha provocado que dejen de circular ocho lineas de guaguas que comunicaban los barrios con el centro del distrito.

     La finalidad del nuevo vial es conectar con los nuevos bloques de viviendas de Tamaraceite Sur, pero  lo que ha conseguido, además de quitarle clientes a la zona comercial abierta de Tamaraceite, es complicarle tremendamente la vida a los vecinos de Piletas, El Toscón, La Suerte, Isla Perdida y otra veintena de barrios del distrito, que ahora tienen que caminar cerca de un kilómetro para ir al centro de salud o utilizar otros servicios como Correos, los bancos y los comercios, porque las guaguas ahora los dejan en la Cruz del Ovejero.

Conchy de Morales, presidenta de la asociación Zona Comercial Abierta de Tamaraceite, advierte que las ventas de los comercios se han reducido en un 50% desde que comenzaron las obras del nuevo vial en noviembre de 2021.

“Pasaban ocho guaguas por la carretera general tanto de subida como de bajada de Global y de Guaguas Municipales. Ahora sólo hay dos de subida y ninguna de bajada. Nos hemos quedado aislados. Si tú vas a Tamaraceite a comprar algo y la guagua te deja a un kilómetro de donde estamos nosotros, seguramente lo comprarás en el centro comercial. ¿Ovas a volver para atrás?», pregunta.

Denuncia que la eliminacion de la conexión solo beneficia al centro comercial Alisios

decoration

Lo que más indigna a vecinos y comerciantes, propietarios de pymes y emprendedores, es la falta de información por parte del Ayuntamiento y la negativa de la concejalía de Urbanismo a hacer una bifurcación en el nuevo vial, que resuelve el problema perfectamente.

Pequeños empresarios y vecinos acusan al responsable de Urbanismo, Javier Doreste, de «no dar la cara», después de haber «faltado a la verdad» antes de iniciar la obra. «Doreste nos dijo que no se iba a quitar la conexión, que habíamos leído mal los planos. Quedó en que vendría nuevamente con un técnico y todavía estamos esperando. Quien estaba equivocado era el concejal. Lo peor ha sido la falta e información», señalan.

Por parte de los vecinos, el presidente de la asociación Aythami, Juan Manuel Calderín, criticó el problema que ha generado Urbanismo y se ha dirigido, junto a los comerciantes, al alcalde Augusto Hidalgo, al que «le pide cabeza y corazón en el asunto y que busque una solución lo antes posible», porque las obras están a punto de terminar.

«No pedimos mejores servicios, sólo pedimos que no nos quiten lo que teníamos. No podemos retroceder en una materia tan importante como es la movilidad de los ciudadanos y perjudicar a las pymes», que crean empleo en la zona.

 «Se pasan todo el día hablando de impulsar el comercio y la emprendeduría y que cojamos el transporte público. Qué guaguas quieren que cojamos si nos quitan las que conectan con el centro del distrito, donde están todos los servicios. Esto no favorece a nadie, sólo a los grandes», sostuvo De Morales, quien sostiene que para hacer el nuevo vial «no era necesario eliminar la conexión antigua. Es todo un despropósito increíble».

Los residentes de los barrios tienen que caminar ahora un kilómetro para ir al centro de salud

decoration

Las guaguas, sostienen los vecinos, se enteraron del cierre de la conexión «cuando ya estaba a la carretera cortada, nos aseguró el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez. El día que iniciaron las obras había gente en las paradas porque la compañía no pudo avisar de ese corte, por esa falta de coordinación que hay en el Ayuntamiento. Las compañías de guaguas nos dicen que restituyen los servicios si hay carretera por la que circular».

La medida también empeora, añaden, el tráfico de la zona, «porque era una vía de escape para desahogar la circulación. Es que si me apuras, ni siquiera beneficia a los Alisios. Nos consta que el concejal Ramírez ha hecho un informe de movilidad pidiendo la conexión, pero Doreste no ha vuelto a dar la cara». Este periódico intentó hablar, sin éxito, con Javier Doreste. Desde su departamento se limitaron a decir que el vial «está recogido en el Plan General de 2012».

Compartir el artículo

stats